Escuchanos, Konami

Fecha original del artículo: 01/06/2018

¿Recuerdan los años dorados de Konami? Cada uno de sus juegos era una obra maestra o al menos, presentaban una notable relevancia en la generación. Encontramos Metal Gear Solid -cualquiera de ellos-, Silent Hill, Castlevania o Pro Evolution Soccer. Con el paso del tiempo, todo cambió de manera drástica. 

A Hideo Kojima le gustaría crear una pelicula

Kojima, estaba en un constante tira y afloja con la compañía y terminó abandonándola, aunque algunos afirman que lo despidieron. Era la mente suprema. Mantenía encendido en fuego el nombre “Konami” con el que, cada vez que aparecía en un evento, los corazones latían fuertemente: un juego de Kojima podría anunciarse. Metal Gear Solid, su mejor creación, quedó en las manos de Konami y sin rumbo alguno. Metal Gear: Survive, intento tomar un atajo, pero finalizó perdido en un laberinto, por el momento, sin salida. 

La mejor alternativa de Konami es aprovechar un 2018 alzado por la nostalgia, donde entra en juego el mítico Metal Gear Solid 1, de la primera Playstation. Un remake de la aventura de Solid Snake exaltaría los mejores recuerdos que tenemos sobre la saga y sería una buena forma de capturar, el prestigio perdido, luego de un desafortunado “Metal Gear: Survive” 

De más está decir, que un remake de los primeros Metal Gear -MSX- sería la mejor opción, pero no es segura la garantía del triunfo -se habla mucho más de MGS1 que de Metal Gear-. Cualquiera de los dos caminos, recobraría prestigio y aprovecharía perfectamente un 2018, repleto de aniversarios y sentimientos de nostalgia. 

Tampoco nos olvidemos de “Metal Gear Rising” el Hack and Slash basado en el universo Metal Gear, desarrollado por Platinum Games -reyes del Hack and slash-. Al ser spin off, no hay problema en continuar con el argumento planteado en el primer juego -que tampoco ofreció tanto-. Es un camino que no molesta a nadie y todos validamos, ante la falta de Kojima en la dirección de la saga -en el primer videojuego, Kojima estaba en Konami, pero apenas chusmeaba el desarrollo-. 

Tráiler, capturas, noticias de Silent Hill PS4, Xbox One, PC

Siguiendo los prestigiosos nombres que mencioné al principio, encontramos Silent Hill. Coincidencia o no, la última entrega que recibimos oficialmente pasó con más penas que glorias y su redención, tomaba la mano de Kojima y su genial fuerza creativa. Por el 2014, una demo titulada “Silent Hills P.T.” inundaba internet con videos y notas periodísticas: en menos de una hora, podías elevar un sentimiento de angustia que muchos juegos no alcanzaban en decenas de horas. Silent Hill se reinventaba, ponía sobre la mesa un rejunte de mecánicas que, hasta el momento, no habían sido utilizadas de tal forma, y asimismo, tenía el apoyo de grandes figuras del cine y la televisión, como Guillermo del Toro o Norman Reedus. Al cabo de unos meses, el proyecto fue cancelado y dicha demostración, retirada de la tienda digital PSN -único medio donde fue publicada-. 

¿Cuál es el destino de Silent Hill? El mejor camino, podría ser un reboot o remake -cuidando la esencia- del primer juego: una obra maestra del terror en videojuegos. Ya lo hemos tenido, pero no movió las ansias en la comunidad. Las ganas que dejó “Silent Hills” se reflejarían en un nuevo anuncio: el público recordaría con el correspondiente cariño aquella demo que se les fue arrebatada, y pondrían la mirada en cualquier proyecto de Konami que reserve un “Silent Hill” en su portada. La esperanza por ver un juego que se aproxime a aquella, simple, pero formidable demostración, es una ventaja inigualable para la regeneración de la franquicia. 

¿Jugamos un PES? Nuestra infancia era fuertemente representada por competiciones entre amigos, llevadas a cabo en PES. Era el juego de fútbol definitivo, marcó una etapa y nos enamoró a todos. En la generación pasada, perdió la disputa contra FIFA a partir de PES 2014: mecánicas renovadas, no encontraban un punto de equilibrio, entre el realismo y lo arcade. Para 2015, FIFA se comía cual Pac-Man a PES, con una modalidad “Ultimate Team” que crecía con fuerzas. Para 2016, muchos cruzaron a la vereda de en frente, y si bien, PES iba mejorando muchos de sus fallos, el otro se aprovechaba para pulir sus mejores puntos esenciales. 

Actualmente, PES perdió la pulseada y cada año recibe un golpe bajo de su adversario: mecánicas anticuadas, pérdida de licencia, modos de juego poco llamativos. Hay muchos que siguen apoyando a la franquicia de Konami, y es que, es una opción interesante para jugar un “simulador de fútbol” pero las cosas como son: FIFA domina el campo. 

La alternativa en este caso sería optar por, lo que, para muchos, es el destino de los juegos anuales: el free to play. PES cuenta actualmente con una versión gratuita, que concede una suerte de “Ultimate Team” pero no termina de enganchar a la comunidad futbolera. Irse definitivamente por ese camino, ofrecer vastas actualizaciones, modalidades y eventos inesperados, es el mejor camino que podría tomar PES en la actualidad. 

Castlevania es otro importante nombre que se encuentra atrapado por una Konami, cada vez más resentida. Su relevancia en la industria es enorme, tenemos títulos que, desde hace veinte años, vienen ofreciendo calidad narrativa, jugable y sonora. En la generación pasada, soltaron un “Lords of Shadow” que, conformado por tres juegos, nos dio una buena probada de Hack and Slash, combinada con la historia de nuestro vampiro preferido, una grata experiencia para Castlevania. Ahora mismo, no se sabe el rumbo que tomará la franquicia. 

Podríamos esperar un reboot, o un remake de los mejores juegos que se presentaron hace veinte años -una vez más, aprovechamos el golpe nostálgico y aniversario, que lleva 2018-. También se puede optar por una entrega en Nintendo Switch -port de Lords of Shadows, por ejemplo-. 

Las opciones son muchas, pero definitivamente, es inútil dejar en la nada una franquicia tan importante como ésta cuando, de todas las mencionadas, es la que mejor quedó parada. 

Konami, una compañía que hace unos años reflejaba calidad y ahora está al borde del colapso. Es dueña de franquicias prestigiosas, pero al momento de utilizarlas a su favor, tropieza con la misma piedra: no escucha a los fanáticos y pierde el rumbo que debe tomar cada videojuego. 

El último Castlevania -Lords of Shadow 2-perdió el control jugable y algunos puntos narrativos. Sin embargo, fue un juego reconocido y un buen cierre para la trilogía. De todos los juegos, a pesar de fallar en alguna que otra cosa -que raro de Konami- es el que mejor quedó parado. 

Silent Hills, fue cancelado -suponemos que serían problemas internos, ya que no sabemos el motivo-. Pero los recuerdos de esa escalofriante demo se instalaron en la cabeza de millones de jugadores. El camino para Silent Hill es difícil de acertar. Pueden tomar un reinicio, con las bases de esa demo o renovar la ópera prima del terror. 

PES se desequilibró, sin motivo alguno, llevando la jugabilidad a un realismo que nadie exigía. Cuando intentó solucionar el problema, perdió a muchos jugadores, que se cruzaron a la vereda del frente. Es difícil que vuelvan, FIFA atrapó a la gente con un FUT cada vez más creciente y una jugabilidad que equilibra el arcade y el realismo. Más adelante, remató con lo que le faltaba: la adición de Frostbite, motor gráfico que expandió las posibilidades -un modo historia y mayor inmersión en el campo de juego-. 

Metal Gear Solid V, dentro de las quejas, fue un juego que arriesgó y siguió manteniendo calidad, pero con el retiro de Kojima, llevan la saga a un mundo post-apocaliptico ¿Qué fanático de un juego de sigilo, le gustaría que su saga tome ese rumbo? Quisieron aprovechar el título “Metal Gear” para sacar más ventas, y si bien, tuvimos un spin off como “Metal Gear Rising” que gustó bastante por más que se haya desviado del sigilo, en este caso, ni por asomo conformaba un buen juego de supervivencia: uno más del montón. 

A Konami le hace falta poner el freno de mano, antes de que siga conduciendo ebrio por la carretera. Todo lo que viene haciendo tiene un fallo grave, y gira en torno a la falta de comprensión y comunicación con la comunidad. No le queda otra que mirar hacia atrás y darse cuenta de la mina de oro que tiene: debe explotarla, reinventar cada nombre prestigioso y sacarlo adelante con calidad, valor y el apoyo indispensable de los jugadores. 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.