Call of Duty: Modern Warfare 2 Review – El regreso de Task Force 141 con acción pochoclera

COD-MW2-2022-Review-en-espanol

Review de Call of Duty: Modern Warfare 2 (PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S), FPS desarrollado por Infinity Ward.


Las expectativas en torno a Call of Duty Modern Warfare 2 se dispararon. Es la secuela del COD más exitoso de los últimos años (Call of Duty Modern Warfare de 2019), y lleva el subtítulo de una de las sagas más reconocidas, longevas y polémicas del género (“Modern Warfare”).

También es un videojuego que llega poco tiempo después de una oleada de denuncias por acoso y maltrato laboral en Activision-Blizzard. Y, por si fuera poco, es la entrega que se encargará de reiniciar el universo de COD Warzone, el FPS gratuito que, después de una temporada con muchos altibajos, necesita un rescate urgente de la mano de la Fuerza operativa 141. ¿Podrá cargar con el peso de su propia cruz?

Más en Solo Jugadores:  Metal Hellsinger, un FPS rítmico que fusiona Doom y Guitar Hero

Terrorismo, corrupción y el querido grupo de héroes


Call-of-Duty-Modern-Warfare-2-tips-para-el-modo-campana

Empecemos a hablar de Call of Duty Modern Warfare 2 por su campaña. Un modo que sigue la calidad de producción de su precuela, con un despliegue cinematográfico y un trabajo impecable en las actuaciones de voz de todos los personajes. En esta ocasión, se nos presenta el legendario escuadrón “uno-cuatro-uno” con Captain Price, Soap, Ghost y Nikolai entre los nombres más conocidos, para salvar al mundo de un inminente ataque terrorista que involucra a un cártel mexicano, fuerzas operativas estadounidenses y el ejército ruso.

La campaña se divide en 17 misiones que transcurren en distintos lugares del planeta. ¿Lo más importante? Que se juegan de forma espléndida. A pesar de todas las críticas que podemos hacerle, la franquicia de Call of Duty demostró hace años tener las mejores mecánicas de acción en primera persona, con un balance entre ritmos tácticos y acelerados, movimientos fluidos para cubrirse, atacar, correr y defenderse, y un armamento que varía en cada juego y sorprende por su variedad de opciones.

COD Modern Warfare 2 tiene misiones en helicóptero, arriba de vehículos. Algunas requieren mucho sigilo, otras que descargues el cargador con todo lo que se mueve. Y, por supuesto, también hay secuencias espectaculares con explosiones, derrumbes y todo el “visual pochoclero” que instaló aquel memorable Modern Warfare hace más de una década, y que aún en estos días nos sigue sorprendiendo.

Más en Solo Jugadores:  La redención de Star Wars Battlefront 2: El mejor FPS de la franquicia

Un despliegue audiovisual que se supera año tras año


Gran parte del disfrute de la campaña de COD Modern Warfare 2 se logra por su despliegue audiovisual. Estamos ante una entrega mucho más detallista que su precuela (que llegó en 2019, un año antes que el lanzamiento de la nueva generación de consolas). Las imágenes son absurdamente fotorrealistas y los sonidos sorprendentemente ricos y envolventes.

La campaña nos trae secuencias trilladas en videojuegos bélicos (y mucho más cuando hablamos de Call of Duty) pero con un impacto que pocas sagas pueden causar en la actualidad. Desde un tiroteo en un carguero que se mueve como un “samba” en medio de una tormenta, hasta una persecución con helicóptero en una carretera llena de automóviles. COD Modern Warfare 2 replica momentos icónicos en una saga que, en términos audiovisuales, se supera año tras año.

Por su lado, la narrativa salpica escenas cinemáticas (y cinematográficas) entre secuencias jugables y avanza con un ritmo desaforado, sin cortes. La Fuerza operativa 141 tuvo un regreso triunfalde los héroes que mejores relatos nos trajeron en la saga, y algunas sorpresas bastante interesantes para el futuro.

Más en Solo Jugadores:  Bright Memory Infinite Review - Una sesión de pura acción

COD-MW2-guia-y-consejos-para-jugar-en-veterano

Si hay algo que tenemos para criticar es la falta de profundidad en mecánicas narrativas, como los diálogos (o conversaciones) con compañeros, que parecen no llegar a ningún lado. Además, la IA demostró ser bastante incongruente en secuencias de sigilo: tardaban demasiado en detectarnos e incluso tenían “visión ciega” con los compañeros que se cruzaban frente a ellos. Los diálogos y el sigilo parecen ser las facetas más descuidadas de una campaña en la que abundan los detalles. Porciones jugables que tienen mucho brillo para sacar, pero que, en la práctica, no suman nada (o estorban la experiencia global).

Pero, a pesar de los puntos negativos, la campaña de Call of Duty Modern Warfare 2 se disfrutó de principio a fin. Con un equilibrio perfecto entre la acción desenfrenada y las secuencias de sigilo y estrategia que, por suerte, están a la altura de las expectativas, e incluyen momentos deseados de “sniper y trajes camuflados”, acompañados del legendario Captain Price. Y, como era de esperarse, no pueden faltar los pochoclos. La espectacularidad visual es un sello en la saga Modern Warfare, y este caso no es excepción.

Sé el primero en comentar

Comentar artículo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.