Reseña de God of War – Aprendiendo de un Dios sabio

Reseña de God of War (2018) en PS4

La furia de Kratos rompió el equilibrio del mundo griego. No hay lugar habitable, solo destrucción y caos. Condenado a vagar por el resto de sus días, Kratos caminó hasta llegar a unas preciosas y al mismo tiempo, peligrosas tierras nórdicas, reiniciando su vida como padre, esposo y Dios de la guerra.

Desde su anuncio oficial en la E3 2016, God of War ha levantado expectativa e incertidumbre entre los fanáticos. Todas las dudas apuntaban a cómo afectarían el lavado de cara que se le dio a la saga. Hay muchos cambios, que van desde la forma de contar la historia hasta la manera en que jugamos la misma. Y si todavía sentís temor por si se perdió algo de la esencia de la saga, estás en el lugar indicado para despejar dudas. ¡Reseña sin spoilers de God of War!


God-of-War-2018-Reseña-PS4-Kratos-inicio

En la primera hora de juego, estaremos ante los pilares más gruesos que sostendrán la experiencia brindada por el título. Un Kratos como mentor, una exploración formidable y una buena dosis de Furia Espartana.

A diferencia de los anteriores seis juegos que conformaron la “saga griega” en esta ocasión no iniciaremos un viaje heroico, ni en búsqueda de venganza o algo que ponga la bronca del protagonista como eje. El objetivo será llevar las cenizas de Faye -esposa de Kratos y Madre de Atreus, hijo del Espartano- a la montaña más alta del Reino. El último deseo de esta misteriosa mujer y la relación padre e hijo para cumplirlo pueden resumir las claves narrativas del videojuego.

Si bien puede estar medio trillado este comentario, estamos ante un God of War completamente humano, donde se barajan sentimientos de todo tipo. Kratos tendrá una figura de mentor ante su hijo, quien con diez años estará por realizar el viaje más emocionante de su vida. Es por esto por lo que a menudo encontraremos situaciones de regaño, simbolizando el camino que Kratos le quiere trazar a su pequeño aprendiz de modo que no cometa sus mismos errores. Con diez años, los caprichos y dudas se mostrarán todo el tiempo, llevando a una inocencia que choca constantemente contra las experiencias del formidable, Dios de la Guerra Griego.


God-of-War-2018-Reseña-PS4-Atreus-aprendiendo-a-cazar

Kratos ha reiniciado su vida, ha querido alejarse de los problemas, de la sombra y la luz de los Dioses, pero sabemos que en un God of War esto no puede durar demasiado. El fantasma de Esparta se encontrará entre la espada y la pared al tener que enseñarle a su hijo el debido comportamiento para no caer en el lado oscuro, pero al mismo tiempo, las cosas no se pondrán fáciles y el mundo nórdico se mostrará cada vez más agresivo y como una traba a la hora de cumplir con el último deseo de su difunta esposa. Estamos ante un argumento con un constante tira y afloja, entre la redención y la furia.

Para coronar una buena historia se necesita el apoyo de otros apartados, y puedo asegurar que God of War hace gala de cada uno de estos. Las emociones de absolutamente todo tipo se desnudarán ante el juego. Vas a tener momentos de tristeza, felicidad, temor, enojo, pero nunca indiferencia. Una infinita montaña rusa de emociones sin control de frenos.


God-of-War-2018-Reseña-PS4-escena-kratos-comeback

Los cambios que ha recibido la saga se han implementado muy bien. Cada capítulo que se juegue es un placer ante los ojos. El apartado artístico es maravilloso, los escenarios esconden detalles por todos lados haciendo normal que nos frenemos a presenciar las vistas desde una roca con altura o una costa con visión panorámica.


God-of-War-2018-Reseña-PS4-diseño-de-arte-escenarios

El lado argumental sigue un camino cinematográfico, muy probablemente inspirado en estilos que impusieron grandes estudios como Naughty Dog o Kojima Productions. No es un juego con una gran cantidad de personajes involucrados, pero el que encontremos, abrirá el telón dando paso a una danza de aspiraciones y temores. Las escenas dotan de un gran carisma a cada uno de los personajes que veremos, sin importar su importancia en el argumento. Tienen una construida personalidad, nos olvidaremos de su presencia ficticia.

Seguir leyendo:  God of War pierde su etiqueta de exclusivo en la web oficial de EEUU

Al mismo tiempo, la historia se beneficia con la utilización de “plano secuencia”. Esto quiere decir que toda la aventura se construye en un solo plano el cual cambia de posición y ángulo, para finalmente apoyarse sobre el hombro de Kratos, indicando que retomamos el control jugable. Esto es importante ya que, por un lado, de forma inesperada, puede surgir una cinemática que represente un nuevo quiebre en el argumento, por ejemplo: llegar a una puerta y que se despliegue una cinemática mostrando lo cansado que está nuestro hijo Atreus. Asimismo, este plano secuencia sirve de manera excelente para camuflar los tiempos de carga. No notamos influencias en el rendimiento, no esperamos ansiosos ningún minuto y cuando queremos acordar, retomamos el control del protagonista. 


God-of-War-2018-Reseña-PS4-kratos-comienzo-de-la-campaña

Por otro lado, a lo largo de las más de 30 horas que dura aproximadamente la campaña, tendremos a nuestra disposición más de un reino para explorar con total libertad. Cada uno, diferenciado del otro por sus enemigos y ambiente, descubriendo lugares helados, calurosos o con abundante vegetación. 

En algunos casos, tendremos que hacer uso de un bote para desplazarnos por alguno de los Reinos. El bote conforma un importante agregado, donde se realizarán intercambios de palabras entre Kratos y su hijo, manteniendo el hilo argumental fuera de las misiones principales e introduciéndonos progresivamente en el vasto Mundo Nórdico. Además, con este medio de transporte, nos podremos trasladar a cualquier costa del Reino, desplegando una alfombra roja a una maravillosa característica del juego: la exploración. 


God-of-War-2018-Reseña-PS4-exploración

La exploración es, probablemente, lo que más nos llevaremos de este nuevo God of War. Cuando nos acercamos a una isla desconocida, nos adentramos en la búsqueda de cofres, tesoros, combates contra enemigos normales, mini jefes y más. Esto no solo es algo fresco en la franquicia, sino que funciona perfectamente gracias al sistema de intercambio introducido en las tiendas, las cuales encontramos a lo largo y ancho del reino. En las tiendas podremos comprar y vender objetos de todo tipo, desde una armadura, hasta distintas pociones que modifican nuestras estadísticas. Todo lo que se compra, reclama distintos tipos de “monedas” que debemos hallar en nuestra aventura. 

Las misiones secundarias también tienen protagonismo en God of War. Lo mejor es separarlas en dos, teniendo por un lado los favores y por el otro, los coleccionables. 

Seguir leyendo:  ¿God of War en PC? A su director le encantaría

Los favores consisten en variados encargos que nos estarán encomendando algunos habitantes del Reino. Si los realizamos, obtenemos experiencia, objetos para intercambiar en las tiendas y otros tipos de recompensas fijas. Este tipo de actividad secundaria suele ser un “garrón” en muchos videojuegos de este estilo, pero este no es el caso. Los favores tienen un buen trasfondo argumental, nos abren nuevas zonas para explorar y, además, nos premian con buenos objetos, algunas veces, exclusivos de esa misión. 

Los coleccionables, en cambio, conforman un total de actividades que estarán surgiendo paso a paso a medida que descubrimos el mundo. Puedo poner como ejemplo, la búsqueda de un tesoro, el enfrentamiento ante un mini-jefe, la búsqueda de artefactos, runas, desafíos, etc. 

De manera indirecta, estos añadidos secundarios le darán vida al Mundo. Sin darnos cuenta, nos adentramos de lleno en el Reino: encontramos un mapa del tesoro, salimos en su búsqueda; resolvemos rompecabezas; derrotamos un jefe opcional; brindamos ayuda a algún personaje que se encontraba vagando en la costa, y un largo etcétera. La exploración no concluye nunca, pero brinda una grata sensación de conocimiento gradual y viaje a través de lo desconocido. 


God-of-War-2018-Reseña-PS4-objetos-perdidos-misiones-secundarias

La banda sonora cumple con lo prometido y esperado por todo seguidor de la franquicia. Grandes momentos, nos pondrán los pelos de punta gracias a la épica música que retumba en nuestros oídos y se instala en nuestra memoria, una vez más. 

Los sucesos más importantes de la campaña toman forma con la banda sonora del título y el efecto es tan bueno, que, sin lugar a duda, se pueden contar como mínimo, tres escenas que se posicionan entre las más memorables de la historia de la franquicia. Como ya es costumbre, cada combate contra enemigos y jefes, será elevado a niveles insostenibles de epicidad, pero el cambio radical se encuentra en las cinemáticas, mucho más elaboradas, donde la música cumple un papel transcendental. 


God-of-War-2018-Reseña-PS4-combate-contra-primer-jefe-troll-e3-2016

Otro de los cambios más considerables, es en la jugabilidad del título. Controlamos a Kratos con una cámara en tercera persona, ubicada en su hombro. En el combate, todo es más lento y táctico, a comparación de las anteriores entregas, pero no se perdió en ningún momento la sensación de jugar un God of War. Llegarán ocasiones en las que tendremos que eliminar a una gran cantidad de enemigos, abriendo paso a la brutalidad y un adictivo frenetismo. También habrá momentos en los que tendremos que pensar cada paso, esquivando ataques y contraatacando en el momento adecuado. 

Nuestro protagonista no puede saltar, algo que despertó el miedo de muchos fanáticos hace unos meses, pero te aseguro que no hará falta en ningún momento. Con o sin salto, Kratos lanza a sus enemigos en el aire y encuentra, junto a su nueva arma, ingeniosas formas de aniquilar al enemigo. 

El Hacha de Leviatán es el nombre que llevará a partir de ahora el arma principal de Kratos. Si bien no da lugar a grandes combos, como anteriormente sí lo hacían las espadas del caos, tiene peculiares características: podemos arrojarla hacia un enemigo y clavarlo contra una pared, congelarlo, partirlo al medio o realizar nocivos ataques especiales. 


God-of-War-2018-Reseña-PS4-hacha-de-leviatán

Cada vez que arrojamos el Hacha de Leviatán, podemos recuperarla en cualquier momento pulsando un botón y en ocasiones, en ese “ida y vuelta”, hacemos daño a los enemigos que se encuentran en el medio. El poder lanzar nuestra Hacha con total libertad, también nos sirve para la resolución de ingeniosos rompecabezas, que estarán muy presentes en el Mundo de God of War. 

Si no disponemos del hacha, podemos hacer uso de nuestros puños y escudo, dando contundentes golpes que rellenan, de a poco, una barra de aturdimiento. Si se completa la barra, el enemigo queda inmovilizado para poder aniquilarlo de la manera más brutal y emblemática que esperamos. También entra en juego la “Furia Espartana” donde Kratos demuestra que sigue siendo él, pudiendo repartir trompadas, patadas y más. Todo concluye en caos y destrucción en el campo de batalla. 


God-of-War-2018-screenshots-combates-contra-enemigos-comunes-poderes

Atreus, solo dispondrá de un arco que utilizará cuando le demos la orden. También intervendrá ahorcando a los enemigos o curándonos cuando estemos al borde la muerte. Todas sus aptitudes se obtienen y mejoran en las tiendas, a cambio de experiencia o la moneda que se exija en ese caso. Encontraremos tres vestimentas que, no solo renuevan su apariencia, sino que conforman una suerte de clase dentro del juego. Por ejemplo, determinada vestimenta, otorga la habilidad de curarnos cuando lo necesitemos -medico- y otra, se enfoca en el daño aplicado -asalto-. 

La relevancia de Atreus en la historia es muy grande. En las partes de combate, aturdirá enemigos y en ocasiones, los eliminará directamente. En la exploración, en cambio, será nuestra llave para la resolución de rompecabezas. Las habilidades de Kratos se fusionan firmemente con las de Atreus, creando un fuerte vínculo de cooperación en toda la aventura. 


God-of-War-2018-screenshots-atreus-usando-el-arco-secretos

Sobre la dificultad del juego, puedo decir que varía según dos aspectos. El primero, es la dificultad que seleccionamos al principio de la aventura, la cual oscila entre cuatro opciones: fácil, normal, difícil y muy difícil. El segundo aspecto, sin embargo, está relacionado con el nivel de Kratos y el enemigo. Pasaré a explicar todo esto a continuación. 


God-of-War-2018-screenshots-dificultad-god-of-war

Como mencione, antes de comenzar nuestra aventura, podemos elegir una dificultad que va desde fácil hasta muy difícil. En “Fácil” el juego es simplemente eso, un paseo por un campo de rosas y algodón de azúcar. Con “Normal” encontramos un buen balance entre los niveles enemigos y el de Kratos, pudiendo derrotar a enemigos que nos superan por un nivel, pero ya no cuando nos superan por tres o cuatro. En la dificultad difícil, esto es más complicado, necesitando casi obligatoriamente estar al mismo nivel o por encima de el del enemigo. Y, por último, en la máxima dificultad, será de más decir que necesitaremos estar no solo pendientes del nivel, sino de muchos otros factores. 

La dificultad muy difícil, también llamada “Dame God of War” es una modalidad un tanto desequilibrada, pero un desafío para nada imposible si lo que buscas, es un reto y una experiencia gratificante a la larga. 

Asimismo, tanto Kratos, como los enemigos, tienen un nivel que se mide entre el 1 y el 9. Para el Espartano, este nivel aumenta o disminuye teniendo como variante el equipamiento que llevemos. Con esto se suma otra excusa para darle relevancia a la exploración del mundo nórdico, indispensable para obtener las mejores armaduras y encantamientos. 

También encontraremos distintas ramas de habilidades para Kratos y Atreus. Son muy importantes ya que extienden nuestras posibilidades en combate, mejorando nuestros combos con el Hacha, los puños o puliendo las aptitudes de Atreus con su Arco. Si queremos una habilidad, tenemos que subir de nivel y adquirir la debida experiencia. Al mismo tiempo, hay habilidades que se potencian si cumplimos determinados requisitos, como por ejemplo, alcanzar «X» cantidad en una estadística. En definitiva, el progreso en este nuevo God of War conforma un círculo vicioso, donde exploramos, gastamos, personalizamos y repetimos. 


God-of-War-2018-screenshots-arbol-de-habilidades

Algo reprochable, teniendo en cuenta el círculo vicioso que nos introduce el videojuego, es la falta de un modo “Nuevo juego+”donde podamos reiniciar nuestra partida, pero manteniendo el progreso que obtuvimos en habilidades o armas. Esto es algo que estuvo muy presente en toda la saga, y ahora, debería estarlo más que nunca. Alcanzar uno de los niveles más altos, eleva las horas de juego a más de cincuenta y esto es algo que difícilmente, los jugadores quieran repetir. 

También se echa en falta una mayor variedad de armas. Si bien, las ofrecidas por el juego encuentran su gusto en la combinación con el Arco de Atreus, en ocasiones, se siente desaprovechado todo lo que la Mitología Nórdica puede ofrecer en este aspecto. 


God-of-War-2018-screenshots-mejoras-para-kratos-y-atreus

Sobre el rendimiento del juego, debo decir que es sorprendente. Hoy en día, es casi indispensable un parche del día uno para corregir errores que se tendrían que haber corregido antes. En este caso, esto no ha sucedido, y si bien el juego sufría algún que otro leve bajón de FPS o problema en alguna que otra textura, es totalmente jugable en su versión 1.00. 

Con algunos parches instalados, en PlayStation 4, no se han encontrado problemas graves más allá de alguna textura que falla casualmente o alguna leve disminución de FPS en momentos muy puntuales. En PlayStation 4 PRO tenemos la posibilidad de elegir entre mayor rendimiento o mejoras gráficas. La opción más recomendable es la primera, donde los 30 FPS son estables a casi todo momento, ya que, en la segunda, podríamos encontrar unos muy inestables 60 FPS y pueden hacer incómoda la experiencia. En general, hubo un buen trabajo para lograr lanzar el juego en condiciones, al menos, muy por encima de muchos otros videojuegos que requieren parches de 15GB en su primer día.


God-of-War-2018-screenshots-reseña-PS4-PS5-PC-21

God of War se renovó completamente. Su historia se narra de manera armónica, cada capítulo es satisfactorio. Su jugabilidad, ha cambiado, es más lenta, es más táctica, pero no por ello deja de ser brutal y en ocasiones, frenética. Las tierras nórdicas deslumbran con su belleza y nos atrapan en seguida, aparte de que todo contribuye a ello. La banda sonora es fascinante y va de la mano con un gran avance en las cinemáticas, obsequiándonos momentos inolvidables, a la altura de las más veneradas entregas. 

Seguir leyendo:  God of War - Análisis con spoilers

Lo que, con más probabilidad nos llevemos de este juego, será la exploración. Cada vez que visitemos un nuevo Reino, se superan las expectativas, es una experiencia de conocimiento gradual. Todo lo que tiene para ofrecer el vasto Mundo Nórdico, hace que, indirectamente, seamos víctimas de un círculo vicioso, donde exploramos, ganamos, vendemos, mejoramos y repetimos. 

Por otro lado, la saga ha logrado cumplir nuevamente con algo que la ha caracterizado a lo largo de estos años: narrar, a su manera, una Mitología ya escrita. No importa cuánto sepas del Mundo Nórdico. Todo en God of War se esbozará al ritmo del Espartano, y en este caso, con su hijo, abriendo las puertas a cualquier imprevisto. La Mitología Nórdica está presente, pero se recrea al estilo God of War. 

God of War conforma un videojuego bello en todos sus aspectos: jugabilidad, historia y diseño artístico. Es una de las entregas más importantes de la saga, un fuerte representante de la marca PlayStation y un indispensable para fieles seguidores y jugadores que nunca pusieron un pie en la historia del Fantasma de Esparta. 


God of War es un juego de acción y aventura.


Modos de juegoUn jugador
DuraciónAlrededor de 30 horas
RendimientoSin problemas
IdiomaTextos y voces en español
AccesibilidadSin opciones
¿Es necesario jugar los juegos anteriores?Jugar los anteriores God of War (saga griega) sirve para entender mejor el contexto, sin embargo, no es estrictamente necesario
DesarrolladoraSony Santa Monica Studio
EditoraSony Interactive Entertainment
PlataformasPlayStation 4
Plataforma de reseñaPlayStation 4

Contacto

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.