Voice of Cards: The Forsaken Maiden Review – Misma propuesta, pequeños cambios

Voice-of-Cards-The-Forsaken-Maiden-Review-en-espanol

Review de Voice of Cards: The Forsaken Maiden (PS4, PS5, Switch y PC), videojuego de rol por turnos desarrollado por Square Enix.


Hace tan solo cuatro meses que Yoko Taro y Square Enix nos sorprendieron a todos con Voice of Cards: The Isle Dragon Roars, un JRPG que utilizaba elementos sumamente simples (cartas, dados, una mesa y un narrador) para construir una historia de fantasía que volvía a los clásicos del género y que nos pedía muchísimo como jugadores a la hora de llenar las abstracciones que el título ponía en juego. Con eso en mente, la llegada de Voice of Cards: The Forsaken Maiden se nos presenta como un interrogante: ¿Qué hay de nuevo en este universo como para justificar una secuela?

Mismo universo, misma propuesta mecánica


Voice-of-Cards-The-Forsaken-Maiden-es-una-secuela

Voy a intentar sintetizar mi opinión sobre Voice of Cards: The Forsaken Maiden en una idea muy simple: lo que hay de nuevo en relación al primero no es mucho, pero es lo que más importa. En líneas generales podríamos decir que estamos ante el mismo juego, el HUD es el mismo, las animaciones son las mismas, el sistema de combate es el mismo e incluso hay varias cartas de personajes secundarios que están recicladas. No obstante, donde el juego necesita diferenciarse para ser “único”, la cosa es distinta: estamos ante una nueva historia, con una nueva banda sonora y un nuevo narrador (el del primero era excelente, pero es un cambio que viene bien para diferenciarse).

De todo esto se desprende el hecho de que tanto los aciertos como los errores de esta secuela son los mismos que los del original. Estamos, otra vez, ante un JRPG con una estructura clásica que se encuentra enmarcado en una propuesta visual y narrativa de “una partida de rol de mesa” que se desarrolla por medio de cartas. Nuestro grupo está representado por una ficha que desplaza por un tablerohasta toparse con eventos que afectan la narrativa (combates aleatorios, cofres, objetos, situaciones en las que tenemos que tomar una decisión a lo “elije tu propia aventura”).

Con respecto al combate, volvemos a estar ante una aproximación que se parece más a un JRPG que a un juego de cartas. Cada uno de los personajes cuenta con cierta cantidad de puntos de vida, de ataque y de defensa y, además, diferentes tipos de ataques. Del mismo modo, el juego no cuenta con “puntos mágicos”, cada ataque consume cierta cantidad de gemas (las cuales se van regenerando a medida que avanza el combate y se encuentran visibles en el tablero). Como dije en mi reseña del primero, me parece una aproximación mecánica que más juegos deberían, ya que evita la situación histórica de los JPRG de “me guardo este ataque por si aparece un jefe”.

¿Una nueva historia es suficiente?


Voice-of-Cards-The-Forsaken-Maiden-vale-la-pena

Dicho todo esto, ¿Qué es lo que justifica volver al universo de Voice of Cards? Sin lugar a dudas, su historia. En esta oportunidad, nuestro protagonista es un muchacho que, luego de encontrarse con una sacerdotisa encargada de salvar a una isla condenada al desastre, se ve envuelto en un viaje a lo largo de otras cuatro islas para encontrar cuatro artefactos y ayudar a la chica a cumplir con su destino. Como suele pasar con los juegos de Yoko Taro, es una premisa simple que rápidamente muta y toma forma propia, al punto de que creo que es bastante superior al primer juego en este apartado.


Ahora bien, ¿Es suficiente? No lo tengo claro. The Forsaken Maiden es una versión perfeccionada en prácticamente todos los aspectos de The Isle Dragon Roars que, sin embargo, no consigue diferenciarse lo suficiente del primero como para destacar por sí misma. ¿Podría haber sido un DLC? Tranquilamente (incluso sabiendo que dura un par de horas más).

Creo que, aun cuando disfruté del título tanto como con el primero, Yoko Taro está, por el momento, desaprovechando los elementos propios de Voice of Cards. No me molesta que el director opte por un diseño por sustracción más propio de Fumito Ueda (Ico, Shadow of the Colossus, The Last Guardian) y que se dedique a sacar varios JRPG de 15 horas al año, pero no puedo dejar de pensar que su forma de pensar los videojuegos y de construir historias podría beneficiarse aún más de la incertidumbre y de las abstracciones propias de estar desarrollando un relato por medio de cartas y un narrador.

Un futuro por el que solo queda esperar


Voice-of-Cards-The-Forksaken-Maiden-novedades-y-cambios-jugables

Por suerte (o no, jamás lo sabremos), todo parece indicar que Voice of Cards llegó para quedarse y que deberíamos esperar una tercera entrega al corto o mediano plazo. Por lo tanto, hay tiempo de sobra como para que Square Enix me quite esta sensación de redundancia. Pocas personas han entendido al medio como Yoko Taro, y pocos juegos me han llegado como Nier o Nier:Automata; así que, por lo pronto, yo elijo confiar.


Voice of Cards: The Forsaken Maiden está disponible en PS4, PS5, Switch y PC. Podrás encontrar más información sobre el videojuego en nuestra cobertura.



Modos de juegoUn jugador
Duración14/15 horas
RendimientoSin problemas
IdiomaTextos en español
AccesibilidadSin opciones
¿Es necesario jugar Voice of Cards The Isle Dragon Roars?Es una historia independiente.
DesarrolladoraSquare Enix
EditoraSquare Enix
PlataformasPS4, PS5, Switch, PC
Plataforma de reseñaPC
Reseña escrita con un código facilitado a Solo Jugadores.

Joaquin Gamba
Redes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.