Death Stranding Director’s Cut Review – Añadidos que no suman

Death-Stranding-Directors-Cut-Review-espanol

Review de Death Stranding Director’s Cut Review (PS5 y PC) videojuego de acción y aventura desarrollado por Kojima Productions.


Death Stranding es uno de mis videojuegos preferidos de todos los tiempos. Llegó en un momento de mi vida donde realmente necesitaba que alguien me diga las cosas que Kojima desarrolla en el título y es muy probable que ciertos momentos (como el primer encargo al crematorio) se queden conmigo para siempre. Sin embargo, ya tenemos en el sitio una reseña y varios artículos que se encargan de desarrollar las tantas virtudes de la obra, por lo que en este texto voy a centrarme en las diferencias con la versión estándar y cuáles son sus implicaciones en la experiencia.

Una reconfiguración de sentido


Death-Stranding-como-arreglar-la-moto

Es extraño hablar de un “Director’s Cut” cuando todos sabemos que pocos juegos son más propios de la visión de su director que Death Stranding, sobre todo teniendo en cuenta que dicha visión dio lugar a un título contrahegemónico al que no le molestaba “hacer la suya” en detrimento de conceptos totalmente subjetivos (pero fundamentales dentro del medio) como la diversión. Para mucha gente DS es “aburrido”, y eso es entendible, estamos hablando de una obra que, más allá de su narrativa cinematográfica, busca narrar también desde lo mecánico; y, por mucho que les duela a los fanáticos de Naughty Dog, un sistema de disparos en tercera persona se queda corto en esos términos.

Por eso mismo, creo que el nombre que acompaña a esta versión no es más que un mero intento de Kojima por no caer en el “Definitive Edition, ya que si bien estamos ante una edición más “completa” (en el sentido de contar con más contenido) de Death Stranding, dudo muchísimo que este “corte del director” sea más representativo de la “visión” que tanto se criticó en el momento de su salida. Más bien, parece todo lo contrario, como si quisiera contentar a varios de sus detractores.

En cualquier caso, Death Stranding Director’s Cut es un producto cultural y, como tal, se separa de la intención de su autor para hablar por sí mismo. Entonces, ¿Qué tanto cambia en relación al lanzamiento original?

Pequeños cambios que fluctúan la esencia


En primer lugar, esta edición cuenta con un pequeño arco argumental totalmente nuevo que expande la historia de uno de los personajes del juego. A decir verdad, no es nada muy revelador, pero es cierto que brinda información que en la versión original llegaba bastante más tarde y que (tal vez) puede afectar la integridad narrativa de la experiencia para aquellos que la prueben por primera vez.

Del mismo modo, el título introduce una amplia gama de nuevas mejoras o añadidos que, en algunos casos en particular, pueden hacer que el núcleo mecánico del juego mute significativamente: un bot que puede llevar un buen monto de carga e incluso al propio Sam de manera fiable, puentes más angostos para pasar por zonas más estrechas, catapultas que permiten lanzar al jugador con su carga, y rampas de salto que te dejan hacer acrobacias con algunos vehículos.

No obstante, el añadido que tiene una incidencia más directa en la jugabilidad de Death Stranding es el estabilizador, un aparato que te nivela automáticamente por medio de una batería y que permite que te olvides de apretar R2 y L2 a la vez para centrar o compensar tu carga. Por suerte, es un elemento que llega en el último tramo de la experiencia y que, a mi parecer, no termina siendo tan disruptivo como parecía en los trailers.

Agregados que caen en la indiferencia


Death-Stranding-como-dormir

Dicho todo esto, mi opinión general sobre Death Stranding Director’s Cut es que introduce elementos mecánicos que, en mayor o menor medida, van en detrimento de la propuesta original. La posibilidad de pasar más rápido por ciertas secciones o de probar caminos diferentes vino bien en términos de variabilidad teniendo en cuenta que era la segunda vez que atravesaba el juego, pero creo que son agregados con los que preferiría no contar si fuera mi primera vez. De todos modos, está claro que DS fue un juego controversial y, quizá, aquellos que no terminaron de conectar la versión estándar puedan acercarse a la propuesta narrativa del título gracias a los nuevos cambios.


Joaquin Gamba
Redes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.