Wild Hearts Review: aire fresco en la cacería de bestias

Review de Wild Hearts en PC, PS5 y Xbox Series X|S, videjuego de acción, aventura y RPG desarrollado por Koei Tecmo.


Hay un género de juegos que se basa en cazar diferentes bestias, ya sea en solitario o acompañado. Existen varios ejemplos de títulos que utilizan estas dinámicas pero el más conocido de todos es Monster Hunter. La saga creada por Capcom tiene casi 20 años utilizando e intentando perfeccionar la misma fórmula y en todo ese tiempo pocos títulos pueden decir que se asemejan al juego del gigante nipón. Sin embargo, con la llegada de Wild Hearts, ya se puede decir que existe otra aventura digna de todo fanático de las cacerías de monstruos gigantes, porque el producto desarrollado por Omega Force es bueno y tiene con qué crear una gran franquicia bajo su nombre.

Un prólogo extenso pero bien llevado


Wild-Hearts-mejores-armas-y-como-conseguirlas

La aventura inicia con un personaje enigmático recorriendo Azuma, una tierra fantástica que recuerda mucho a la época de Japón feudal. Luego de unos cortos tutoriales sobre movimiento, aparecen los primeros enemigos y la historia comienza a desenvolverse. En sí, la presentación de todo el mundo que ofrece Wild Hearts no es muy original pero funciona de maravilla. Da la suficiente información y deja la cantidad justa de enigmas para enganchar al jugador.

Newsletter
¿Conocías nuestro newsletter? La guía definitiva en un simpático mail semanal: contenido exclusivo, descuentos en juegos y consolas, sorteos y grandes beneficios sin costo.

De a poco se van presentando distintas mecánicas y personajes. Durante el progreso del prólogo y el primer capítulo aprenderemos a forjar, recolectar materiales, crear nuestras primeras construcciones y realizar pequeñas cacerías de kemono (bestias míticas que habitan la tierra de Azuma) que más o menos explican cómo va a ser el progreso del juego de ahí hasta el final.

Eneba
Una recomendación de Solo Jugadores: descuentos de hasta el 70% en juegos en Eneba

Para usuarios acostumbrados a títulos cómo Monster Hunter, la dinámica es exactamente igual: se elige una presa para cazar, se la ubica de diferentes maneras, se la ataca y persigue y se recolectan los diferentes premios y recursos ganados por dicha batalla. ¿Para qué romper algo que funciona? Omega Force hizo un excelente trabajo y todo encaja a la perfección

Instant Gaming artículo
Una recomendación de Solo Jugadores: hasta el 90% de descuento en juegos en Instant Gaming

Los Karakuri: la joya dentro de Wild Hearts


Si Wild Hearts está reutilizando tantas cosas de otro juego, ¿por qué no está tildado como una simple copia? Eso se debe exclusivamente a su sistema de construcción en plena pelea, llamado karakuri.

Tiendamia web
Ofertas en Tiendamia: conseguí un 15% de descuento adicional con el cupón "SOLOJUGADORES-MIA".

En la mitología del juego, los Karakuri son objetos creados de la nada y con fibras mágicas. Durante la aventura es posible crear cajas, resortes, tirolesas, torres, armas, paredes y tantas otras cosas que se van utilizando para sortear dificultades o directamente facilitar la cacería del enemigo.

Es sorprendente lo orgánico que se siente crear distintos karakurien medio de una pelea con una bestia enorme y no perder el ritmo necesario para esquivar o golpear al adversario. Salvando las distancias, una buena comparación para ejemplificar lo bien que funciona este sistema se puede hacer con el gigante Fortnite, que tuvo gran parte de su éxito al mezclar peleas de todos contra todos que incluyen construcciones a base de recursos recolectados en medio del campo de batalla. Así de bien funciona, y se siente, armar objetos en Wild Hearts.

Un estilo propio de pelea


Wild-Hearts-que-monstruos-cazar-primero

Otro detalle en el que el juego distribuido por Electronic Arts brilla es en las posibilidades de personalización a la hora de cazar: existen ocho tipos de armas desbloqueables que son muy distintas entre sí.

Desde los sets de movimientos, habilidades incluidas en cada armamento y la posibilidad de incorporar el uso de karakuri para crear nuevos movimientos y ataques, la elección de la herramienta principal de caza es sagrada y muy importante.

Es sencillo caer en el uso de la katana por su versatilidad, pero detrás de unos movimientos simples se esconde un arma que nunca te va a dejar a mitad de camino y con la cual se tiene una movilidad maravillosa y muy necesaria a la hora de enfrentar los kemono gigantes. La contraparte es que el daño se ve un poco relegado y suplantado por la velocidad. También hay espadones, martillos, sombrillas con sierras y arcos y flechas, por nombrar solo algunos tipos. Hay para todos los gustos, sin ninguna duda.

Un viaje que pasa por muchos terrenos


Wild-Hearts-mejores-armaduras-y-como-conseguirlas

Algo que hay que destacar a Wild Hearts es la cantidad de biomas y sectores que tiene en cada uno de sus mapas. Ya desde el prólogo se pueden divisar cuevas, arroyos, acantilados y hasta templos abandonados en medio del bosque. Avanzando un poco más en la historia existen lugares completamente llenos de nieve o fuego que son un deleite para los ojos. Toda la ambientación está muy bien lograda y esta mezcla funciona muy bien a la hora de cazar a los kemono. La variedad de escenarios hace que no se sienta tan repetitivo viajar de un lado a otro eliminando, una y otra vez, el mismo enemigo.

Además, los mapas van mutando mientras más avanza la aventura. Es posible armar unos karakuri especiales llamados karakuri dragón, que permiten generar construcciones que quedan en el tiempo. Este tipo de objetos usualmente facilitan las cacerías ubicando a los kemono o permitiendo que el jugador se mueva por grandes porciones de tierra en muy poco tiempo.

Es sorprendente cómo el ojo se adapta a observar y analizar el terreno para crear distintas rutas de escape o variaciones para atacar a los kemono. Lo que lograron con el sistema de karakuri es hermoso y de una calidad de diseño altísima.

Cazar solo está bien, pero en compañía es mucho mejor


Hay distintas cacerías que son simples como para realizarlas solos, pero Wild Hearts no tiene compasión y en algunos momentos sufre de picos de dificultad exagerados a la hora de enfrentar a los kemonomás grandes y feroces. Es posible encarar estos desafíos en solitario, pero es tan fácil pedir ayuda, y funciona tan bien el modo cooperativo, que es un crimen no hacerlo.

Las misiones en conjunto son fantásticas. La posibilidad de que cada uno de los personajes construya sus propios karakuricrea un abanico enorme de tácticas y movimientos coordinados. Esto también hace que las cacerías no sean tan parecidas entre sí y le agrega una profundidad a la jugabilidad necesaria en este tipo de juegos.

El punto en contra: poca variedad de enemigos


Wild-Hearts-como-conseguir-todos-los-recursos

Quizá el único y gran punto en contra que tiene Wild Hearts es la variedad de los enemigos. A pesar de que el diseño de cada kemonoestá muy cuidado y son muy distintos entre sí, al poco tiempo de arrancar la aventura ya estamos matando al mismo enemigo, una y otra vez, pero con mínimas modificaciones estéticas o del elemento con el que puede hacer daño. Esto es algo que sufren, sin embargo, todos los títulos de este género: mientras más avanza la historia, es más común encontrar al mismo enemigo, ahora acompañado por otros más pequeños o más grandes, y por otros elementos. Este detalle se hace notar muy rápido y lamentablemente no tiene arreglo durante toda la aventura.

Aunque Wild Hearts nos ponga una y otra vez frente al mismo kemono, el juego no deja de ser divertido y gratificante. La variedad que se genera gracias al uso de las distintas armas y al sistema de construcción de karakuri, hace que lo repetitivo no moleste. Además, las posibilidades de crecimiento del juego desarrollado por Atomic Force son enormes: les podemos ver mucho potencial a contenidos descargables que puedan incluir nuevas zonas y kemonoque cazar. La cacería de bestias nunca fue tan divertida y no podemos esperar a ver qué le depara el futuro a este buen juego.

Nicolás Matiuzzi
Redes

Comentar artículo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

' async defer ' async defer