Metal Gear Rising: Revengeance – Reseña

En los últimos días, el reconocido estudio Platinum Games estuvo en boca de todos. Astral Chain principal culpable, el nuevo proyecto de los creadores de Bayonetta llegará de manera exclusiva a Nintendo Switch. Pero por otro lado, surgió un rumor, el cual sugería la resurrección de Scalebound, un fascinante videojuego cancelado hace un par de años.

Los mejores juegos de Platinum Games contenían una fórmula que garantizaba entretenimiento y momentos inolvidables, tales como Bayonetta o Nier Autómata, por ejemplo. Pero aparte de estas reliquias, el estudio nos brindó un frenesí de emociones con Vanquish o Metal Gear Rising: Revengeance.

Me quiero frenar en el último juego que mencioné: Metal Gear Rising: Revengeance, una entrega oscurecida que añade más argumento a la extensa trama de Metal Gear. Si no lo jugaste, esta es mi recomendación.

Cómo descargar Metal Gear, Castlevania y Contra en PC (GOG)
Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty

En un principio, odiado, luego, más que amado. Raiden es un personaje enigmático. Desde Sons of Liberty se lo presentó como una persona tan común como cualquiera de nosotros, con sus problemas cotidianos. Las vueltas de la vida lo llevaron a una misión para nada fácil, la cual no salió como esperaba. El incidente de Big Shell lo cambió por completo físicamente, pero sus sentimientos se mantenían intactos. El nacimiento de su hijo sumaba un amor prohibido a la trama: la crianza de un niño en un mundo sumergido en el caos.

Con Raiden como protagonista, la historia de Metal Gear Rising nos traslada cuatro años después de los acontecimientos vistos en Guns of the Patriots. Aunque es importante aclarar de que no hace falta jugar la saga Metal Gear Solid para poder disfrutar de Metal Gear Rising.

Raiden es nuestro héroe, una vez más

Raiden forma parte de Maverick, una compañía militar privada. Al principio del juego vemos como lo envían a África para proteger al primer ministro de dicho lugar, pero por desgracia, mediante Gekkos, Cyborgs e incluso un Metal Gear, miembros de una compañía rival crean la emergencia máxima en el ambiente, teniendo que usar todo tipo de fuerzas para repeler tal amenaza.

Seguir leyendo:  Reseña de Little Nightmares - La niña con el piloto amarillo

El argumento en Metal Gear Rising no se puede comparar para nada con lo que estamos acostumbrados en Metal Gear Solid. No hay grandes giros argumentales y mucho menos profundidad en la historia de vida de cada uno de los personajes. Lo realmente destacable se relaciona con la variedad y espectacularidad de los jefes, siendo incluso de notables dificultades.

Si hay algo que Metal Gear Rising hace bien y por eso merece una recomendación, es su jugabilidad. Desde la segunda entrega de Metal Gear Solid, Raiden es dueño de una poderosa Katana. En este juego su uso es más que importante, ya que Platinum Games se encargó de eliminar la idea que tenemos de un arma filosa en un Hack and Slash: en este juego tenemos una katana, que técnicamente lo corta (casi) todo, ¡que así sea entonces!

Los jefes en Metal Gear Rising son excelentes

De esta manera, cada combate se sumerge en la acción inmediata, en la violencia creciente y en un sentimiento de superioridad ante el enemigo. Podemos literalmente, cortar en cuantos pedacitos queramos a nuestro oponente, incluso si es un jefe. Esta sensacional mecánica progresa con un personaje que gracias a sus modificaciones puede lograr muchas más cosas: velocidad, fuerza, mayor eficacia en cortes, etcétera.

Mediante puntos que iremos ganando a lo largo de la aventura, las modificaciones de nuestro Cyborg podrán ser retocadas en cualquier momento, empujando aún más la acción desenfrenada de Rising. En ocasiones, podremos pensar que al mejorar nuestras habilidades, estamos abusando de un poder casi ilimitado. Es por eso que con semejante hándicap ante el enemigo, es necesario una dificultad acorde a las circunstancias. Y sí, si bien los oponentes pueden ser destrozados en un instante, tenemos energía limitada para hacerlo y nuestro enemigos descargan una furia que nos podría dejar sin vida en cualquier momento. El juego puede ser altamente frenético, pero siempre debemos prestar atención a quién nos estamos enfrentando, en ningún momento se nos regalará la victoria. El dominio de Raiden es divertido, pero también progresivo.

Somos poderosos, pero los enemigos no nos pondrán las cosas fáciles

Como contrapartida a esta mecánica de acción desenfrenada, Metal Gear Rising añade un sigilo que no se acerca ni un poco a la fórmula estrella de Metal Gear Solid y tampoco logra hacer la tarea en este mismo videojuego. El sigilo es un añadido que entorpece la aventura, no hay oportunidad de agacharse o tumbarse, teniendo que acercarnos como podamos hasta el enemigo y machacarlo con la katana.

Seguir leyendo:  Reseña de If Found - Una visual novel queer sobre vínculos y conexiones

El miedo de realizar un título que se desprenda totalmente de la acción de espionaje táctico de Metal Gear Solid concluyó en el cáncer de esta aventura. Con Raiden y una Katana que lo corta todo, el juego se ganó una personalidad y sobre todas las cosas, un Rising que trace una línea entre el sigilo y la acción.

También encontramos un códec, el cual intenta cumplir la misma tarea que la saga Metal Gear Solid pero nuevamente, no lo logra. El códec gana una inutilidad en un juego que difícilmente te plantees llamar a tu superior o compañero para pedirle instrucciones en un mapa que llama al combate directo. No estamos buscando sutileza y muchos menos evitar los enfrentamientos. Quizás gane algo de importancia con los jefes, pero su añadido no aporta nada trascendental al conjunto.

Por último, dentro del conjunto de combos y hazañas que podemos alcanzar con la katana, la mecánica de bloqueo no logra ser la ideal para este juego. Serán muchas las ocasiones en las que podrás caer si no dominas totalmente el bloqueo de golpes: para hacerlo, debemos acestar en el momento preciso que un enemigo nos intenta golpear a nosotros. ¿Para qué tanta complicación?

Por suerte, tanto el sigilo como el códec son mecánicas secundarias en un juego en el que lo ideal es mover la katana de izquierda a derecha mientras corremos entre tropas de cyborgs. No logran arruinar la experiencia, pero dejan un gusto amargo al saber que, en todo caso, podrían haberse introducido mucho mejor.

Contenidos descargables gratuitos para parchear una escaza duración de campaña

Enemigos variados y que nos complicarán el trayecto, jefes muy bien diseñados y una katana que nos hace creer invencibles. Todo esto se disfruta aún más con la buena banda sonora que nos estará acompañando en las cinco horas que puede llegar a durar la campaña, sobre todo en los enfrentamientos más importantes.

Seguir leyendo:  Little Nightmares 2: Terror con plataformas e imágenes distorsionadas

La duración puede hacerse algo escaza. Para eliminar ese sentimiento, el juego cuenta con un par de contenidos descargables totalmente gratuitos, los cuales añaden más argumento a la historia.

Valoración
4/5

Metal Gear Rising: Revengeance es un capítulo que mantiene el “Metal Gear” en su portada porque añade más letras al intenso canon. No se debe confundir con “Metal Gear Solid” ya que estamos ante algo completamente distinto. Snake es sustituido por Raiden. La pistola con silenciador se intercambia por una katana. Los arrastres por debajo de camiones se apartan para darnos trotes a velocidad máxima. Puede ser difícil de digerir, pero es Raiden, y si lo queríamos así en Guns of the Patriots, ahora lo tenemos completamente para nosotros. Es un Metal Gear.

Algo positivo a destacar: jugablemente es muy divertido, una de las mejores mecánicas vistas en un Hack and Slash.

Algo negativo a destacar: su duración, un sigilo torpe, una mecánica de bloqueo algo complicada de dominar.

Duración: 5 horas.

Modo en línea: No.

¿Tengo que jugar los anteriores? No, aunque de haber jugado Sons of Liberty y Sons of the Patriots, se podrá introducir en la historia con mayor soltura y entender las referencias.

Disponibilidad: Playstation 3, XBOX 360 y PC.

Plataforma de reseña: Playstation 3.

Contacto

SoloJugadores es un medio autogestionado

SoloJugadores es un medio autogestionado. Si te gusta nuestro contenido, podés ayudarnos con una donación en Cafecito (pesos argentinos) o Patreon (moneda extranjera) para que podamos seguir adelante con el proyecto. ¡También es de gran ayuda la desactivación de Adblock!

Muchas gracias por estar del otro lado.

1 comentario

  1. Me encantó el juego y las variadas referencias a MGS. Los jefes tienen su personalidad definida, aunque no pegaron mucho en el listado de mis villanos favoritos, excepto Blade Wolf, cuyo diseño me encantó y su carácter lo hace muy diferente a los otros bosses.
    Súper recomendable!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.