Assassin’s Creed: Valhalla – Reseña

Reseña de Assassin's Creed: Valhalla en PS4, PS5, Xbox One, Series X|S y PC

A lo largo de varios años, la saga Assassin’s Creed nos ofreció la posibilidad de explorar ciudades que hoy en día son ruinas, conocer a personas con relevancia en nuestra historia, y experimentar momentos claves para el desarrollo de la humanidad. La carga cultural de la franquicia es enorme, pero el anuncio de Assassin’s Creed: Valhalla con una trama sobre vikingos no despertó el mismo interés que anteriores entregas. Realmente, ¿qué nos pueden ofrecer los vikingos?


Assassins-Creed-Valhalla-screenshots-resena-mapa-de-inglaterra

Por suerte, el videojuego tardó pocos minutos en sorprendernos. En la introducción de AC: Valhalla observamos el pacto entre el clan vikingo de Varin y Rosta, padres de la pequeña Eivor (protagonista de este AC) y el clan de Styrbjorn. En medio del evento, Kjotve, un importante vikingo de la región, ataca ambos grupos y se cobra la vida de los familiares de Eivor.


Un plano-secuencia que despierta felicidad, desesperación, bronca, angustia y sorpresa en menos de cinco minutos


La niña escapa por el bosque a oscuras y Sigurd (hijo de Styrbjorn) la rescata montando su caballo. La música se detiene, el único sonido que escuchamos es el galope del animal sincronizado con los agitados latidos del corazón. De repente, un flechazo le pega al corcel, lo que provoca que Eivor caiga a un lago congelado.

Con el drama en su punto más álgido, un lobo ataca a la pequeña Eivor, quien intenta tomar un hacha para asesinarlo, pero no puede.

Cuando pensamos que la niña había muerto en ese mismo instante, el tiempo y el espacio parecen reconfigurarse. La historia reescribe el trágico desenlace, ahora con Eivor viva para cobrar venganza. Todo dentro de un plano-secuencia que despierta felicidad, desesperación, bronca, angustia y sorpresa en menos de cinco minutos.


Assassins-Creed-Valhalla-screenshots-resena-montañas-nevadas

La historia de Eivor continúa varios años más tarde. El líder del clan vikingo, Styrbjorn, adopta a la muchacha, y Sigurd conoce a dos “Asesinos” que casualmente buscan asesinar a Kjotve. El mundo es muy pequeño, y parece que el malvado vikingo es miembro de la Orden de los Templarios.

Finalmente, nuestra protagonista se enfrenta al temible líder vikingo, y los Asesinos le proponen sumarse a su caza de templarios a través de Inglaterra. Y es así como Sigurd, Eivor y varios miembros del clan vikingo se suben al Drakkar y parten hacia nuevas tierras.


Las creencias religiosas de los vikingos se representan con visiones de Dioses


Poco antes de iniciar el viaje, una bruja le comenta a Eivor que el destino la confrontará con Sigurd. No es el único elemento de fantasía nórdica integrado en la campaña, ya que las creencias religiosas de los vikingos, por ejemplo, se representan con visiones de Dioses como Odín, quien aconseja y advierte a la protagonista sobre futuros eventos.

El mundo de Assassin’s Creed: Valhalla es inmenso, y está vivo. Nuestro clan vikingo se encuentra en una zona fija de Inglaterra en la que podemos charlar, completar encargos y lo más importante, ayudar al crecimiento del establecimiento, porque mientras más recursos obtengan los vikingos, más actividades tendremos, como tiendas de armas, de comida, y de tatuajes. También abundan las actividades de descanso como el Flyting, una suerte de “Pelea de Gallos” del siglo IX.


Assassins-Creed-Valhalla-screenshots-resena-bosques-inglaterra

Lo más interesante está en las afueras del establecimiento. Subirnos al caballo y galopar en los campos de Inglaterra mientras escuchamos el silbido del viento, el caudal del río y el cantar de los pájaros es algo que se asemeja a la experiencia de cabalgata de Red Dead Redemption, y con una enorme similitud a las producciones de Rockstar Games, Assassin’s Creed: Valhalla integró las mejores misiones secundarias en la historia de la franquicia.


Assassin’s Creed: Valhalla no te rellena el mapa con encargos de narrativa aburrida


Lo primero a mencionar es que, cuando abrimos el mapa, nos encontramos con un enorme mundo para recorrer, pero en ningún momento surgen “cientos” de íconos distintos que inundan la pantalla como en anteriores entregas. AC: Valhalla no te rellena el mapa con encargos de narrativa aburrida.

Seguir leyendo:  AC: Valhalla - Todo lo que necesitas saber sobre sus expansiones

La mejor comparación en este caso la encontramos con los últimos videojuegos de Rockstar Games, los cuales resaltaban sus misiones secundarias con un signo de pregunta (“Extraños y Locos”). Cuando nos dirigíamos a una de éstas misiones, se nos abría una escena cinemática para presentar a un personaje extraño (o un tanto loco). Por lo general, eran encargos que se consumían en pocos minutos, y lo mismo sucede en Assassin’s Creed: Valhalla.


Assassins-Creed-Valhalla-screenshots-resena-drakkar-exploracion

Cuando abrimos el mapa en AC: Valhalla, observamos un puñado de luces amarillas (tesoros), celestes (misterios) y blancas (artefactos). Los tesoros corresponden a cofres con objetos preciados, escondidos en cuevas ocultas por la vegetación, hundidos en el fondo del río o protegidos por un ejército de soldados. Los misterios son misiones en las que nos puede esperar un extraño personaje (con un extraña vida, y probablemente un extraño encargo) o un animal legendario muy difícil de enfrentar. Por su lado, los artefactos, son quizás los coleccionables más “Assassin’s Creed” que podríamos encontrar, pero nos suman algunos elementos para personalizar a Eivor.

Ahora hablemos del Drakkar, embarcación vikinga por excelencia, que conducimos en los ríos de Inglaterra mientras escuchamos una canción o una anécdota de nuestros compañeros vikingos. También es un medio para buscar pueblos a la orilla que podamos saquear en busca de recursos para nuestra comunidad.


Sigilo o Combate: Ambos estilos de juego funcionan a la perfección y marcan sus diferencias gracias a una extensa red de mejoras de habilidades


En los viajes a través de Inglaterra podemos encontrar establecimientos o zonas restringidas protegidas por numerosos soldados. Si entramos, es mejor que estemos preparados para luchar o ser pacientes para actuar con sigilo. Ambos estilos de juego funcionan a la perfección y marcan sus diferencias gracias a una extensa red de mejoras de habilidades que el jugador tiene disponible desde el principio. En general, el hecho de completar una misión es suficiente para obtener dos puntos de habilidad que podrán usarse para mejorar las aptitudes de Eivor.

Seguir leyendo:  Inmortals Fenyx Rising recibirá un DLC ambientado en la mitología china y con un nuevo héroe

Adicionalmente, nuestra protagonista cuenta con una armadura que se mejora con recursos obtenibles en medio de las misiones o los saqueos. Por otro lado, el abanico de habilidades de Eivor también depende de las “Destrezas”, ataques de gran potencia, pero de uso limitado.


Assassins-Creed-Valhalla-screenshots-resena-tiendas

El progreso sigue la estela RPG que adoptó Assassin’s Creed: Origins, aunque AC: Valhalla encuentra una armonía entre las misiones obligatorias para la campaña y las que el jugador suele completar solamente para mejorar al personaje. Porque si hay algo cansador en AC: Origins (al igual que muchos juegos de mundo abierto) es que te fuerza a completar encargos repetitivos, aburridos y extensos para que los enemigos no te derroten de un golpe. Una suerte de farmeo, pero disfrazado de misiones “nuevas” que de nuevas no tienen nada.


Las misiones secundarias de Assassin’s Creed: Valhalla no solo son cortas, sino que nos regalan pequeños “cuentos” que enriquecen al mundo de Inglaterra


Las misiones secundarias de Assassin’s Creed: Valhalla no solo son cortas, sino que nos regalan pequeños “cuentos” que enriquecen al mundo de Inglaterra. Si no abrimos el mapa para seleccionar alguna misión, en el mismo recorrido podríamos despertar algún «Evento de mundo».

Seguir leyendo:  The Lord of the Rings: Gollum se inspira en Prince of Persia

Por ejemplo, dos hombres buscando desesperadamente un brazalete hundido en un lago: el primero en hallarlo, se acostaría con una muchacha que se ríe en la orilla. En esas situaciones podemos ser espectadores, actuar con una conversación o en este caso, salir a buscar el brazalete. El final de estas actividades llamadas “Misterios” nunca nos dejará indiferentes. ¿Y lo mejor de todo? Seremos recompensados con dos puntos de habilidad, experiencia, objetos y solo nos tomó unos pocos minutos.


Assassins-Creed-Valhalla-screenshots-resena-misiones-secundarias

Si no emprendemos la búsqueda de un tesoro, el asalto a un establecimiento enemigo o la conquista de distintas tierras, la vieja Inglaterra de Assassin’s Creed: Valhalla nos cautiva con sus hermosos paisajes. Un extenso campo de flores amarillas, un sendero rodeado de árboles que dejan caer sus hojas, una enorme montaña con una incesante nevada. También hay zonas con intervención humana, como los monasterios, las iglesias de los pequeños pueblos o las ruinas de un viejo templo. Cuando llega la noche, el cielo se convierte en la estampa más llamativa con una hermosa aurora.


El Animus puede intervenir en el mundo de Eivor que, al fin y al cabo, es una simulación


La aurora tiene un papel fundamental en la historia de AC: Valhalla, porque detrás de la increíble experiencia nórdica se encuentra Layla conectada en un Animus en una continuación directa de AC: Odyssey. No revelaremos nada al respecto, pero sí mencionaremos que, en algunos momentos, el Animus puede intervenir en el mundo de Eivor que, al fin y al cabo, es una simulación.


Assassins-Creed-Valhalla-screenshots-resena-aurora

Assassin’s Creed: Valhalla nos presenta una interesante travesía vikinga a través de cuatro hermosos reinos de una antigua Inglaterra. La integración de la mitología nórdica se solucionó con visiones de Dioses como Odín o Thor, quienes advierten a la protagonista sobre un trágico futuro. Por otro lado, el mundo de AC: Valhalla está lleno de pequeñas aventuras opcionales que enriquecen la experiencia y nos ayudan a progresar sin demasiado esfuerzo.

Se trata de un videojuego nutrido por los máximos referentes de mundo abierto de los últimos años (The Legend of Zelda: Breath of the Wild, Red Dead Redemption 2, The Witcher 3: Wild Hunt, Grand Theft Auto V), y algunos exponentes en combate cuerpo a cuerpo (God of War, AC: Origins). Es una propuesta redonda, y esperamos sea el camino a seguir en próximos lanzamientos de la franquicia. En definitiva, AC: Valhalla es el mejor Assassin’s Creed en muchos años, y uno de los mejores videojuegos del 2020.


Assassin’s Creed: Valhalla es un videojuego de acción y aventura en mundo abierto.


Modos de juegoUn jugador
DuraciónIndefinido
RendimientoLeves caídas de frames; en algunas ocasiones la carga de texturas era lenta; hay reportes de bugs más graves que dañan los datos del videojuego (vía Press Over)
IdiomaTextos y voces en español
AccesibilidadModo para daltónicos, personalización de contenido sensible, subtítulos
¿Es necesario jugar algún título anterior?AC: Valhalla es secuela de AC: Odyssey
DesarrolladoraUbisoft Montreal
EditoraUbisoft
PlataformasPlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC
Plataforma de reseñaPlayStation 4 (slim)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.