Reseña de Tales of Arise – Un JRPG revolucionario

Tales-of-Arise-JRPG-Bandai-Namco-screenshots

Reseña de Tales of Arise (PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, PC), videojuego de rol y acción desarrollado por Bandai Namco.


Decir que un videojuego es revolucionario puede tener muchas implicaciones tanto en términos mecánicos como narrativos. Con esto en mente, el caso de Tales of Arise es particular, porque revoluciona en prácticamente todos los sentidos de la palabra. El nuevo juego de Bandai Namco establece un nuevo paradigma dentro de la saga “Tales of”.

El salto de calidad está a la vista en su propuesta visual, en sus diferentes herramientas narrativas y por sobre todas las cosas, en su sistema de combate (el mejor en la historia de la franquicia). Sin embargo, como si todo eso fuera poco, estamos también ante una historia revolucionaria sin demasiadas metáforas. La trama habla abiertamente de conflictos de clases, de anteponerse a la injusticia y de las distintas formas en las que una persona puede dominar a otras. Es decir, estamos ante un título totalmente político, y no podría estar más contento de que así sea.

Rena y Dhana, el amo y el esclavo


Tales-of-Arise-historia-screenshots

Tales of Arise nos presenta desde el comienzo un contexto de dominación ya establecido desde hace años. Por un lado, Rena, la civilización que llegó desde los cielos para tomar el control total de los recursos de Dhana, el reino que transitamos a lo largo de la campaña. Con un par de horas de juego, se hace bastante fácil entender las características de ambas partes: Rena es privilegio, dominación y tecnología; Dhana, por su parte, es la explotación de sus recursos naturales, mano de obra barata y la docilidad ante un amo siempre presente y del que no se puede escapar.

Ante esta situación inmutable desde hace 300 años, a nosotros nos toca ponernos en el lugar de Alphen, un sujeto sin memoria, sin rostro y sin la capacidad de sentir dolor, que no tardará demasiado en levantarse contra sus amos renanos para liberar a su reino y, luego, llevar la revolución a todas las naciones de Dhana cual Ernesto Che Guevara. En este sentido, queda claro que la búsqueda del título pasa por explorar las relaciones de dominación entre los hombres y las diferentes variantes que pueden hacerlas posibles: desde cadenas, esposas y látigos hasta la vigilancia, la censura y la propaganda. Y si bien plantear todo esto es de por sí valioso, la obra también tiene el valor de hablar del después, sobre las implicaciones de la revolución y del desafío de reconstruir con lo que nos queda.

Una narrativa al nivel de la franquicia


Ahora bien, todo este planteo funciona porque está muy bien acompañado por los recursos que la obra decide poner en juego para contar su historia. Hace bastante que la saga Tales of se caracteriza por tener guiones excelentes llenos de giros que, si bien se enmarcan dentro de una impronta anime, utilizan los preceptos del shonen como una fachada para trabajar temas que exceden dicha demografía. No obstante, Tales of Arise está decidido a no limitarse a lo de siempre e ir más allá. Es imposible no ver el salto de calidad y de presupuesto en la dirección de las cinemáticas, pero también se agradecen aspectos más pequeños que aportan a hacer la diferencia, como el sistema de skits (conversaciones intrascendentes que podemos activar en cualquier momento y que aportan a la construcción de los personajes) que se complementa a la perfección con los diálogos aún más secundarios que se activan de forma automática de acuerdo a nuestras acciones dentro del mundo (muy al estilo Naughty Dog).

En cuanto a los personajes, puedo afirmar que son acordes al tipo de narrativa que el juego construye. Está claro que Alphen maneja el optimismo característico del protagonista de un shonen y que Shionne es una tsundere de toda la vida, pero creo que al final tenemos un cast que es fácil de querer y con el que no cuesta mucho empatizar (sobre todo para aquellos acostumbrados al anime).

Seguir leyendo:  Reseña de Scarlet Nexus - Una agradable sorpresa por parte de Bandai Namco

La estructura: una limitación autoimpuesta


Tales-of-Arise-vale-la-pena-screenshots

Dicho esto, tengo que resaltar el único aspecto donde el juego opta por aferrarse a los clásicos: su estructura. Si bien es cierto que el título cuenta con una narrativa macro que se va desarrollando por detrás y que encuentra un cierre satisfactorio en las últimas 10 horas de juego, estamos ante un organigrama conocido para cualquiera que haya disfrutado de los primeros Final Fantasy. Se nos presenta un conflicto, pasamos a través de una mazmorra y derrotamos a un jefe (esto, repetido 5 veces, para liberar a cada uno de los reinos de Dhana).

Bajo ningún concepto considero que esto sea un error, paradójicamente consigue hacer una experiencia satisfactoria al conjugar la historia de nuestros personajes con las micro narrativas que encontramos en las diferentes naciones, pero es inevitable que se sienta extraño, ya que estamos hablando de una estructura que tiene más de 30 años. ¿Cuál es el problema? Que mecánicamente puede llegar a ser predecible (cosa que no ocurre con la trama, por suerte).

Visualmente, Tales of Arise es una maravilla


Habiéndome descargado con todo lo que tenía que decir en relación a la historia, puedo hablar del apartado que más me impresionó al abrir el juego. Tales of Aries es uno de los JRPG más lindos que jugué en mi vida. La propuesta visual es simplemente increíble, sus diseños estilo anime resaltan porque están trabajados con una paleta de colores pastel que consiguen diferenciar a la obra de cualquier otra cosa que haya jugado en el último tiempo.

Siguiendo esta línea, los escenarios son increíbles. Al alejarse de la clásica sucesión de mazmorras que caracterizaba a la franquicia, construye pequeños mundos abiertos interconectados que están llenos de vida y donde pelear, explorar o simplemente dar unas vueltas puede ser un placer visual. Además, son sorpresivamente extensos, por lo que se agradecen los puntos de viaje rápido y la posibilidad de guardar donde se nos dé la gana.

Seguir leyendo:  Reseña de NEO: The World Ends With You - Un regreso inesperado con mucha personalidad

Uno de los mejores Hack N’ Slash del año


Tales-of-Arise-combates-screenshots

En este punto es donde puedo llegar a entrar en conflicto con otros fanáticos del JRPG. Personalmente, busco estas experiencias por sus historias más que por sus combates, y es por eso que encuentro los sistemas de Tales of Arise tan sólidos. Estamos ante un Hack N’ Slash que entiende que lo importante y lo divertido son los combos y la espectacularidad visual, y por eso se aleja de la mayoría de los preconceptos de la saga para construir en pos de potenciar esos 2 apartados.

Contamos con 3 tipos de ataques: los normales, las artes (que vendrían a ser ataques mágicos) y los ataques de impulso, que son otra variante de ataques mágicos que conllevan una cinemática y que podemos realizar con cualquiera de los personajes de nuestro equipo. La principal novedad es que la magia es gratis, no cuenta con ningún tipo de barra, solamente tenés que soportar el cooldown de un par de segundos después de utilizarla. De este modo, el juego dedica tres de los cuatro botones frontales para las artes y deja el restante para un salto que lo termina acercando a los juegos de Platinum. Todo a favor del combo.

La cuestión es que esa pequeña decisión (que celebro) termina condicionando todo el gameplay. El ejemplo más claro de esto es que al no poder convertir las artes curativas en gratuitas (sería excesivo), opta por brindarles una barra independiente. Con pequeños cambios como este, el resultado es que la obra cumple con su cometido: aumentar la espectacularidad visual sin perder el equilibrio.

A la altura de los grandes del género


Tales-of-Arise-como-cambiar-de-personaje-screenshots

Al final, lo que me pone verdaderamente contento con este juego, es que la saga decidió que no era suficiente con ser el tercero o cuarto en discordia ante franquicias como Final Fantasy, Dragon Quest o Persona. Tales of Arise es juego excesivamente sólido que ya no solo está a la altura con su guión, sus personajes y su construcción de mundo, sino que finalmente cuenta con los valores de producción que la saga merecía desde hace rato. Por ahora, es el mejor JRPG que jugué en el año.

Seguir leyendo:  Reseña de Cris Tales: un JRPG colombiano deslumbrante

Tales of Arise está disponible en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC. Podrás encontrar más información sobre el videojuego en nuestra cobertura.



Modos de juegoUn jugador
Duración40 horas
RendimientoSin problemas
IdiomaTextos en español
AccesibilidadSin opciones
¿Es necesario jugar algún título anterior?No
DesarrolladoraBandai Namco
EditoraBandai Namco
PlataformasPS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, PC
Plataforma de reseñaPS4
Reseña escrita con un código facilitado a SoloJugadores.com

Joaquin Gamba
Redes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.