Reseña de Curse of the Dead Gods – Peligros impredecibles, decisiones estratégicas

Curse-of-the-Dead-Gods-resena-screenshots

Reseña de Curse of the Dead Gods (PS4, Steam, Nintendo Switch, Xbox One), videojuego roguelite desarrollado por Passtech Games y publicado por Focus Home Interactive.


Un año después de su lanzamiento en acceso-anticipado de Steam, Curse of the Dead Gods pulió todos sus apartados, se nutrió de los mejores referentes del momento y presentó un roguelite que juega a lo seguro, pero hace todo bien.

La primera escena de Curse of the Dead Gods nos anticipa una de las tantas premisas de la aventura. Observamos la silueta de una persona a través de una entrada iluminada, ubicada en el centro de una oscura habitación. Luego de dar unos pasos, la entrada se cierra a las espaldas del misterioso personaje y lo deja a solas en un templo, hogar de dioses macabros, maldiciones y delirios.


Curse of the Dead Gods nos invita a conocer tres templos con sus propias trampas, monstruos, tesoros y jefes finales

Curse-of-the-Dead-Gods-screenshots-templo-perdido

Curse of the Dead Gods desarrolla una narrativa mística en segundo plano, mientras exploramos un total de tres templos con sus propias trampas, monstruos, tesoros y jefes finales. No hay cuadros con diálogos ni escenas cinemáticas, y la verdad es que en este caso concreto no son necesarias. La historia se desenvuelve a través de nuestras acciones, es el camino de nuestro héroe, con sus decisiones acertadas, estrategias de exploración y enfrentamientos imprevistos contra peligrosas criaturas sobrenaturales.

El videojuego nos lanza en laberínticos entornos con arquitecturas inspiradas en la cultura azteca, y como todo roguelite, nos atrapa con lo impredecible, avanzando entre habitaciones con enemigos, armas y trampas aleatorias. Sin embargo, hay un giro de tuerca interesante, y es que antes de dar un paso a la siguiente zona, podemos revisar un mapa que nos adelanta algún elemento que encontraremos más adelante: un desbloqueo de arma, una mejora temporal, monedas de oro, un jefe, una fuente de vida o un intrigante signo de pregunta para sellar la duda en nuestra decisión.


Un sistema de decisiones estratégicas para inyectar calma en el jugador

Curse-of-the-Dead-Gods-screenshots-seleccion-de-habitacion

Lo impredecible de todo roguelite se fusiona con un sistema estratégico de decisiones que inyectan calma en nuestra aventura con la creencia de que “Al menos sabemos qué es lo que nos espera”. Pero en realidad es todo lo contrario, porque el hecho de saber que adelante habrá un arma nueva no quita que aún desconozcamos cuáles son los peligros a enfrentar y si estaremos listos para ello. Y en este sentido, Curse of the Dead Gods también hace bien la tarea.

Nuestro personaje equipa una antorcha para alumbrar el camino y encender faroles en las habitaciones de los templos. Es estrictamente necesario que estemos cerca de alguna fuente de luz en momentos de combates, puesto que en la oscuridad recibimos un 50% extra de daño por cada golpe y se reducen enormemente nuestras posibilidades de supervivencia. De esta manera, la dificultad escala varios niveles cuando avanzamos en los templos, donde el combustible de la antorcha se agota y las habitaciones apenas tienen un farol con un radio de iluminación pequeño. La única salida es combatir con los reflejos agudizados.


Abanico de movimientos clásicos en el género roguelite

Curse-of-the-Dead-Gods-PS4-Steam-Switch-Xbox-One

Pero, ¿cómo funciona el sistema de combate en Curse of the Dead Gods? Además de prestarle atención a la antorcha, tenemos un puñado de movimientos comunes en el género (esquivar, bloquear y golpear con hasta tres armas distintas). Sin embargo, cada uno de estos movimientos se encuentra atado a una barra de “Aguante”. ¿Realizamos un golpe contundente? Perdemos un punto de aguante. ¿Rodamos? Perdimos otro. ¿Bloqueamos? Se fue uno más. Estos puntos de aguante (cinco en total) se regeneran enseguida, pero en el caso de que hagamos un movimiento especial como una esquiva perfecta o una parada, obtendremos aguante instantáneo. Básicamente, un premio para el que mejor juega.

Seguir leyendo:  Conocé Fury Unleashed: Una aventura con disparos, explosiones y diseño de cómic

Explicados todos los apartados que conforman el esqueleto de Curse of the Dead Gods, es indispensable mencionar una de las características que lo elevan como experiencia clave en el género roguelite: las maldiciones. El videojuego presenta un medidor de corrupción, el cual aumenta un pequeño porcentaje cada vez que avanzamos hacia una nueva habitación. Una vez se completa este medidor, nuestro personaje recibe una maldición.


Corrupciones y maldiciones, la gran premisa de Curse of the Dead Gods

Curse-of-the-Dead-Gods-screenshots-corrupciones-y-maldiciones

Las maldiciones son modificadores de partida, penalizaciones que cambian exageradamente la experiencia original: desaparición del HUD, reducción del daño, aumento de trampas, monedas de oro que desaparecen frente a nosotros y un largo etcétera. Lo más curioso de este apartado es que podemos acumular hasta cinco maldiciones, momento en el que no solo tendremos que afrontar una partida con un nivel de dificultad endiablado, sino que la última maldición suele instalar una penalización imposible de afrontar. Un desafío que solo superarán los más valientes.

Seguir leyendo:  West of Dead - Reseña

Adicionalmente, la estructura roguelite de Curse of the Dead Gods reparte varios objetos en el entorno, como los Cráneos de Cristal o los Anillos de Jade, los cuales sirven para obtener mejoras fijas en nuestro personaje. Asimismo, en los mismos recorridos recolectaremos monedas de oro para canjear en “Fuentes de Ofrendas” por nuevos poderes, habilidades, mejoras de armas, etcétera. En el caso de no tener las monedas suficientes, se asoma la posibilidad de realizar una “Ofrenda de sangre”, lo que aumentará nuestro medidor de corrupción considerablemente. Lo cierto es que en el camino podríamos hallar decenas de elementos interesantes para potenciar las aptitudes del protagonista, tanto en la partida como para el resto de la aventura.


Un roguelite bien ejecutado

Curse-of-the-Dead-Gods-resena-screenshots-jefes-finales

Puede que Curse of the Dead Gods no sea un roguelite rupturista como Hades, pero sus premisas son llamativas y se ejecutan con éxito, y eso es suficiente para que se convierta en uno de nuestros primeros favoritos del 2021. Mientras nos confiamos con las recompensas disponibles en la siguiente habitación, los peligros se vuelven impredecibles y la corrupción nos invade hasta volvernos malditos; un juego que nos engancha a través de un efectivo sistema de decisiones, la única luz de esperanza en estos oscuros templos  capaces de consumir la cordura de hasta el jugador más experto.

Seguir leyendo:  Reseña de Valheim - Ser un vikingo nunca había sido tan divertido

Podrás encontrar mucha más información sobre Curse of the Dead Gods (PS4, Steam, Switch, Xbox One) en nuestra completa cobertura.


Modos de juegoUn jugador
Duración30 horas
RendimientoSin problemas
IdiomaTextos en español
AccesibilidadSin opciones
¿Es necesario jugar algún título anterior?No
DesarrolladoraPasstech Games
EditoraFocus Home Interactive
PlataformasDisponible en PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch
Plataforma de reseñaPS4 (Slim)
Reseña escrita con un código facilitado a SoloJugadores.com

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.