Reseña de Voice of Cards: The Isle Dragon Roars – Otro experimento irresistible de la mano de Yoko Taro

Voice-of-Cards-vale-la-pena

Reseña de Voice of Cards: The Isle Dragon Roars (PS4, PS5, Switch, PC), videojuego de rol por turnos desarrollado por Square Enix.


Es muy difícil trasladar la sensación de jugar una partida de rol de mesa a un videojuego. Aun cuando tenemos la posibilidad de situarnos realmente dentro de un escenario para cumplir un papel ajeno a nosotros mismos, son pocas las obras que han logrado que sienta esa sensación tan particular de estar a merced de una subjetividad ajena. Hasta ahora, el único juego que había logrado acercarse a esa situación era Disco Elysium, pero las cosas cambiaron con Voice of Cards: The Isle Dragon Roars (quién no quisiera estar a merced del mismísimo Yoko Taro).

Una premisa reconocible con un toque de personalidad


Voice-of-Cards-guia

Lo primero con lo que nos topamos al abrir el juego es la voz de un narrador (o más específicamente, de un “GM”) que nos introduce al contexto de la obra. Nos encontramos en un reino que antaño sufrió el ataque de un dragón y que, luego de recuperar la paz por un tiempo, vuelve a ser amenazado por la misma criatura alada. Ante esta situación, la realeza decide convocar a todos los aventureros del reino para que lo derroten a cambio de fama y fortuna, y ahí es donde entramos nosotros: somos un joven cazarrecompensas que llega con lo justo, pero qué es lo suficientemente creído como para llamarse a sí mismo “héroe”.

Está claro que no es la premisa más revolucionaria de la historia, pero para no entrar en spoilers, me voy a limitar a decir que estamos ante un título de Yoko Taro (la mente detrás de la saga Drakengard y de NieR) y que, por lo tanto, subvierte las lógicas del género con el que trabaja a la par que plantea ideas narrativas muy interesantes.

Seguir leyendo:  Reseña de Disco Elysium: The Final Cut - Ficción política pintada al óleo

Un JRPG de toda la vida en la mesa de un GM


Voice-of-Cards-como-se-juega

En términos jugables, Voice of Cards: The Isle Dragon Roars es un JRPG clásico (como los primeros Final Fantasy) enmarcado en la propuesta visual y narrativa de “una partida de rol de mesa” y que se desarrolla por medio de cartas. Nuestro grupo (conformado por el protagonista y sus dos compañeros, Zafir y Kuroé) está representado por una ficha que se desplaza a través de un “tablero” formado por cartas hasta toparse eventos (combates aleatorios, cofres, situaciones en la que tenemos que tomar una decisión a lo “elije tu propia aventura”).


El combate es simple: cada uno de los tres protagonistas cuenta con cierta cantidad de puntos de vida, de ataque y de defensa y, además, diferentes tipos de ataques. En ese sentido, estamos ante enfrentamientos por turnos de toda la vida, pero me parece necesario resaltar el hecho de que, al igual que en Tales of Arise,no existen los puntos mágicos dentro de Voice of Cards. Por el contrario, cada uno de nuestros ataques consume cierta cantidad de gemas (que están visibles dentro de una caja en la esquina superior izquierda de la pantalla) y, de este modo, el juego evita esa situación típica de los JRPG de “me guardo este ataque para el próximo jefe”.

Asimismo, los enfrentamientos ponen en juego la “suerte” propia de cualquier partida de rol. En la mayoría de los casos, la efectividad de nuestros ataques (o nuestra suerte en determinadas situaciones aleatorias) depende de una tirada de dados que puede sacarnos de un apuro o complicarnos aún más las cosas.

Seguir leyendo:  Reseña de Tales of Arise - Un JRPG revolucionario

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars es consciente de sus limitaciones


Voice-of-Cards-Yoko-Taro

Siguiendo la línea de las obras pasadas del autor, Voice of Cards es un título que construye desde sus limitaciones. Toma una estructura antiquísima que no está exenta de problemas (los enfrentamientos aleatorios cada 5 movimientos llegan a cansar) y la conjuga con ideas interesantes y una narrativa que cumple con creces. Desde luego que pide mucho del jugador a la hora de llenar tantas abstracciones, pero eso también es parte de su belleza: el saber construir una gran aventura de fantasía con componentes tan simples.

Seguir leyendo:  Reseña de The Longest Road on Earth - Belleza cotidiana sin desarrollo mecánico

Voice of Cards: The Isle Dragon Roars está disponible en PS4, PS5, Switch y PC. Podrás encontrar más información sobre el videojuego en nuestra cobertura.


Modos de juegoUn jugador
Duración12 horas
RendimientoSin problemas
IdiomaTextos en español
AccesibilidadSin opciones
¿Es necesario jugar algún título anterior?No
DesarrolladoraSquare Enix
EditoraSquare Enix
PlataformasPS4, PS5, Switch y PC
Plataforma de reseñaPC
Reseña escrita con un código facilitado a Solo Jugadores.

Joaquin Gamba
Redes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.