Reseña de Disco Elysium: The Final Cut – Ficción política pintada al óleo

Disco-Elysium-The-Final-Cut-screenshots-7

Reseña de Disco Elysium: The Final Cut en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC, videojuego point and click desarrollado por ZA/UM.


En Disco Elysium: The Final Cut, RPG de ZA/UM, hay muchísimas ramificaciones de acciones. Por eso creo importante advertir que, el contenido de las próximas líneas, tratará mi experiencia particular, la cual puede ser una dentro de cientos, dependiendo de la ideología del usuario, su tiempo, sus ganas de explorar, leer, conocer, experimentar, arriesgarse, fallar y volver a intentarlo. Y esto va más allá del famoso “Millón de palabras puestas en su guión”, porque Disco Elysium es un juego enorme, tanto en su faceta visual, sonora, jugable e incluso literaria.


Una cabeza bulliciosa: cerebro reptiliano primitivo y sistema límbico en Disco Elysium The Final Cut

Disco-Elysium-The-Final-Cut-screenshots-cerebro-reptiliano-sistema-limbico

Disco Elysium: The Final Cut nos introduce en su mundo con un diálogo entre el cerebro reptiliano primitivo y el sistema límbico, con voces que nos interceptan rápidamente en una pantalla fundida en negro. Tomamos las primeras decisiones y encarnamos a nuestro personaje, Harry Du Bois, un policía borracho que despertó con la amnesia más grande que tuvo una persona nunca. A partir de allí, el escenario nos resalta algunos elementos para interaccionar, mientras que en la esquina inferior izquierda de la pantalla observamos un cuadro con el rostro difuso de nuestro protagonista, una señal de que no solo olvidó quién es, ni qué hace ahí, sino su pasado entero como persona.


Otorgándole una identidad a… ¿Harry Du Bois?

Disco-Elysium-The-Final-Cut-screenshots-espejo-empañado

Harry Du Bois es un ser vaciado de existencia que olvidó cómo relacionarse con un mundo sumido en conflictos políticos, corrupciones, asesinatos, impulsos artísticos y muchos dilemas morales. Somos nosotros quienes tenemos que «tapar ese vacío existencial» con ideologías para que pueda reinsertarse en la sociedad de Revachol, el pequeño pueblo en el que transcurre esta historia; y aunque no lo parezca, nuestro primer paso para darle una identidad consiste en limpiar un espejo empañado, momento en el que el pequeño cuadro de la esquina inferior izquierda expone, por primera vez, un rostro claro, uno que jamás olvidaremos, y que el propio videojuego se encarga de avisarnos que “No hay marcha atrás” para su descubrimiento.


Así como limpiamos el espejo para darle una mínima identidad a nuestro personaje es como Disco Elysium nos adelanta que cada una de nuestras decisiones tendrán un impacto completo en la personalidad del protagonista. Cuando sale de su habitación, aún con malestar, Harry Du Bois se encuentra con el policía Kim Kitsuragi, quien se presenta como su compañero para resolver un caso de asesinato en el patio trasero del hotel en el que despertó con tremenda pérdida de memoria. Por supuesto, esto pondrá las cosas aún más difíciles: Harry Du Bois tampoco se acuerda cómo ejercer su propio trabajo y todo será relegado al instinto… o no.


Disco Elysium: The Final Cut se nutre de los clásicos juegos de ROL

Disco-Elysium-The-Final-Cut-screenshots-inspiracion-juegos-de-rol

Disco Elysium: The Final Cut se nutre de los clásicos juegos de rol, despliega un complejo sistema de progresión basado en decisiones y lanzamiento de dados, y se transforma en uno de los mejores RPG de la historia. El videojuego nos permite recorrer el mundo con bastante libertad para inspeccionar zonas, dialogar o charlar con personas aleatorias y, de esta manera, recabar información histórica, política, económica y social. Todas las interacciones son a través de cuadros con textos evocadores, sobre todo con la versión Final Cut, la cual le brinda voces a las personas para que puedan expresar sus emociones y contextualizar muchísimo mejor las charlas. Pero lo más interesante de todo esto es que, mientras más nos cultivamos de información, más se expanden los polos racionales de nuestro protagonista: ganamos puntos de experiencia, y nunca mejor dicho, porque se trata de la experiencia que nos hace conocer cada vez más el ambiente en el que nos desenvolvemos y en el que instalamos de a poco una ideología.

Cuando mencioné que, poco a poco, Harry Du Bois desarrolla una ideología, no estaba exagerando. El sistema de progresión a través de canjeo de puntos de experiencia se vuelca en una rama de habilidades casi tan común con las del resto de videojuegos RPG que vemos en el mercado. La diferencia radical en este caso es que no son habilidades superficiales como “mejorar la puntería” o “ser más influyente en las conversaciones”.


Sin ideologías no somos nadie

Disco-Elysium-The-Final-Cut-screenshots-seleccion-de-ideologias

Disco Elysium nos permite desarrollar el cuerpo y la mente: mejorar la resistencia física, aumentar las capacidades policiales, ser más fríos con los temas sensibles, prestar atención a lo que sucede en el entorno, obtener conocimientos sobre la metafísica, acrecentar nuestra curiosidad sobre las drogas más potentes y un largo etcétera. Asimismo, tenemos la posibilidad de instalar de manera definitiva una ideología en lo que se llama “ideario”, una representación pintoresca de los campos más profundos de nuestra mente, allí donde se relacionan nuestras ideas más firmes sobre religión (¿creer o no creer?), economía (¿comunismo o liberalismo?) o sociales (¿qué tan importante son para nosotros las relaciones humanas?). Son puntos de progresión tan distintos entre sí que podríamos estar varios minutos pensando qué mejorar, y creo que es la mejor manera de constituir y crear un personaje virtual que más se acerque a nuestros deseos para rolear en un mundo ficticio.

Seguir leyendo:  Reseña de Genesis Noir - Drogas, ¿para qué? Mejor jugar esta increíble experiencia sensorial

Los sistemas de interacción y desarrollo ideológico de Disco Elysium: The Final Cut son engranajes aceitados en una maquinaria narrativa que avanza por temas humanos y realistas, pero también se desvía brevemente hacia historias que abren una ventana hacia la fantasía. Principalmente, la narrativa de Disco Elysium es de investigación, pero el hecho de que Harry Du Bois se muestre irreconocible hacia su pasado nos fuerza a (re)crear su persona en medio de un caos político con un sindicato, un gobierno corrupto y un pueblo entre ruinas de guerras históricas que dividió a las personas entre conservadores, fascistas, comunistas y liberales.


Disco Elysium: The Final Cut es, sobre todas las cosas, una brillante ficción política

Disco-Elysium-The-Final-Cut-screenshots-ficcion-politica

La ficción política de Disco Elysium se basa en los conflictos reales de nuestro mundo, tanto del pasado como del presente, y los introduce con mucha inteligencia en un contexto en el que nadie sabe cómo sacar adelante el actual estado desastroso de Revachol. No obstante, cualquiera sea nuestra inclinación ideológica nos demostrará el impacto que puede generar tanto en nosotros como en nuestros amigos, enemigos y el resto de personas con las que alguna vez interactuamos.

Seguir leyendo:  Impresiones de Disco Elysium: The Final Cut (PS4, PS5, PC) - Voces en todos los diálogos, nuevas tareas, integración con Twitch y mucho más

No es casualidad que las mejores narrativas en videojuegos apuesten a un discurso político: Bioshock o Metal Gear Solid son ejemplos asombrosos y, a mi modo de ver, son las mejores comparaciones para Disco Elysium: The Final Cut, mucho más que cualquier videojuego RPG del mercado, puesto que, lastimosamente, ninguno se animó a darle al jugador la posibilidad de construir la mentalidad del protagonista, sino un personaje que se sabe de antemano será el héroe de la historia, con sistemas de progresión que se basan en fuerza, inteligencia, habilidad con las armas y combates.


La pintura al óleo nos regala escenas para enmarcar

Disco-Elysium-The-Final-Cut-screenshots-pintura-al-oleo

Disco Elysium es evocador a través de largos textos narrados y es inmersivo en sus sistemas de progresión con peso en discursos políticos, pero también se trata de un videojuego que en sus visuales no tiene comparación alguna, con imágenes pintadas al óleo tanto en personajes como ambientaciones, y que podrían encuadrarse en cada captura que sacamos a lo largo de la aventura. Lo mejor de todo es que el equipo de ZA/UM aprovechó la estética para presentar a los personajes en pequeñas fotografías de sus rostros, logrando que, en personajes adictos a las drogas o el alcohol, por ejemplo, observemos que la pintura se desvanece, los colores no combinan, y apenas distingamos a la persona con la que entablamos una conversación. Algo que más o menos sucedió en los primeros minutos del videojuego al limpiar el espejo y descubrir el verdadero rostro de Harry.


Una banda sonora a la altura

Disco-Elysium-The-Final-Cut-screenshots-banda-sonora

Por otro lado, Disco Elysium hace uso de una potente banda sonora compuesta por British Sea Power, la cual acompaña cada paseo por Revachol y sus alrededores, en las charlas con desconocidos, en momentos de tensión y escenas románticas; no hay nada que reprochar sobre un apartado sonoro que exalta la decisión estética de la pintura al óleo como la obra de arte que es Disco Elysium: The Final Cut.

Seguir leyendo:  Disco Elysium The Final Cut: ¿Consolas o PC? Te contamos cuál es la mejor versión

Disco Elysium: The Final Cut nos presenta una ficción política tranquilamente comparable con las prestigiosas narrativas de Bioshock y Metal Gear Solid, la cual se desarrolla bajo una decisión estética rompedora e inmersiva. Estamos frente a un RPG que realmente nos invita a construir un personaje: sus pensamientos, miedos y deseos, así como sus relaciones con el mundo que lo rodea, el cual no está exento de conflictos sociales, económicos y políticos. Por este motivo también se vuelve tan difícil hablar sobre el videojuego: muchos de los sucesos de su campaña están enlazados con la mentalidad del usuario, quien juega con las decisiones, la suerte y se construye a sí mismo en la ficción revacholiana de una manera nunca antes vista.


Podrás encontrar mucha más información sobre Disco Elysium: The Final Cut en nuestra completa cobertura.


Modos de juegoUn jugador
Duración30 – 50 horas
RendimientoSin problemas (PC y PS4)
IdiomaTextos en español, voces en inglés
AccesibilidadNinguna
¿Es necesario jugar algún título anterior?No
DesarrolladoraZA/UM
EditoraZA/UM
PlataformasPS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC
Plataforma de reseñaPC y PS4
Reseña escrita con un código facilitado a SoloJugadores.com

Contacto

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.