Reseña de Olija – Apenas ha tocado la comida, señor

Olija-resena-screenshots-4

Cansado de que su pueblo sufra hambre, Faraday reunió a sus mejores marineros y emprendió un viaje en altamar en busca de alimentos. Tras semanas de navegación, una enorme ballena ataca al barco desde abajo hasta hundirlo. Faraday sobrevive. El intrépido capitán despierta en la misteriosa región de Terrafagia, y en ese momento, Olija pone en marcha una de las mejores narrativas de este recién iniciado 2021.

Entre ruinas e indescriptibles criaturas viscosas, nuestro héroe encuentra un arpón que rápidamente se eleva ante él y lo atraviesa completamente, pero sin hacerle daño. El arma le brinda a Faraday la capacidad de teletransportarse. Momentos después, aparece un barquero, nuestro guía de la región y el narrador de esta bella historia: “Tienes suerte de seguir con vida. Pocos sobreviven a lo que te ha sucedido” le menciona, mientras navega hacia la orilla de Marearroble, nuestra morada entre misión y misión.


Olija-resena-screenshots-3

Terrafagia se compone de varias islas, pero la que más nos importa es la que exhibe una enorme puerta con tres cerraduras. Debemos abrirla para poder escapar con nuestros marineros, pero antes tenemos que obtener las llaves correspondientes, protegidas por algunos de los enemigos más poderosos de la región. Faraday, ahora conocido como el hombre del arpón, es el único que podría derrotar a los portadores de las llaves. Y también es el único que posee las habilidades mágicas del arpón.


El videojuego desarrolla una historia de amor entre Faraday y la princesa de la región, Olija


Mientras recorremos las islas, el videojuego desarrolla una historia de amor entre Faraday y la princesa de la región, Olija. En este punto hay que destacar que los personajes logran expresarse sin un rostro distinguible, cual videojuego de 8-BITS. No obstante, hay un notable trabajo en el diseño artístico, con secuencias cinemáticas y jugables de gran impacto gracias a una correcta selección de paleta de colores para cada escenario y situación (combates tensos en un lúgubre castillo grisáceo o encuentros amorosos bajo el rojizo cielo en el ocaso) En adición, Olija presenta una brillante edición de audio, con una banda sonora trepidante que nos acompaña en cada batalla, voces que reproducen un idioma inexistente y sonidos contundentes cada vez que blandimos una espada o cruzamos el arpón en las carnes del enemigo.


Olija-resena-screenshots-2

En nuestro viaje nos topamos con cientos de esclavos que se lanzan indefensos a nuestros brazos. Son personas sumisas ante las órdenes de los poderosos, personajes esclavizadas por un sistema que jamás debería haber existido. A veces, en el camino suena una flauta mientras vuelan decenas de pétalos rojos. El instrumento vibra con el soplido de un misterioso hombre que solo nos advierte la peligrosidad de nuestro viaje, y de paso nos regala algunas de las secuencias más atraídas por las películas de samurái.


El combate es accesible, frenético y súper dinámico


La única manera de vencer a los enemigos es luchando con nuestro arpón y rescatando a los marineros que fueron aprisionados en las instalaciones enemigas de cada isla. El combate en Olija es una de las mayores exquisiteces del videojuego. Es accesible, frenético y súper dinámico, con la posibilidad de intercambiar entre armas blancas y de fuego en cualquier momento para esbozar un combo letal que acabe con cualquier enemigo. El sistema de combate se reluce en las luchas contra jefes a través de secuencias que son un sin-parar de saltos, teletransportaciones, tiros y sablazos.

Seguir leyendo:  Chicken Police: Paint it Red - Una novela visual noir sobre dos gallos detectives

Olija-resena-screenshots-1

La otra parte de la experiencia se lleva a cabo en exploración y resolución de puzzles de baja dificultad. Tanto en lo visual como en muchos aspectos jugables, Olija me recuerda a las clásicas aventuras cinemáticas de los ’80 como Prince of Persia, Flashback y Another World, pero también a la reciente The Eternal Castle Remastered. Pero mientras éste último nos presentaba un espectáculo visual al romper con los límites de colores de CGA, Olija prefiere guardar su potencial hasta los momentos de batallas contra jefes, donde encontramos hermosos efectos visuales, una poderosa mezcla de sonidos y espectaculares coreografías a través de personajes pixel-art.

Seguir leyendo:  The Eternal Castle [REMASTERED] - Reseña

La sutileza de Olija es brillante. Mientras nuestro barquero apenas nos pone en contexto en los viajes, cada vez que Faraday se despierta en sus aposentos recibe, sin falta, el mismo comentario de uno de sus sirvientes: “Apenas ha tocado la comida, señor”. Lo que podría ser una oración guionada en bucle, es una clara señal de la posición de nuestro héroe. Una persona con poder, pero sin ambición, dispuesta a darlo todo para erradicar la hambruna de su pueblo y liberar a los esclavos de las garras de los poderosos. De a poco, nuestro marinero dejó de usar su arpón para cazar peces y lo elevó hasta convertirlo en un arma que busca con ansias una emergente revolución.

Seguir leyendo:  Journey: La guitarra de John Lennon en "I Want You" y la efectiva comunicación a través de la música

Olija es un videojuego de acción y aventura. Podrás encontrar más información en nuestra completa cobertura.


Modos de juegoUn jugador
DuraciónAlrededor de 5 horas
RendimientoSin problemas
IdiomaTextos en español
AccesibilidadSin opciones
¿Es necesario jugar algún título anterior?No
DesarrolladoraSkeleton Crew Studio
EditoraDevolver Digital
PlataformasPlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch
Plataforma de reseñaPlayStation 4 (slim)
Esta reseña se realizó con un código proporcionado por el editor del videojuego.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.