La vejez en una obra maestra

GTA 3 wallpaper

Hace algunos días, me entró un sentimiento de nostalgia por la saga Grand Theft Auto, recordando decenas de momentos sucedidos en las virtuales veredas de Liberty, Vice City y San Andreas. Para saciar mis ganas de volver a una de las ciudades más emblemáticas de los videojuegos, no tuve más que entrar a Steam y descargar Grand Theft Auto 3. No sabía lo que hacía.

La primera vez que jugamos un videojuego es muy probable que sea la experiencia definitiva, en todo sentido. Más aún cuando ese videojuego lo jugamos dentro de un lapso corto desde que salió a la venta, en otras palabras, en su misma generación. Es lo que me sucedió con la saga GTA. Todos los Grand Theft Auto que jugué, los hice dentro de su generación, logrando que los gráficos, sonido, ambiente y jugabilidad me impacten y sean de mi agrado en cada momento que pasaba. Comprar un GTA era igual a comprar un pase de ida a una isla en medio de la nada, donde perdemos rasgos sociales, por unas 40 horas, mínimo. Son juegos que he disfrutado demasiado por su puesta en escena tan radicalmente distinta, aunque siendo bastante joven, poco entendía las referencias que lanzaba su controvertido guion cada dos por tres.

Es por eso, que quise volver a pisar Liberty City en GTA 3. Hacer encargos de varios personajes distintos sin que salga una palabra de la boca de nuestro protagonista. Conducir alocado, pero con miedo de caer en el agua y, hasta usar los locos trucos que le daban poderes de vuelo a nuestros vehículos.

El resultado… me encantaría poder borrarme la memoria. GTA 3 es un juego que ha envejecido, como cualquier videojuego que tiene más de una década a sus espaldas, pero con la diferencia de que, en este caso, el tiempo lo dejó en knock out.

Todo videojuego que tiene un mínimo de siete o diez años puede señalarse de envejecido. Va, el envejecimiento es el mismo paso del tiempo, pero mínimas evidencias de este se pueden notar en un título que salió hace 2 años, cuando los motores gráficos apenas son pulidos en ciertos apartados. La diferencia significativa se nota mucho más adelante, en los cambios de generación más que nada o en el principio y final de esta.

GTA 3 wallpaper

Grand Theft Auto 3 es de esos videojuegos que envejecieron, pero mal. Cuando inicie una nueva partida, note muchísimos elementos ausentes que hoy en día son imposibles no concebirlos en un mundo abierto o videojuego del tipo shooter. Claude, nuestro personaje, no apunta -o sí, pero de una manera bastante incómoda- no se agacha para mejorar la precisión y mucho menos, se cubre. Tampoco hay auto guardado, teniendo un gran miedo de jugar una misión mal, perderlo todo y no tener una partida para cargar nuestro progreso anterior. Ni hablemos de los checkpoints, si fallas, te la arreglas como podes. El mapeado de Liberty City lo recordaba inmenso. En esta partida, retomada en 2018, directamente no encontré opción para abrir mapa, por lo tanto, tampoco se pueden realizar marcas en el mismo.

Por el lado de la conducción, depende de los vehículos. Algunos tienen mejor conducción que el último The Crew, mientras que otros apenas rozan algo, se descontrolan inmediatamente. Hay lanchas, aviones, camiones y autos. La opinión generaliza la conducción en todo tipo de vehículo.

La dificultad es bastante elevada, aunque hay que tener en cuenta que lo mencionado con respecto a la jugabilidad no ayuda para nada. Destaco esto porque noto que, en escenas de tiros contra cinco enemigos, por ejemplo, es muy probable que fallemos en un abrir y cerrar de ojos la misión, mientras que, en las persecuciones desde un vehículo, basta que nos choquen un par de veces para que descarrilemos o nuestro auto explote en pedazos. Cuidado con volcar, porque las llamas no tardan en aparecer.

De gráficos no puedo opinar demasiado, es lo que más énfasis se pone para enumerar una generación. La potencia permitirá detallar más a nuestros personajes y entornos, y así, al infinito y más allá. Pero cierto es que tampoco envejecieron bien.

La mente engaña. Mi sentimiento de nostalgia fue una trampa para volver a un juego que recuerdo haber disfrutado con mucha felicidad y hoy en día no me trajo más que frustraciones constantes.

De más está decir que esto no es una crítica hacia el mítico Grand Theft Auto 3, sería inútil tildar de “hate” mi opinión cuando recalqué varias veces el disfrute que tuve antaño con el videojuego.

Este post, tiene como objetivo detallarles mi experiencia y lamentar aquellos videojuegos que el tiempo ha matado, porque nuestras malas costumbres de auto guardado, coberturas, ayudas en conducción, auto apuntado, precisiones y un largo etcétera ponen una barrera a la hora “encender” una mentalidad de hace veinte años para retomar un videojuego, en este caso, uno de los más importantes de la historia.

Contacto

3 comentarios

  1. No disiento en general, pero sí tuve una experiencia diferente con Shadows of the Colossus. El juego sigue siendo una experiencia genial en todos los sentidos (historia, jugabilidad, música, nostalgia, etc) pero, a pesar de la mejora gráfica que tuvo recientemente, está muy alejado de las nuevas tecnologías y sin embargo aún me pone la piel de gallina cada vez que tengo que enfrentarme a uno coloso.
    Pocos juegos todavía logran eso conmigo (la saga Freespace, la saga X-wing, los Monkey Island, y algunos etc más XD)

    • Para mí, no hay juegos que transmitan lo mismo que SoC en ese sentido. La sensación de debilidad al escalar un Coloso y que tengas que sujetarte apretando un botón lo más fuerte posible (como si fueran tus manos aferrándose al pelaje), sumando otros factores como, por ejemplo, el carisma de los «enemigos» es sobresaliente. Y la música, la música lo es todo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.