Reseña de Call of Duty: World War 2 – Volviendo a las trincheras

Reseña de Call of Duty: World War 2 para PS4, Xbox One y PC

La saga Call of Duty viene sumando odio hace muchos años, incrementándose cada vez más cuando se cambió la jugabilidad clásica por una futurista, con jetpacks y exo-esqueletos. En algún momento tenía que pasar, y es que su última entrega, Infinite Warfare, fue sumamente odiada por llevar a los jugadores al espacio, el ambiente con más elementos futuristas que se pueden apreciar. 

Es por eso que este año fue uno de los que más expectativas generaba en los seguidores de Call of Duty, tanto para los jugadores veteranos como los de la nueva escuela. De la mano de Sledgehammer Games, Call of Duty vuelve a sus raíces más profundas, devolviendo a los jugadores las entrañables batallas en trincheras y la clásica jugabilidad que tanto apreciamos. ¡Análisis de Call of Duty: World War 2 sin spoilers!

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-10

El modo campaña de Call of Duty nos lleva a los últimos momentos de la Segunda Guerra Mundial, contándonos la historia de Red Daniels, un soldado estadounidense que, debido a ciertos traumas ocasionados en su adolescencia, ha decidido alistarse en la guerra. Junto a su inseparable grupo, hará frente a los nazis poniendo por encima la amistad, algo que en ocasiones le traerá ciertos problemas. 

A lo largo de las seis horas que nos puede durar la campaña, la historia intentará llevarnos por momentos sentimentales con algunos de los protagonistas. Este afecto que se nos intenta instaurar, nunca se obtiene. Es muy probable que concluyamos la campaña y no hayamos sentido simpatía por nuestro personaje, ni por el resto que conforman nuestro grupo. Falta un lazo más fuerte, desde el comienzo se nos señala quienes son nuestros mejores amigos, esperando que sea suficiente para que concibamos pena por lo que les suceda. Y es que, no hay muchas escenas o momentos clave que desenrollen este lazo afectivo. 

La trama detrás de nuestro protagonista también es bastante floja. Su objetivo, temores y habilidades rara vez se destacan, solo sabemos que somos un tipo de Texas y tenemos que eliminar a todo lo que se mueva. A esto se suman los enfrentamientos, los cuales parecen estar justificados con el simple hecho de que estamos en medio de la guerra, pero no tienen otro trasfondo argumental. Se desaprovechó la oportunidad de meter algún tipo de antagonista o giro interesante a la historia. 

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-5

En un momento, y sin todavía sentir afecto por nuestro héroe, el juego nos cambiará de protagonista, pasando a realizar algunas misiones de sigilo. Si pensábamos que este personaje sería el ideal para remontar la trama, nos equivocamos totalmente, ya que pasará sin pena ni gloria. Sus misiones consistirán en pasar desapercibido entre los enemigos, aprovechando para pausar el frenetismo del juego, pero sin aportar momentos memorables vistos en anteriores entregas. 

En ocasiones tendremos la oportunidad de operar tanques, torretas, y otros vehículos. Lastimosamente serán momentos escazos que se podrían haber aprovechado mucho más. 

El arsenal que tendremos disponible es lo justo y necesario para una historia de este calibre. La campaña se limitó a llevarnos a enfrentamientos en los que participó Estados Unidos, por lo que impide que veamos una gran cantidad de armas. Por consiguiente, varios acontecimientos que se echaron en falta. Si recordamos bien, las primeras entregas de Call of Duty nos ponían en la piel de ejércitos del Oriente y el Occidente, en esta ocasión, esto se omitió para darnos una historia enfocada únicamente en Estados Unidos. 

En el apartado jugable, se han retocado pocas cosas. La vida no se regenera, por lo que tendremos que buscar botiquines para recuperarla. Esto podría suponer una dificultad, pero para suerte de algunos y decepciones de otros, los encontramos constantemente en el mapa. Además, uno de nuestros aliados, cada cierto tiempo tendrá disponible un kit médico para abastecernos y evitar que alcancemos la muerte. También contaremos con la ayuda de otros soldados, que nos proporcionarán munición, nos marcarán enemigos en el mapa, nos darán granadas, etc. 

El apartado gráfico lo sigue manteniendo un motor que tendría que jubilarse, pero sigue cumpliendo mientras le cae la gota gorda. Los resultados son pasables, encontramos un buen nivel de iluminación, carga de texturas e incluso, fluidez, notando en momentos muy concretos como explosiones, alguna que otra caída de FPS. A pesar de esto, si lo comparamos con otros juegos triple-A que salieron este mismo año, indigna pensar que una compañía multimillonaria como Activision siga utilizando recursos tan desfasados para el desarrollo de sus juegos. 

Las expresiones faciales junto a la creación de personajes con actuaciones de profesionales, llenan de realismo cada escena. Esto destaca mucho más en las cinemáticas, las cuales tienen una calidad asombrosa. 

La rejugabilidad se basa en la inclusión de algunos coleccionables. No son difíciles de encontrar, pero tampoco nos proporcionarán algún tipo de recompensa que motive su búsqueda. La dificultad para afrontar la campaña es la misma de siempre, pasando de recluta -muy fácil- a veterano -muy difícil-, ésta última puede ser un desafío teniendo en cuenta la ausencia de regeneración de la vida en momentos que nos quedamos sin botiquines, pero más allá de eso, no hay motivo alguno para volver a la campaña. 

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-10

La campaña de Call of Duty: World War II se gana una vez más su tercer puesto. En este caso encontramos seis horas de tiroteos y grandes escenas típicas de Call of Duty, que se justifican con el simple hecho de que estamos en la guerra, algo que parece obvio, pero que pierde la posibilidad de agregar un buen trasfondo argumental. Asimismo, resulta algo decepcionante que la historia contada no salga de Estados Unidos, omitiendo grandes batallas en la zona Oriental. Con lo dicho, el modo historia de Call of Duty: World War II presenta un argumento que gira en torno al patriotismo estadounidense, omitiendo grandes aspectos que podrían haber sido aprovechados para atrapar al jugador en su lado emocional y no solo entretenerlo con constantes tiroteos hacia nazis. 

El multijugador de cada Call of Duty es sin duda el motivo de compra principal del juego para la mayoría de jugadores. En este caso, apenas al entrar nos encontramos con las primeras novedades para la saga, pero que para nada formarán parte de cambios innovadores en el género. 

La creación de clases tal como la conocemos en Call of Duty cambió totalmente en esta entrega, y uno de los motivos es la inclusión de las divisiones. A partir de ahora, cada una de las ventajas y desventajas en el campo de batalla, estarán determinadas por la división en la que nos encontremos, pudiendo elegir entre Infantería, Aerotransportada, Expedicionaria, Blindada y Montaña. Cada una, ofrecerá hasta cuatro habilidades únicas que se enfocaran en ofrecer la mejor experiencia posible con determinados tipos de armas. Podremos elegir un tipo de división por clase, pudiendo cambiar la misma en cualquier circunstancia, siempre y cuando no estemos con una partida en progreso. 

Les daré un ejemplo. Una de las divisiones llamada ‘Infantería’ está enfocada en el uso de fusiles de asalto, por lo que las ventajas que ofrecerá serán exprimidas si utilizamos justamente, un fusil de asalto. Entre los beneficios encontramos: bayoneta de fusil, accesorio adicional en el arma primaria, cargadores adicionales y poder moverse más rápido mientras se apunta. Estas ventajas serían algo desaprovechadas utilizando, por ejemplo, un fusil de francotirador o un subfusil, aunque la división no nos limita en la clase de arma que queramos elegir, por lo que, si se nos acontece jugar con infantería utilizando una escopeta no tendremos ningún tipo de inconveniente. 

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-14

Para desbloquear cada una de las ventajas ofrecidas por la división seleccionada, tendremos que aumentar su nivel, y esto, como era de esperar se logra jugando. Al llegar a su máximo nivel, podremos adquirir el prestigio, obteniendo como recompensa un arma adicional -si es infantería, obtendremos un fusil de asalto, si es la división de subfusiles, obtendremos un subfusil, y así con todas las divisiones- 

Asimismo, los cuatro beneficios que nos ofrecen las divisiones no son los únicos con los que contaremos, sino que también podremos elegir una ‘instrucción básica’ la cual consiste en cumplir la función de antiguas ‘ventajas’ pero en algunos casos, teniendo un enfoque más generalizado. Estas mejoras, siguen siendo a elección del jugador, y en este caso no tiene en cuenta la división en la que nos encontremos. 

Por ejemplo, entre las instrucciones básicas para elegir -solo podemos seleccionar una- tenemos, para obtener munición de los cadáveres, para que no nos vean las rachas en el radar enemigo, ocultarnos en el mini-mapa, tener las rachas de puntos más baratas, o para estremecernos menos cuando nos disparan. 

Lo bueno de este añadido, es la posibilidad de poder aumentar la variedad a nuestra clase, pero hay un problema, en ocasiones grave, y es que tendremos que optar por una sola instrucción básica de entre veintiuna que hay disponibles. De esta manera si queremos, por ejemplo, utilizar la antigua ventaja de carroñero, tendríamos que dejar de lado otras ventajas como ojo ciego, dureza, etcétera. La solución, hubiese sido que nos permitan elegir dos ventajas, a cambio de sacrificar otro elemento -algún beneficio de la división, por ejemplo-. Aunque en algunos casos, como en la ventaja de ‘Carroñero’ podemos encontrarla complementada con otra antigua ventaja, en este caso ‘Manos Rápidas’. 

Por otro lado, las rachas de puntos son abundantes, pudiendo escoger las que consideremos acordes a nuestro estilo de juego. Sledgehammer Games hizo un excelente trabajo a la hora de adaptar un conjunto de rachas de puntos que, sin salir del realismo atribuido al momento histórico, terminan siendo aceptadas por los jugadores actuales, acostumbrados a grandes artilugios presentados en anteriores entregas. Encontraremos el clásico UAV, el cual nos resaltará a los enemigos en el mini-mapa, rachas de bombardeo tanto ‘manuales’ como ‘automáticas’ y hasta la tan ansiada Bomba Nuclear, que en este juego recibe el título de ‘Misil V2’ y se desbloquea a la racha de 25 bajas utilizando el arma, eso sí, antes deberás prestigiar las cinco divisiones disponibles. 

Otra novedad que nos presenta Call of Duty: World War II es el ‘Cuartel General’, un espacio social donde podremos realizar varias actividades como practicar tiro, probar las rachas de puntos, abrir suministros, comprar contratos, prestigiar nuestras divisiones o jugar 1 vs 1 contra otros jugadores. Para los jugadores de Destiny y otros juegos, esto no será para nada nuevo, aunque no se puede negar que fue un buen añadido para Call of Duty, centrando todo el contenido en un solo espacio. 

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-8

Lo que puedo destacar de este espacio social, es la forma en la que unifica todas las características importantes del juego. Pulsando el botón ‘Options’ podemos pasar del modo multijugador al zombies, o viceversa, así como empezar la búsqueda de partida. Mientras tanto, tenemos la posibilidad de organizar nuestro arsenal, comprar contratos, abrir suministros, probar armas, rachas y socializar con otros jugadores que estén por ahí. 

Cabe aclarar que estos suministros que estoy mencionando, no son parte de un sistema Pay to Win, por lo que te podés quedar tranquilo. Mediante estas cajitas tan odiadas, podremos adquirir todo tipo de material estético, como culatas personalizadas, trajes para nuestro soldado, camuflajes para el arma, tarjetas de visita o acciones -saludos, burlas, etc- 

Hallaremos dos tipos de suministros. Por un lado, los del tipo ‘común’ que conseguiremos cada cierto tiempo jugando partidas en línea. Por el otro, los ‘raros’ que se obtienen mediante el cumplimiento de ‘ordenes’ o ‘contratos’. La diferencia entre un suministro y otro, es que el raro nos garantiza como mínimo, un elemento de calidad, mientras que el ‘común’ dependerá de la suerte. 

Estas ‘ordenes’ y ‘contratos’ que mencionaba anteriormente, consiste en objetivos que podremos seleccionar desde el cuartel general, teniendo un tiempo determinado para cumplirlos. La recompensa otorgada puede variar, siendo un suministro raro, experiencia o puntos. Para acceder a las ordenes, basta con escoger la que queramos dentro del Cuartel General. Tendremos algunas que nos limitan el tiempo a 24 horas, y otras que nos lo alargan por una semana. En el caso de los contratos, el tiempo para completarlos es relativo, teniendo algunos que nos piden el cumplimiento del objetivo en 10 minutos y otros, en 40. Para acceder a este último debemos utilizar nuestros puntos, los cuales obtenemos jugando en línea y abriendo más suministros. Este sistema circular es algo tan fácil como entretenido de realizar, por lo que no supone ningún tipo de traba agobiante a la jugabilidad. 

Entre los modos de juego encontraremos los mismos de siempre: Duelo por equipos, Dominio, Punto Caliente, Baja confirmada, etc. Los podremos jugar Local, En línea, y con pantalla partida. El único que se presenta totalmente nuevo para la saga, es el llamado ‘Guerra’ un modo multi-objetivos que propone una jugabilidad basada en la colaboración de cada uno de los miembros del equipo. 

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-6

El apartado gráfico como era de esperar, es ligeramente inferior al visto en el modo campaña, pero gracias a ese sacrificio logra una tasa de frames totalmente estable a 60 cuadros por segundo corriendo a 1080p. Los mapas se ven bien, representando correctamente algunos de los escenarios más emblemáticos de la Segunda Guerra Mundial, aunque todavía falten bastantes por disfrutar. Los mejores diseños, los podemos hallar en el modo Guerra, donde encontraremos, por ejemplo, un mapa basado en la batalla de Normandía. Arribaremos la costa junto a decenas de soldados corriendo y recibiendo balas del equipo contrario. Todo esto, con explosiones, gritos, y otros factores que enriquecen una atmósfera muy bien lograda. 

Desgraciadamente, no todo pudo ser positivo, y es que en este momento el multijugador de Call of Duty presenta una gran cantidad de problemas técnicos. En primer lugar, los servidores se encuentran inestables desde el primer día -plataforma Playstation 4- teniendo que sufrir desconexiones inesperadas. 

Por otro lado, las armas se encuentran en un notable desequilibrio. Entre los fusiles, hay uno que suele destacar entre todos los demás, mientras que los subfusiles quedan exiliados por su baja capacidad de daño y falta de precisión. Esto no quiere decir que no se utilicen, pero son problemas que a estas alturas no deberían existir en un juego de este estilo. Al mismo tiempo, encontramos problemas en la hitbox. Serán incontables las veces que dispararemos a un enemigo y este parecerá invencible, sin recibir daño ni marcar hitmarker. Estos dos problemas, se suman a que el juego presenta una poca variedad de armas. Tenemos la certeza que el ciclo de vida del juego nutrirá el arsenal del multijugador, pero es inaceptable tener la presencia de únicamente, tres pistolas. 

Los mapas son en general, buenos. Solo podemos encontrar uno que eclipse el frenetismo que tanto caracteriza al juego debido a su gran tamaño. Por suerte, los restantes son medianos-chicos y se pueden encontrar enemigos constantemente. De todas formas, el juego nos presenta únicamente nueve mapas, algo muy escaso para lo que nos tienen acostumbrados. Por otra parte, si tenemos en cuenta que hay tres mapas ideados para el modo Guerra, la solución va por ese lado, pero resultaría totalmente injusto. 

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-13

El respawn en ocasiones resulta incoherente. Podemos nacer al lado de un enemigo sin ningún tipo de problema, algo que deberán solucionar en cualquier momento, pero resulta indignante teniendo en cuenta la cantidad de pruebas que tuvo el juego antes de su salida al mercado. Este inconveniente no se da de forma constante, pero es seguro que en algún momento suceda, logrando frustrar en ocasiones la partida del jugador, por un fallo de programación. 

En general, el modo multijugador logró adaptar muy bien el momento histórico con las exigencias actuales. El frenetismo tan característico de la saga se mantiene, contamos con una amplia cantidad de rachas, y la posibilidad de personalizar nuestras armas y soldado, intentando mantener siempre, cierta credibilidad debido a la época en la que se basa el título. El nuevo sistema de creación de clases resulta divertido, motivándonos a probar cada una de las divisiones con sus respectivas armas. Por otro lado, el modo Guerra será el modo que probablemente más horas nos consuma jugando con amigos, logra con creces sumergirnos en un ambiente hostil, impulsándonos a cumplir los objetivos, dejando de lado las partidas por conseguir bajas. El añadido del Cuartel General también ha resultado positivo. Gracias a este sentimos cierta versatilidad, podemos ir de un modo a otro sin problemas, y completar ciertas acciones mientras se nos conecta la partida. 

Los problemas relacionados con la pobreza del arsenal, los respawn, o la conexión, estarían impidiendo notar la calidad que pretendía este multijugador. Son inconvenientes imposibles de ignorar, ya que afectan a la jugabilidad más directa. 

El último modo que nos ofrece Call of Duty: World War II y definitivamente, el que más deslumbra, es el bautizado ‘Nazi Zombies’. Apenas ingresemos a este, se nos introducirá en un primer mapa que se presenta como prólogo, donde nos familiarizaremos con las mecánicas del juego, y de paso, iremos conociendo la historia que se nos estará narrando en los próximos meses. Este mapa, consiste en sobrevivir oleadas en una pequeña casa, la cual tendrá pasillos y habitaciones tan cerradas, que en ocasiones sentiremos cierta sensación de claustrofobia. Podremos volver a jugarlo cuantas veces queramos, utilizando nuestra clase y otros elementos que pasaré a comentar a continuación. 

Una vez que completemos el prólogo, ya estaremos listos para ir al verdadero mapa, titulado ‘The Final Reich’. El escenario es amplio, pero sin alcanzar el punto de agobio. A lo largo de su recorrido encontraremos los clásicos elementos básicos para nuestra supervivencia como, armas para comprar en las paredes, mejoras de nuestras habilidades, como la salud o el daño, cajas de armas aleatorias, power ups, etc. Su diseño artístico también es excelente. Pocas veces en la ‘saga’ de zombies se logró un escenario que realmente, nos de mala espina y sensaciones de miedo como lo hizo el estudio de Sledgehammer Games. A lo largo del desarrollo de la historia, tendremos que cumplir objetivos que nos introducirán en partes del mapa tan oscuras, en cualquiera de sus sentidos, que se sentirán los nervios constantemente. 

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-11

La historia de Nazi Zombies logra ser lo suficientemente interesante para motivarnos a completar los objetivos y descubrir el final de esta primera parte. Formaremos parte de un grupo que se encuentra buscando al hermano desaparecido de una de las protagonistas. Esta desaparición, se va tornando cada vez más intrigante y oscura, atribuyéndole de a poco un vínculo con una serie de experimentos que se hacían en un pueblo, utilizando cadáveres de nazis. 

Para seguir el hilo argumental, contaremos con una de las mejores novedades, y es que, a partir de ahora, dejaremos de lado los easter eggs como los conocíamos, para poder completar la historia siguiendo una serie de objetivos que nos aparecerán en pantalla pulsando la pantalla táctil del control. 

Otra característica de Nazi Zombies, es la de poder añadir los famosos ‘Power ups’ a nuestra clase, en forma de consumibles. Estos tienen un solo uso y son los mismos que nos puede soltar un zombie aleatoriamente, como, por ejemplo, la famosa bomba nuclear que ‘limpia’ el mapa. Para equiparnos uno de estos power ups, tendremos que contar con la suerte necesaria para que nos toque en un suministro. Exactamente, los suministros también estarán muy disponibles en Nazi Zombies. Pero también te podes quedar tranquilo, mediante estos, obtendremos objetos cosméticos, como tarjetas de visita, camuflajes y power ups. Para acceder a los suministros, solo basta con jugar. 

El apartado artístico en Nazi Zombies es simplemente magnífico, The Final Reich tiene detalles que enriquecen cada una de sus zonas, logrando que sintamos la presión a cada instante. Asimismo, la banda sonora y los efectos de sonido, cumplen correctamente su labor, teniendo en ocasiones melodías que nos servirán de índice para saber lo que se nos viene, o para acompañar grandes tiroteos en oleadas cargadas de enemigos. Por otro lado, los enemigos fueron diseñados con un gran cuidado y mimo. Encontraremos distintos tipos de enemigos, que irán subiendo su escala de peligro, pudiendo diferenciar cada uno de estos por sus escalofriantes apariencias. También encontraremosmini-jefes, los cuales tienen la peculiaridad de ser inmunes a los power ups, y no morirán si pasamos de oleada. 

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-2

Nazi Zombies presenta un buen comienzo para esta nueva historia dentro de la reconocida modalidad zombies de Call of Duty. El argumento es interesante, y no solo nos motiva a jugarlo, sino que nos dejará con ganas de saber más. Lo malo, es que para eso tendremos que pagar el pase de temporada, con un valor de 50usd, el cual nos otorgará cuatro Contenidos Descargables a lo largo de los próximos meses, traduciendo esto en cuatro nuevos mapas para jugar zombies. El sistema de creación de clases lo sigue dando en el blanco. El añadido de la habilidad especial, junto con la selección de power ups, ayuda a darle más frenetismo y variedad a las partidas. Asimismo, el poder visualizar los objetivos en pantalla, es de gran ayuda para completar y seguir el hilo de la historia sin problemas. Es bueno saber también, que para aquellos jugadores que prefieran la vieja escuela, tengan un segundo easter egg, el cual, deberán seguir mediante alguna guía por internet. 

Además de la necesidad de un pase de temporada para continuar la historia, otro punto negativo es la inestabilidad que presentan los servidores. En ocasiones, pude completar las partidas sin problemas, pero también he sido víctima de desconexiones en medio del progreso de la historia, algo que, teniendo en cuenta el tiempo invertido y el gasto de ciertos power ups, resulta frustrante. Más allá de esto, Nazi Zombies es, actualmente, lo mejor que ofrece Call of Duty: World War II. Buen mapa con atmósfera sombría, variedad de zombies y un correcto sistema de creación de clases y personalización conforman el modo clave para disfrutar junto a amigos, o solo. 

Call-of-Duty-World-War-2-screenshots-reseña-ps4-xbox-one-pc-7

Call of Duty: World War II es el regreso que todos estábamos esperando en términos de jugabilidad, pero está lejos de ser la entrega prestigiosa que se presentaba hace varios años. Con una gran cantidad de factores a su favor, la campaña desaprovechó la mayoría, otorgando una historia que nos mantendrá entretenidos unas horas, pero difícilmente será memorable. Su modo multijugador, basado en un ambiente tan distinto a lo que vimos en los últimos tres años, logró con creces adaptar la jugabilidad y además, introducir novedades. Tenemos lo que veníamos buscando hace mucho tiempo, pies en el suelo, frenetismo y segunda guerra mundial, pero lamentablemente, todo lo bueno se ve eclipsado por densos problemas relacionados con la programación del juego y los servidores. Los Zombies es lo que más brilla en este nuevo Call of Duty, con la disponibilidad de dos ‘easter eggs’ y un dinámico sistema de creación de clases, logrará pegarnos a la pantalla durante varias horas, y más, si sumamos el factor cooperativo junto a amigos. 

  • Algo positivo a destacar: La segunda guerra mundial otorga frescura a la franquicia. La modalidad zombies es espectacular por donde se vea.
  • Algo negativo a destacar: Campaña desaprovechada en varios aspectos. Poca variedad de armas, mapas y personalización en su vertiente multijugador. Problemas de conexión y en la hitbox.
  • Duración: Mínimo 12 horas entre la campaña principal y zombies. Máximo indefinido.
  • Rendimiento: Numerosos bugs en el multijugador.
  • Modo en línea: Sí. Multijugador en línea competitivo y cooperativo. Zombies con modalidad cooperativa en línea y local.
  • Plataforma de reseña: Playstation 4 SLIM.
  • Ayuda a que Solo Jugadores pueda seguir creando contenido, con Patreon.
  • Seguí al autor en Twitter.
Contacto

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.