Please, Touch the Artwork Review – Historia del arte abstracto con humor y puzzles ingeniosos

Please-Touch-the-Artwork-indie-Thomas-Waterzooi

Review de Please, Touch the Artwork, videojuego independiente desarrollado por Thomas Waterzooi.


Cuando vamos a un museo, hay una regla universal que no se puede romper bajo ningún punto de vista: “no toques la obra de arte”. Es tan comprensible como dolorosa. Mirar, no tocar. ¿Y si quiero sentir los movimientos que atravesó el pincel sobre los lienzos? Jamás podré hacerlo, y es por eso, quizás, que adoré tanto Please, Touch the Artwork.

En este museo te piden encarecidamente que toques las obras de arte


Please-Touch-the-Artwork-Review

Please, Touch the Artwork nos abre las puertas a un museo de arte abstracto en el que se nos pide encarecidamente que toquemos las obras de arte. La creación es de Thomas Waterzooi, una ópera prima que marca con estilo propio una experiencia basada en puzzles y con mucha carga de cultura y, lo mejor de todo, sin volverse aburrida. El arte abstracto, el minimalismo y los puzzles, tres palabras que podrían funcionar como somnolientos, se fusionan con narrativas ingeniosas, relatos sobre artistas históricos y un gran sentido del humor.

Lo primero que hace el videojuego es presentarnos al que parece ser el guardia del museo, quien nos hace algunas preguntas personales para ajustar la dificultad de la experiencia: qué edad tenemos, si estamos cansados o cómo nos llevamos con los puzzles. Esto es idóneo para lo que viene después: una selección de obras de arte abstracto basadas en las pinturas de Mondrian Tales como Composition with Red Blue Yellow, New York City o Broadway Boogie Woogie, que no nos causan nada, al menos en un principio, y que una vez las tocamos ponen a funcionar el engranaje narrativo en nuestras cabezas.

Relatos a través del arte minimalista y abstracto


El arte cobra vida cuando lo tocamos. Please, Touch the Artwork presenta varios relatos relacionados con los artistas más conocidos del arte abstracto, sus obras y algunas historias originales, todas con un tono humorístico que te atrapa en un mundo de pocos colores y muchas formas, o muchas formas con pocos colores, o un exceso de ambas, e incluso con la nada misma.

La trama “detrás del arte” se desenvuelve de manera natural entre los lienzos y el jazz, con el minimalismo de la imagen que posa frente a nosotros, mientras buscamos dónde poner el dedo índice para avanzar y nos imaginamos la escena: los protagonistas, el problema, el escenario, su fantástica resolución. Los puzzles fluyen sin enredamiento y la historia del arte se lució de una manera pocas veces antes vista.

Más en Solo Jugadores:  Reseña de Darq: Complete Edition - Terror, ingenio y belleza por partes iguales

Please, Touch the Artwork ya está disponible en PC.


Sé el primero en comentar

Comentar artículo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.