Lara Croft y el Guardián de la luz – Reseña

En los videojuegos, el trinomio aventura, acción y puzzles suele encontrarse con mucho gusto en dos franquicias: Uncharted y Tomb Raider. Los cazatesoros más reconocidos de la industria no solo llevan un gran tiempo entre nosotros de manera que forjaron un prestigio inigualable, sino que en reiteradas ocasiones, han sido vanguardistas en cuanto aspectos narrativos y jugables. La sensación de peligro, aventura y encanto de Indiana Jones en la pantalla grande nunca pudo haberse trasladado mejor a los videojuegos que de la mano de Nathan Drake y Lara Croft.

Uncharted 4 screenshots
Uncharted 4: el desenlace del ladrón

Pero, así como hablamos de su reinado dentro del género, para 2016, Uncharted cerró con broche de oro una saga que mediante diez años nos regaló momentos espectaculares cargados de adrenalina y emociones diversas. Lo mismo sucedió este mismo año con su sana competencia: Tomb Raider. En este caso, la franquicia lleva una medalla de veteranía mucho más audaz que Uncharted, plantando terreno desde la primera Playstation. Lo que finalizó hace poco más de un mes corresponde a la trilogia “Tomb Raider” que desde el año 2013 retomó las expediciones de Lara Croft, reiniciando la historia que conocíamos hasta el momento.

Si bien esperamos que en los próximos años tanto Uncharted como Tomb Raider retomen los relatos aventurezcos en búsqueda de tesoros malditos, hoy les vengo a recomendar un videojuego que forma parte de una de estas dos aclamadas franquicias pero que pasó muy desapercibido entre los jugadores: Lara Croft y el Guardián de la luz.

Lara Croft y el Guardián de la luz

Lara Croft y el Guardian de la luz es un videojuego de acción, puzzles y aventura con cámara isométrica lanzado en el año 2010 para PC, Playstation 3 y Xbox360. Su desarrollo lo llevó a cabo el estudio Cristal Dynamics, apuntando a una historia básica pero que pueda introducirse fácilmente dentro del canon de la saga.

Para aquel entonces, el reinicio de Tomb Raider apenas resonaba. La franquicia se encontraba en un momento algo difícil, perdiendo fuerzas por el implacable Uncharted, el cual, devoraba las ventas en Playstation 3. Lara Croft y el Guardian de la luz fue, valga la redundancia, una guarda de luz de esperanza hasta que el futuro lanzamiento en el año 2013 revolucione la franquicia y la sitúe en el lugar que le corresponde.

Xolotl se ha despertado

La historia de Lara Croft y el Guardian de la luz cae en el cliché del género pero es lo suficientemente interesante para hacer funcionar los engranajes del “aparato” entero. Luego de una descuidada expedición, Lara libera a Xólotl, una deidad antigua que amenaza con destruir el mundo entero. Nuestro objetivo, como te imaginarás, será impedir que esto ocurra.

Para eso, contamos con la ayuda de Tótec, un guerrero Maya dispuesto a acabar con Xólotl y así, resguardar la vida del planeta.

El gancho de lara y las lanzas de Tótec se complementarán perfectamente

Lo realmente interesante de este videojuego es la oportunidad de jugarlo cooperativo con un amigo. Por un lado, contamos con la opción de controlar a Lara Croft, quien dispone de sus icónicas pistolas duales y un gancho para abrir camino en ocasiones que se necesite. Por el otro, Tótec, el guerrero Maya que utilizará una lanza y un escudo para complementar las habilidades de Lara.

La cooperación entre ambos personajes será imprescindible, necesitando de uno y otro para poder avanzar. Así, en un momento dado, Lara necesitará atraer con su gancho una estructura que se encuentra fuera de su alcance, mientras Tótec bloquea con su escudo las mortíferas trampas que disparan bolas de fuego hacia Lara. Las ocasiones en que los jugadores deberán hacer uso de sus habilidades son diversas, entretenidas y en buenas cantidades.

El combate levanta la mano

Al mismo tiempo, el combate será una de las cartas más valiosas en la aventura. Con una cámara isométrica, el juego logra que el combate sea frenético, disparando, saltando y girando sin frenar.

Encontraremos insectos de tamaños aterradores intentando acabar con nosotros de manera constante y cada tanto, algún que otro jefe muy duro de pelar. Las opciones para combatir al enemigo dependerán de quien estemos hablando. Para los “esbirros” bastará con disparar, esquivar y bloquear, mientras que los jefes nos pondrán las cosas mucho más difícil, teniendo que utilizar con inteligencia determinadas estructuras en el ambiente (puzzles, básicamente) para finalizar con ellos.

Pero, el combate no solo estará presente para darnos sensaciones de peligro, sino que contribuirá al aspecto RPG del título. Mediante gemas de diversos tipos, nuestros personajes podrán mejorar sus capacidades de vitalidad y combate. Estas se podrán encontrar eliminando enemigos, rompiendo elementos del entorno o buscándolas en recovecos a la hora de realizar un puzzle. El juego busca premiarnos en cada instante de combate, exploración y puzzle, o sea, casi siempre. Decir que no lo logra sería mentir descaradamente. Cada vez que rompamos algo, resolvamos un puzzle o liquidemos un enemigo, es imposible no recibir algo a cambio.

Los escenarios tienen dos caras: una antigua y otra mística

El apartado audiovisual del título cumple perfectamente con el espíritu de Tomb Raider. La ambientación expone una cara antigua, relacionada con la cultura Maya y al mismo tiempo, mística, con enemigos y situaciones que encuentran una justificación en las maldiciones antiguas.

Lara Croft y el Guardian de la luz es uno de los mejores juegos de la franquicia Tomb Raider. Es distinto, está hecho para disfrutarlo acompañado (aunque podría jugarse completamente solo) y sobre todas las cosas, divierte. La mayor pega se encuentra en la duración: unas 6 horas como máximo y la rejugabilidad, ya que, a no ser que queramos obtener todas las habilidades, es muy difícil que sintamos la necesidad de volver a completar su campaña. Altamente recomendable si buscas una experiencia con aroma aventurezco e imprescindible si buscas un buen título para pasar el rato con un amigo.

Valoración
5/5
  • Algo positivo a destacar: Excelente juego cooperativo.
  • Algo negativo a destacar: Nula rejugabilidad y poca duración.
  • Duración: 6 horas.
  • Modo en línea: Cooperativo.
  • Disponibilidad: XBOX 360, Playstation 3, PC.
  • Plataforma de reseña: Playstation 3.
Contacto

1 comentario

  1. Tuve la oportunidad de jugarlo y me pareció genial tanto en puzzles como en acción. Su secuela, El Templo de Osiris, podía reunir hasta 4 jugadores, pero hasta el momento no pude jugarlo.
    (ya está en mi lista de deseados en Steam XD)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.