Las películas basadas en juegos ¿son todas malas?

¿Cuál es el mejor Resident Evil? Artículo que los ordena todos los RE de mejor a peor

Fecha original del artículo: 23/02/2018

Desde tiempos inmemorables, el cine ha servido como una alternativa imposible de esquivar a la hora de contar una historia. Cada libro que lograba cierto éxito o tenía un potencial futuro, ha sido llevado a la gran pantalla. Casos como Las crónicas de Narnia, El Señor de los Anillos, El Padrino, Harry Potter, Carrie, Jurassic Park, IT, Blade Runner, y muchísimas historias más, han tenido excelentes adaptaciones al mundo del cine, han sido películas exitosas las cuales en varios casos, hasta impedían pronunciar la típica frase ‘el libro es mucho mejor’ ya que, el libro, pasaría a ser una versión distinta, ni peor, ni mejor, solamente distinta.

Seguir leyendo:  Returnal: Qué es el Reconstructor, dónde se encuentra y cómo funciona
La trilogía del Señor de los Anillos es el ejemplo perfecto de que hay películas y libros sobre la misma saga, pero incomparables. Ambos formatos conforman una obra maestra imperdible.

Los casos que te mencioné, y te aseguro que hay muchos más, son películas que tomaron el bello argumento que se tenía entre hojas y tapa dura para llevarlos de la mejor forma que permite el cine y por el cual, es considerado un arte. Esto quiere decir, que además de contarnos la historia, nos deslumbran con maravillosas escenas, planos y bandas sonoras únicas, exprimen cada apartado que el mundo cinematográfico ofrece, crearon experiencias, anécdotas y marcaron etapas en la vida de la gente y el cine mismo.

Seguir leyendo:  Total War Rome Remastered: las 8 mejores facciones para erigir tu imperio

Leer la novela del Padrino nos creará diversas sensaciones, de tristeza, de bronca, y hasta adrenalina. Imaginar cada acontecimiento crudo que lleva a cabo la familia Corleone es una fría, pero bella andanza. La película en cambio, logró transmitir esos sentimientos, pero con escenas que exprimían lo que el cine puede ofrecer, planos que, si nos ponemos a analizar, son perfectos, acompañados de unas actuaciones de alto nivel y una de las bandas sonoras que más recordaremos todos. El cine, en buenas manos, es una experiencia hermosa para disfrutar de una gran historia.

Seguir leyendo:  Mass Effect Legendary Edition: ¿Salvar a los rehenes o enfrentar a Balak? Consecuencias de la misión Asteroide X57 - El cielo se está cayendo
La novela del Padrino es increíble, pero la película es una lección de como hacer buen cine.

Si hubo una gran cantidad de libros que funcionaron con sus adaptaciones al cine ¿Qué sucede con los videojuegos?

Los videojuegos son un caso peculiar. Muchos lo relacionan directamente con el cine y por eso intentan llevar las exitosas aventuras de nuestros personajes a la pantalla grande, pero casi nunca funciona.

Si leemos una novela con una densa cantidad de páginas, y luego pasamos a su adaptación cinematográfica, notaremos que hay muchísimas cosas que se tuvieron que recortar, ya sea por presupuesto, o porque, más comúnmente, se quiere alcanzar una duración entre dos y tres horas. En ese lapso, se hace muy difícil desarrollar a los protagonistas y crear un golpe crítico hacia los sentimientos con la historia. Es por eso que las grandes películas que trascendieron son porque lo hicieron distinto, como en el caso del Padrino, aprovecharon no solo la gran historia que tenían entre páginas, sino que exprimieron lo que puede ofrecer el mundo del cine. Pero no todos los casos son así, obviamente.

Si los lectores al ver una película ponen sobre la mesa quejas como ‘A ese personaje me lo imaginaba distinto’ ‘Ese lugar no era así’ o ‘En la novela se desarrolló más esta escena’ ya se imaginarán, o, mejor dicho, estarán conmigo si digo que los jugadores también nos veremos muy desilusionados con las adaptaciones.

Los videojuegos tienen una duración promedio de diez horas. Las aventuras más complejas, que suelen ser roleras, se pueden elevar tranquilamente hasta las cincuenta. Al igual que las novelas, si ya disfrutamos de su versión original, es imposible que sintamos un agrado hacia la película.

Casos como Uncharted o The Last of Us que están en camino hacia una adaptación al cine, será bastante difícil superar las sensaciones que nos dieron los videojuegos. Ser nosotros el héroe, enfrentarnos a grandes cantidades de enemigos y superarlos mediante hazañas, pasar con sigilo a través de un grupo de infectados y salir ileso, realizar tácticas defensivas, etc. Metal Gear Solid, al tener que memorizarnos el escenario y los movimientos del enemigo para encontrar el arma que tanto buscábamos, o pasar sin hacer sonar las alarmas, es algo único que ofrece el juego. Assassin’s Creed tampoco se queda atrás, las mejores sensaciones que nos llevamos del juego son con sus movimientos y el viaje que pegamos a través del mundo que nos ofrece. Estos fueron algunos de los tantos ejemplos que podemos hallar. 

La cantidad de anécdotas que uno puede llegar a crear jugando al videojuego pueden conllevar cientos de horas, y muchas veces esa es la experiencia que se busca. Encontrar el mismo agrado por el mundo, los personajes y el desarrollo de la historia, en tan solo unas dos horas, es similar a hacer fondo blanco con un gran trago amargo.

Sin palabras.

La solución para estos casos, puede ser adaptar los videojuegos a series. Una extensa cantidad de horas para explicar y detallar cada acontecimiento, personaje y mundo en que los videojuegos nos sumergieron. O quizás es cuestión de tiempo, en algún momento le darán a la tecla y lograrán crear grandes adaptaciones al cine con las bellas historias que se nos cuentan en los videojuegos.

Hemos tenido películas que supieron llevar bien cada apartado, como Mortal Kombat o Resident Evil, aunque este último, poco tiene que ver con los videojuegos. Esa puede ser otra solución, tomar los pilares principales de la franquicia y crear una historia desde cero, con las características que el cine ofrece.

Todavía queda jugar con el prueba y error hasta descubrir cual es el mejor método para adaptar un videojuego hacia las formas de expresión más pasivas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.