¿Que pasó con Apex Legends?

Tráiler, capturas, noticias, reseña de Apex Legends

Cuando Apex Legends arribó las tiendas digitales, la comunidad de jugadores unificaba un solo mensaje: es el fin de Fortnite.

El videojuego de Epic Games venía siendo el líder indiscutible desde 2017, apoyándose en una jugabilidad original y parches semanales con contenido descargable gratuito. Con Apex Legends se les dio vuelta la tortilla: perdió su trono en Twitch, su fama en Youtube, su posicionamiento en Google; prensa y jugadores hablaban maravillas del FPS, el nuevo juego del momento, un nuevo capítulo para la historia del Battle Royale.

Apex Legends era distinto a Fortnite, como éste último lo fue de PUBG. Perspectiva en primera persona, Héroes, valor competitivo y grupal, además de la posibilidad de revivir en medio de la partida. Jugar Apex Legends ofrecía nuevas sensaciones en un género monopolizado por Fortnite y ridiculizado por las copias (de la copia), asomando una sana competencia entre ambos estudios para ver quien se sentaba en el trono.

En Solo Jugadores le dedicamos un artículo a Apex Legends, hablando de su importancia en el género Battle Royale y como obra exitosa, salvaguardia de Respawn Entertainment y Electronic Arts, compañía que viene practicando la cuerda floja hace un largo tiempo.

Destacando las principales premisas de Apex Legends, llegamos a una conclusión: no es mejor que Fortnite, sino que es distinto. Ambos videojuegos se desmarcaban perfectamente para poder convivir en el género, aunque la competencia sea inminente. Pero, también subrayamos otro punto: para que se mantenga el éxito, es necesario una buena atracción para los jugadores.

Algunos meses después, encontramos a Apex Legends en medio de la deriva. Si bien son miles los jugadores que disfrutan de él diariamente, no alcanza las cifras destacables del “mata Fortnite” que todos bautizaron a principios del año. El contenido semanal ha dicho ausente, mientras que el pase de batalla no se presenta como un fuerte incentivo para pasar por caja.

Fortnite se mantiene fiel hace un largo tiempo con los parches semanales y la ola de contenido paralelo al pase de temporada. Sin embargo, todo ha sido a costa de una sobreexigencia a los empleados de Epic Games, algo completamente repudiable e injustificable.

Los videojuegos como servicio necesitan mantener al jugador enganchado. Fortnite lo logró hace un largo tiempo, pero el método es claramente erróneo. Apex Legends decide tomar un camino más tranquilo, con parches cada dos o cuatro semanas.

El ideal del videojuego como servicio. Los puntos necesarios para mantener vivo a un videojuego-servicio, abren una grieta a partir de la moral. ¿Hasta qué punto se puede agradecer el contenido semanal de Fortnite, sabiendo que muchos desarrolladores dejaron el estudio por colapsos mentales?, ¿Hasta qué punto debemos criticar la ausencia de contenido en Apex Legends si a cambio los empleados llevan una vida saludable?

El choque de Titanes se mantiene en una prórroga indefinida, un tira y afloja entre dos videojuegos que no encuentran el Faro para guiar a los jugadores hacia sus puertas. Eso sí, esperamos que en el momento que encuentren el Faro que ilumine el trayecto guiador para los jugadores, que no oscurezcan las vidas de sus trabajadores.

Contacto

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.