Voice of Cards: The Beasts of Burden Review – Lo mejor de una saga que no innova

Voice-of-Cards-The-Beasts-of-Burden-Review-en-espanol

Review de Voice of Cards: The Beasts of Burden (PS4, Switch, PC) videojuego de rol por turnos desarrollado por Square Enix.


Ya pasaron 9 meses desde que Yoko Taro encontró un encuadre delimitado para dejar fluir su creatividad narrativa con la saga Voice of Cards. Tanto el primero (The Isle Dragon Roars) como el segundo (The Forsaken Maiden) establecen reglas claras: JRPGs que, con instrumentos simples (cartas, dados, fichas, una mesa y un narrador), logran construir historias de fantasía que tratan de volver a las bases del género. Con eso en claro, Voice of Cards: The Beasts of Burden se presenta desde un lugar totalmente continuista, con el desarrollo narrativo siempre por encima del mecánico.

La mejor narrativa de Voice of Cards hasta la fecha


En esta oportunidad, nuestra protagonista es Geri, una chica que habita las profundidades y que cuenta con el poder de controlar monstruos y encerrarlos en cartas. Desde luego, semejante habilidad no podía pasar desapercibida, por lo cual tendremos que emprender un viaje repleto de bestias sagradas, nuevos compañeros y un cielo iluminado por estrellas para anteponernos a los diferentes gobernantes del mundo que quieren hacer uso de nuestro poder.

Con ese punto de partida, The Beasts of Burden propone, a mi parecer, la mejor historia de Voice of Cards hasta la fecha. En particular, creo que logra construir un elenco de personajes muy interesante con el cual llegué a conectar al punto de necesitar conocer su desenlace. Asimismo, valoro que el título se esfuerce de sobremanera por propiciar situaciones más variadas que en las dos entregas anteriores, pero por desgracia, su encuadre nunca deja de limitarlo audiovisualmente. Los acontecimientos pueden ser totalmente diferentes, pero la presentación es la misma en el mundo, en sus mazmorras y en sus ciudades.

Más en Solo Jugadores:  Voice of Cards: The Forsaken Maiden Review - Misma propuesta, pequeños cambios

Un sistema de combate que empieza a agotarse


Voice-of-Cards-The-Beasts-of-Burden-jugabilidad

Del mismo modo, salvo por el poder de la protagonista y sus implicaciones, el sistema de combate se mantiene prácticamente inalterable. La novedad reside en que, luego de cada combate con un monstruo, existe la posibilidad de que se nos entregue una carta con dicha criatura inscrita en ella. Lo interesante es que esas cartas las podremos equipar como una de las técnicas de nuestros personajes, lo cual imprime cierto grado de personalización a todo el sistema.

En lo demás, los enfrentamientos son idénticos a los de los anteriores Voice of Cards: el sistema de gemas sigue siendo sólido y el farmeo en el tramo final de la experiencia se vuelve obligatorio. Por lo tanto, creo que en este apartado recae mucho la subjetividad de cada uno para determinar qué tan “bien” o “mal” se desempeña la experiencia: la falta innovación es clara, pero puede que muchos no la consideren tan necesaria.

En mi caso particular, los combates aleatorios cada tres pasos llegaron a cansarme incluso más que en las entregas pasadas (probablemente porque ya es la tercera vez que recorro estas tierras). Además, el ritmo de las animaciones de movimiento de las cartas en los combates y de la ficha en el mundo sigue siendo demasiado lento para mi gusto, siento que se pierde muchísimo tiempo que podría ser aprovechado de un modo más inteligente. 

Más en Solo Jugadores:  Card Shark Review - Un “juego de cartas” que no respeta las reglas

Un juego de Yoko Taro (en lo narrativo)


No obstante, mi mayor problema con Voice of Cards: The Beasts of Burden es que desaprovecha la propia idea de que todo esté representado por medio de cartas. Estamos hablando de un juego de Yoko Taro, el hombre que, con Nier: Automata, llevó la retórica procedural a niveles insospechados y creó un ejemplo concreto de cómo los videojuegos podían narrar historias por sus propios medios. Salvo por algunos detalles, parece que Voice of Cards usa las cartas como una excusa para contar historias a bajo costo. Sinceramente, yo pensaba que esto era algo que iba a cambiar con los capítulos, pero ya van tres y el resultado sigue siendo el mismo.

En conclusión, disfruté mucho de la historia, los personajes y de ciertos enfrentamientos propuestos por The Beasts of Burden, pero la lentitud de prácticamente todos sus sistemas y la falta de innovación empezaron a pesarme más que en las entregas anteriores. Yo elijo creer en Yoko Taro, porque en lo narrativo siempre cumple, pero ojalá que intente darle una vuelta a la ornamentación mecánica de sus próximas obras.

Más en Solo Jugadores:  Reseña de Inscryption - Cartas, puzzles y misterios en un mix de primera calidad

Sé el primero en comentar

Comentar artículo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.