Algunas de las mejores escenas de la década

Una de las cosas que quiero destacar de la década 2010, es el avance logrado en términos de diseño de imagen. A través de dos generaciones nutridas por la implementación de la alta definición, los videojuegos comenzaron a recrear entornos mucho más detallados, definidos y realistas. La iluminación, el sombreado, la distancia de dibujado y sobre todo las expresiones faciales, movimientos corporales y texturas de los personajes, marcarían una gran diferencia con tecnologías de anteriores generaciones de consolas o placas de video. Lo mencionado, se sumaría a la contratación de actores reales y la utilización de tecnologías para captar hasta el más mínimo movimiento, aproximando las obras a un fotorrealismo que ensancha las pupilas.

A continuación, destacaré algunas escenas icónicas sucedidas en mundos virtuales, aunque en ocasiones, pudieron haber desencadenado un fenómeno social. La aclaración la realizo con el objetivo de diferenciar los momentos seleccionados para este artículo -escenas, momentos virtuales– con momentos sucedidos en la realidad, como el reciente “You are breathtaking!”. También debo indicar que las escenas han sido recopiladas en base a mis experiencias en la década 2010. Estoy seguro que faltará más de un momento, el cual, por alguna razón, no entró en este artículo.

The Last of Us (Naughty Dog) – Lo juro

Final de The Last of Us

The Last of Us cambió la manera de contar y jugar las historias. En la década 2010, pocos personajes se mostraron tan humanos como los de la obra de Naughty Dog. Una campaña que apuntaba a ser un videojuego más de acción, terminó cambiando las normas de manera inesperada. Lo más importante es la relación entre Joel y Ellie, entre un padre destrozado y una niña que internaliza las experiencias de un mundo violento. Con diferencias en un principio, pero encontrando más de un motivo para amarse en un final, el videojuego cierra el telón con una secuencia que quiebra expectativas. Es un desenlace que muestra el lado egoísta, mentiroso, pero al fin y al cabo, humano, de Joel, frente al inocente pedido de Ellie por abandonar las dudas que la carcomen la cabeza, “Dime que todo lo que mencionaste sobre las Luciérnagas es verdad” menciona ella, “Lo juro” dice él, mirándole a los ojos.

FarCry 3 (Ubisoft) – Locura

Vaas Montenegro es un antagonista que hoy en día se vería trillado. Un asesino a sangre fría con mucho carisma, el personaje estrella de la saga FarCry se fijó con alfiler en la memoria de millones de espectadores en la presentación de FarCry 3 para el E3 2011. Aquella escena, la primera que vimos del videojuego, exponía a nuestro personaje, Jason, en primera persona, mirando fijamente a Vaas quién antes de lanzarlo por un precipicio decide darle la definición de locura. Con la excelente actuación de Michael Mando, recibiríamos uno de los mejores monólogos de la historia de los videojuegos: “La cuestión es que ya te maté una vez. Y yo no soy ningún puto pirado. Está bien. Todo eso ya es agua pasada. ¿Sabes cuál es el significado de locura?”.

Bioshock Infinite: Burial at Sea (Irrational Games) – ¿Quieres?

La mejor escena de la saga Bioshock

Con Bioshock Infinite, la saga de Irrational Games volvía a introducirnos en un distópico mundo de ciencia ficción y fantasía. Fue un videojuego que a pesar de recibir algunas críticas por parte de los jugadores, supo plantar unas escenas de combates maravillosas, con un equilibrio perfecto entre estrategia y acción, decidiendo en qué momento utilizar un poder y cuándo frenarnos a gastar un cargador de balas. Pero más allá del apartado jugable, Bioshock Infinite debía culminar la historia de una saga compleja y quizás no ayudaba demasiado el añadido de los portales que cruzaban el espacio/tiempo de varias dimensiones. Burial at Sea, la expansión de Bioshock Infinite, llegó a nosotros, dijo “Hold my Beer” y a través de dos capítulos con altibajos en términos jugables pero un excelente nivel narrativo, puso un rotundo punto y final. La escena que quiero destacar, justamente, es el desenlace, donde observamos un cruce entre el mundo de Rapture y Columbia, entre el antagonista del primero y la co-protagonista del segundo. Se presenta un plano que es para encuadrar, se completa el objetivo que se nos venía pidiendo durante toda la aventura -encontrar el mensaje encriptado- para finalmente, estrechar manos entre ambos mundos, generar una injusta alianza entre Atlas y Elizabeth, ejecutando, al final, el inicio de la saga: “Dime, ¿qué pone?” pregunta Atlas, “Dice… ‘¿quieres?’” responde Elizabeth, en sus últimos suspiros. “Tenemos la frase de activación”, afirma el principal antagonista de Bioshock.

Metal Gear Solid V: Ground Zeroes (Kojima Productions) – Kept you waiting, huh?

Metal Gear Solid V es el mejor videojuego de sigilo hasta el momento. A pesar del notable recorte en la campaña de Phantom Pain, la quinta entrega para la saga Metal Gear Solid pone sobre la mesa unas limpias mecánicas de juego, listas para utilizar a nuestro antojo en un entorno abierto, modificado por cuestiones externas como el clima o el horario. Metal Gear Solid V: Ground Zeroes viene a hacer de prólogo en esta historia repleta de emociones. Un primer bocado del banquete, y que si bien es efímero, mantiene muchísimos elementos característicos de Metal Gear Solid en general. Con un primer plano en el rostro de Big Boss -por primera vez, en consolas de actual generación-, el protagonista mira a la cámara y dice, “Kept you waiting, huh?” una referencia a la pregunta estrella de la franquicia, pero al mismo tiempo, una manera de interpelar al jugador que contó los días para disfrutar del quinto capítulo.

Resident Evil VII (Capcom) – Sé que no querías hacerme daño

A principios de la década, la franquicia Resident Evil ya había dividido las aguas entre los que defendían las entregas modernas -Resident Evil 4, Resident Evil 5- y los que le hacían cara, exaltando la trilogía clásica salida en la primera PlayStation. Sin embargo, no sería hasta un par de años más tarde, con Resident Evil 6, que la franquicia llegaría al punto más bajo en términos jugables y narrativos. El remate llegaría con Resident Evil Operation Raccoon City, y desde ese momento, los fanáticos más acérrimos comenzarían a dar por muerta una franquicia que en el pasado, había sido la mayor exponente del survival horror. Por suerte, para el año 2017 se lanzó Resident Evil VII, una suerte de reinicio para la saga de Capcom. El inicio de esta desventura es uno de los mejores que podemos disfrutar en una obra del mismo género. Jack Baker, junto a Mia, harán algunas apariciones con mucha violencia explícita, gritos e insultos, mientras nosotros nos encontramos completamente indefensos: sin armas para defendernos y sueltos en una laberíntica casa desconocida. Las primeras escenas de Resident Evil VII se marcan al ritmo de nuestra habilidad, pero con la presencia ineludible de estos enemigos. Se construye un inicio fascinante, con mucho survival horror. Una experiencia que deja buen gusto luego de vivir la peor década de la franquicia.

The Walking Dead: A Telltale Games Series (Telltale Games) – No… coman… la cena…

Telltale Games se durmió en sus laureles al aplicar las mismas mecánicas jugables a sus obras, año tras año. Pero el estudio tiene una mano envidiable para guionar videojuegos, eso no lo podemos negar. En su momento de máximo esplendor, propusieron la aventura gráfica The Walking Dead con una serie de mecánicas jugables las cuales se irían estructurando a partir de las decisiones tomadas a lo largo de la aventura. La historia se construía al gusto del jugador, logrando que éste se haga cargo de las escenas jugadas. Es así como llega un capítulo en el que nos encontramos con una familia la cual vivía en una granja y que sin animales a la vista, se alimentaba diariamente con carne fresca. La sospecha salta en seguida, pero es el mismo jugador el que debe decidir cómo llevar la situación. Fue un momento que jugaba con la ética, cargando a la espalda del jugador un puñado de decisiones de gran impacto, con resultados explícitos y repugnantes.

God of War (Sony Santa Monica) – Boy!

God-of-War-2018-Reseña-PS4-escena-kratos-comeback

Desde el desenlace que supuso God of War 3, hemos recibido alguna que otra entrega que si bien ofrecía aportes al lore, no terminaba de contentar a los seguidores que deseaban una continuación. God of War: Ghost of Sparta o God of War: Ascension fueron grandes videojuegos, pero precuelas, al fin y al cabo. El final de God of War 3 dejó muchos cabos sueltos como para que se sigan hilando hechos anteriores, necesitando una explicación al rastro de sangre y saber qué sucedió con el mundo luego del supuesto suicidio del Dios de la Guerra. En la conferencia de Sony para el E3 2016, se encontraron algunas respuestas. Kratos nunca murió y la vida siguió adelante, al menos, en tierras nórdicas. La escena en la que el Espartano llama a Atreus, asomándose de entre las sombras fue emocionante. Luego, sería levemente modificado para su versión final, aunque no perdería la magia de reencontrarse con Kratos.

Éstos han sido algunos de los mejores momentos (virtuales) que nos regaló la década. Pero estoy seguro de que faltan muchos más, por un lado, porque el impacto de las escenas es subjetivo, además, porque no me daría el tiempo para recopilar tantas secuencias. ¿Lloraste con el final de Telltale Series The Walking Dead? ¿No podes sacarte de la cabeza la primera aparición de Mr. X en Resident Evil 2 Remake? ¿Y qué opinas del giro inesperado en el final de Call of Duty: Ghosts? Hay muchísimos momentos que se ganaron un espacio en la memoria de los jugadores, algunos, debido a las nuevas tecnologías de captura de movimiento, otros, por la admirable labor artística de sus estudios. Sin importar el motivo, sigamos disfrutando de este medio de expresión y su enriquecimiento a la hora de presentar un relato.

Por una nueva década repleta de momentos inolvidables.

Contacto

1 comentario

  1. Yo agregaria la pelea contra Sans de Undertale, sin dudas tiene que ser una de las escenas de la decada
    PD: Es un temazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.