Mortal Shell: guía para vencer al jefe final, El desencadenado (The Unchained)

Mortal-Shell-guia-de-el-desencadenado-jefe-final-screenshots

Es una gran sorpresa que el Viejo prisionero, que ayudó durante toda la aventura, se convierta en el último enemigo del juego. Sin dudaslos desarrolladores guardaron lo mejor para el cierre, porque la batalla contra El desencadenado (The Unchained) es cosa seria: pero no desesperes, porque en esta guía te contamos todo lo que necesitás saber para vencer el último obstáculo hacia la gloria en Mortal Shell.

Los preparativos: consejos indispensables para enfrentarse a El desencadenado (The Unchained)


Mortal-Shell-guía-para-vencer-al-desencadenado

The Unchained es un Final Boss con muchísima durabilidad, así que esta es una pelea que va a ser larga. Curarse en el juego es complejo, por lo que la mejor estrategia es comprar los pinchos de Rata rostizada que vende Vlad a un costado de la Torre de Fallgrim. Cada uno cuesta 100 Tar, cura 30 puntos de vida y consume una barra de Resolve. Otra cosa importante para hacer es subir todas las habilidades de la Shell favorita y upgradear el arma a utilizar a +5 usando los Quenching Acid. Con esto es posible hacer un daño decente por cada golpe. Recomendamos el uso de la Hallowed Sword pero esta guía sirve para cualquiera de las cuatro armas. Una vez listos, solo queda entrar en la arena por el agujero que hay en el centro de la Torre de Fallgrim y es hora de enfrentar al jefe final de Mortal Shell.

Seguir leyendo:  Mortal Shell: ubicación y habilidades de los cuatro receptáculos (clases)

A la batalla: cómo derrotar al jefe final de Mortal Shell


Mortal-Shell-jefes-screenshots

El Desencadenado es un enemigo agresivo que tiene muchos ataques distintos. La buena noticia es que la mayoría de estos están muy anunciados y, una vez aprendido el patrón de movimientos, es fácil reaccionar ante el peligro. Si bien The Unchained tiene una sola fase, a medida que vaya perdiendo puntos de vida, irá agregando diferentes movimientos a su arsenal. Es muy importante tener casi siempre la vista bloqueada en el jefe. Este detalle es muy útil para poder esquivar sus embestidas. Otra cosa a tener en cuenta es que su punto débil es la cabeza. Al darle una buena cantidad de golpes en esa zona, cae aturdido por poco tiempo y eso da tiempo para pegar varios espadazos seguidos.

Todas las peleas se inician con The Unchained cargando hacia el jugador con mucha velocidad y pegando con su brazo izquierdo. Saltar hacia adelante en el momento que está más cerca, da una ventana para pegar dos o tres golpes antes del siguiente ataque. Luego de golpear, es recomendable endurecer al personaje para evitar cualquier tipo de daño. 

La siguiente acción de El desencadenado puede variar. Hay veces que salta y se aleja para realizar el mismo ataque rápido. Si esto pasa, se puede repetir el primer paso de la guía. Si levanta el brazo izquierdo, viene un golpe lento pero que hace mucho daño. Muy fácil de esquivar con un rol hacia adelante o endureciendo la Shell. También puede usar su pico para atacar. En ese caso lo recomendable es saltar hacia atrás y tomar un poco de distancia. El ataque más complicado de dodgear es un coletazo que casi no tiene aviso y viene desde su derecha. Lo mejor es prevenir cualquier embestida separándose un par de metros luego de hacer el daño y nunca pegar más de dos o tres golpes cada vez que tengamos oportunidad.

El último tramo de la pelea


Mortal-Shell-cómo-vencer-al-jefe-final

Luego de perder alrededor de 1 ⁄ 3 de puntos de vida, The Unchained suma a su repertorio los dos ataques más molestos y peligrosos que tiene. En uno salta hacia atrás, toma distancia para hacer su ataque rápido pero en el proceso genera unas olas pequeñas que tumban al personaje si lo alcanzan. Estas se pueden esquivar roleando por encima, pero son un gasto de energía e imposibles de evadir de otra manera. En el otro, golpea el piso y de los costados de la arena empiezan a aparecer minions, muy parecidos al foundling, de color negro que nos persiguen. Si bien mueren de un solo golpe, son muchos y muy molestos. La mejor forma de pasar esta parte es alejarse e ir derribándolos de a uno o juntarlos y atacar con la estocada de la Hallowed Sword para matarlos a todos a la vez.

Cerca de su muerte, El desencadenado se hunde en el escenario y genera un remolino que, de llevar al personaje hacia el centro, lo mata al instante. No solo eso: los minions comienzan a aparecer y cada vez que uno es absorbido por el agua le hace recuperar un poco de HP al jefe final. No vale el riesgo intentar eliminar a los enemigos pequeños. Lo mejor es alejarse lo más posible y usar las Roasted Rats para llenar toda nuestra barra de vida. 

Luego de esto la batalla no vuelve a cambiar. Nuevamente The Unchained cargará hacia el personaje o hará su ataque de las olas que hay que esquivar saltando sobre ellas. La fórmula de pegar dos veces, salir o endurecer, sumada a paciencia y comer las ratas rostizadas cuando haga falta, es la ganadora. Con paciencia y práctica, El desencadenado caerá y podremos presenciar el final de Mortal Shell.

Seguir leyendo:  Reseña de Mortal Shell - Un Soulslike de pura cepa

Mortal Shell ya está disponible en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC. Podrás encontrar más guías en nuestra cobertura.


Nicolás Matiuzzi
Redes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.