Daymare: 1998 – Reseña

Tráiler, capturas, noticias, reseña de Daymare 1998 PS4, Xbox One, PC

En 2015, el estudio independiente Invader Studios, dio a conocer su proyecto: un fan-remade de Resident Evil 2. Lastimosamente, cuando la noticia llegó a manos de Capcom, la compañía forzó la cancelación del proyecto.

Tiempo después recibimos dos finales felices. En primer lugar, Invader Studios utilizó las bases de aquel fan-remade para comenzar a desarrollar su propio survival horror: Daymare 1998. Por otro lado, Capcom tuvo un buen motivo para cancelar el proyecto de Invader Studios, y es que en 2019 se lanzó el remake oficial de Resident Evil 2, convirtiéndose en uno de los mejores videojuegos de terror de la historia.

En estas líneas, sin embargo, nos enfocaremos en Daymare: 1998, que luego de un lanzamiento positivo en PC hoy le toca llegar a consolas de actual generación.

Tráiler, capturas, noticias, reseña de Daymare 1998 PS4, Xbox One, PC
H.A.D.E.S. tiene que eliminar toda prueba de que el virus ha existido

Un centro de investigación científico liberó un virus mortal, un arma química ultra-secreta del gobierno de Estados Unidos. Para mantener a salvo el secreto, se envió a H.A.D.E.S., un equipo especial de seguridad, al establecimiento. Los miembros de H.A.D.E.S. saben qué es lo que tienen que hacer: eliminar a toda persona que haya sido testigo del incidente.

La campaña de Daymare: 1998 nos pone en los zapatos de un soldado de élite, un guardabosques y un piloto de helicóptero, tres personajes con motivaciones distintas pero intrincados en la misma pesadilla.

La narrativa inicia con el punto de vista de los implacables solados de H.A.D.E.S., un arranque inesperadamente aburrido: buscando la rápida ejecución del survival horror, los soldados que deberían estar armados hasta los dientes apenas cuentan con 10 balas en su recámara. Algo que no se justifica ni en el guión, sabiendo que su misión es liquidar a todo ser que respire en el establecimiento.

Irónicamente, en el control del guardabosques las balas no serán un problema. No obstante, sus escenas hacen un mayor uso del terror psicológico, por ejemplo, con enemigos que realmente no existen, sino que son visiones del protagonista (igual hacen daño) a falta de tomar su medicación, o con la exploración desesperada a través de pasillos oscuros, ya sea para encontrar inyecciones de salud, munición o lograr un objetivo puntual bajo falso contrarreloj.

Claramente, los mayores errores de Daymare: 1998 se acentúan en la narrativa. Ninguno de los personajes del grupo H.A.D.E.S. es carismático, por más que alguno de ellos sea el protagonista. Incluso es en sus capítulos donde se ejecutan los giros de guión más importantes de la historia, pero resultan ser forzados, además de generar confusión en el jugador: en un momento, tomamos el control de un piloto de helicóptero. El personaje sobrevivió a una caída en velocidad desde una elevada altura, justificando su (perfecto) estado de salud con que «Llevaba puesta una máscara».

Tráiler, capturas, noticias, reseña de Daymare 1998 PS4, Xbox One, PC
El guardabosques es un personaje con mucho potencial

Más allá de la historia que tira y afloja para mantenernos enganchados, Daymare: 1998 es un festín de homenajes a la cultura popular de la década del 90, sobre todo en términos de producciones de terror. Videojuegos, libros y películas reconocidas de la época tendrán su lugarcito en algún momento de la campaña.

Las referencias se encuentran a través de objetos, planos e incluso frases: un globo rojo que flota sobre la boca de una alcantarilla; un DeLorean DMC-12 estacionado en un puesto mecánico; una luz roja circular que nos habla con mala gana (HAL-9000); una máquina arcade llamada «Full-Life: 3». Ni hablar del uso de elementos característicos de la época como el televisor CRT, consolas, video-caseteras, teléfonos públicos, etcétera.

Daymare: 1998 es un survival horror, hecho y derecho. Incluso podríamos asegurar que en más de una ocasión se pasa de la raya. Su ambientación esta más que bien, con escenarios opresivos que liberan tensión al tener que girar en cada esquina. La exploración es clave para mantener el cargador lleno y no sufrir la falta de salud en combates contra enemigos complicados.

Tráiler, capturas, noticias, reseña de Daymare 1998 PS4, Xbox One, PC
El diseño de los enemigos está bien, aunque no son muchos los que encontraremos

Un añadido espectacular han sido las habitaciones secretas: mientras exploramos el entorno, podemos encontrarnos con un cuarto oculto detrás de una pared que parecía normal. Son lugares que proveerán elementos claves para la supervivencia, además de una máquina donde podremos realizar intercambio de objetos en un inventario seguro o mezclar elementos para generar un resultado potente.

Asimismo, en la habitación secreta se puede guardar la partida, algo que no le encontramos mucho sentido cuando sabemos que está activo el autoguardado. De hecho, el videojuego no nos deja cargar el guardado manual desde el menú simple, teniendo que acceder al menú principal para ello.

Sobre qué tipo de enemigos hay: no muchos. La variedad no es el fuerte de Daymare: 1998, encontrando modelos repetidos de enemigos, casi nada de jefes y en su mayoría, con el mismo punto débil.

Hay una serie de problemas en la faceta jugable que convierten la experiencia en una montaña rusa de emociones. Podemos estar disfrutando de Daymare: 1998 pero a los pocos minutos querer abandonar la campaña inmediatamente. Lo primero a destacar en este sentido es el control del personaje. Es lento, pesado, incluso correr se hace ortodoxo. En combates donde es indispensable esquivar los feroces golpes de un enemigo será cuestión de suerte que salgamos vivos de la situación.

Tráiler, capturas, noticias, reseña de Daymare 1998 PS4, Xbox One, PC
El combate expone luces y sombras

El shooter está generalmente bien. Destacamos positivamente la mecánica de recarga rápida/lenta. Consiste en pulsar una vez el botón de recarga para que se suelte el cartucho del arma e inmediatamente por otro, caso contrario, mantener pulsado el botón de recarga para que el protagonista se tome el tiempo de hacer un intercambio de cartuchos (guardando el cartucho vacío que se podrá rellenar en cualquier momento). Por otro lado, debemos decir que no hay muchas armas. Tampoco encontramos un progreso en cuanto habilidades del personaje o accesorios para el equipamiento.

Con un botón activamos un dispositivo en la muñeca del protagonista el cual indica qué tenemos en el inventario, los objetivos, la posición en el mapa, las notas que recolectamos, etcétera. Mientras revisamos el aparato, la partida sigue en juego, algo que mantiene encendida la tensión de recibir un ataque desprevenidos.

Lamentablemente, la lentitud que comentamos en el control del personaje también se expande de alguna forma al manejo del inventario. La selección de artículos, combinación y toda acción dentro del dispositivo marcha con poca fluidez. Impide la ejecución de una acción rápida en el tiempo muerto de un combate, por ejemplo.

Tráiler, capturas, noticias, reseña de Daymare 1998 PS4, Xbox One, PC
Daymare: 1998 no nos especifica dónde hay que ir

Asimismo, en ocasiones, el dispositivo puede ser ilegible (la letra se achica demasiado) o los objetivos no se comunican de manera clara: sabemos a dónde hay que ir, pero el diseño del mapa no nos ayuda a ubicarnos. El dispositivo que lleva el personaje, por más avanzado que sea, tampoco nos guía demasiado.

El sonido de Daymare: 1998 es inmersivo. El paso por la campaña se acompaña con una banda sonora aceptable, aunque sin temas que resalten demasiado. En la versión de consolas pueden surgir algunos inconvenientes técnicos como disminución drástica de los frames o carga de texturas lenta. Fueron pocos momentos, muy puntuales, los que resultaron molestos. En la mayor parte del tiempo es jugable sin problemas mayores.

Daymare: 1998 es un survival horror en momentos disfrutable, en otros mediocre. Al final de su campaña podemos asegurar que la experiencia termina siendo más bien positiva, pero en su paso podemos encontrarnos con tantas frustraciones como alegrías por igual. Quizás, lo mejor de Daymare: 1998 son sus homenajes a la cultura popular de los 90.

De más está decir que al ser una producción independiente, Daymare: 1998 no puede compararse con los grandes referentes de la industria. Con eso en mente, es un survival horror que al final de cuentas terminará gustando a los amantes del terror, sobre todo si son capaces de reconocer los homenajes que esconden sus escenarios.

Tráiler, capturas, noticias, reseña de Daymare 1998 PS4, Xbox One, PC
Valoracíon
3/5

Daymare: 1998 es un survival horror con escenas de acción y resolvimiento de puzzles.

  • Algo positivo a destacar: su atmósfera; la mecánica de recarga añade un punto de estrategia al combate; las habitaciones secretas.
  • Algo negativo a destacar: su narrativa pierde fuerza con decisiones absurdas; la jugabilidad es lenta, pesada, un problema para los combates más difíciles; pocos enemigos, cero progreso jugable.
  • Un jugador: sí.
  • Multijugador: no.
  • Duración: alrededor de 10 horas.
  • Rendimiento: algunos problemas técnicos; generalmente es jugable.
  • Idioma: español (textos).
  • Accesibilidad: sin opciones.
  • Desarrolladora: Invader Studios.
  • Distribuidora: Destructive Creations.
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One, PC.
  • Plataforma de reseña: PlayStation 4 (slim).

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.