Predator: Hunting Grounds – Reseña

Tráiler de revelación del videojuego Predator Hunting Grounds para PS4, información

Desde el estreno de Predator (1987), la poderosa criatura alienígena se volvió un ícono de la cultura pop. Siempre destacó por su apariencia: postura bípeda, máscara metálica, rastas que se desprenden de su cráneo, etcétera. Pero el paso del tiempo lo terminó de reconocer como un villano increíble, con un arsenal completo en la palma de su mano.

Lastimosamente, desde 1987 no hemos recibido una sola película que ponga en buen lugar a Predator. Incluso la cinta original resulta media absurda si nos ponemos quisquillosos. Y esto puede estar desencadenando un problema: Predator fue popular hace unas décadas atrás, pero hoy en día no hay motivo para que la juventud lo tenga en un pedestal como gran villano.

Un nuevo videojuego para la poderosa criatura

Aún así, Illfonic desarrolló un videojuego, Predator: Hunting Grounds. Distribuido por Sony para PlayStation 4 y PC (a través de Epic Games Store), el título sigue el camino del lanzamiento más exitoso del estudio, Friday 13th: un multijugador asimétrico que pone a un jugador en el rol de enemigo con el objetivo de cazar a otros cuatro jugadores que juegan como un grupo indefenso buscando escapar.

En Friday 13th, la dinámica del multijugador asimétrico funcionaba a la perfección. El jugador que le tocaba el papel de villano se convertía en Jason Voorhees mientras que los demás eran torpes adolescentes intentando esconderse, armando distracciones o planeando una ruta de escape sin HUD o mapa que sirva de guía: si perdías a tus compañeros, sentías el horror en tu cuerpo.

A pesar de no ser perfecto, Friday 13th funcionaba, pero Predator: Hunting Grounds, no mucho. En la nueva producción de Illfonic se propone un solo modo de juego: multijugador asimétrico donde un jugador encarna a Predator y otros cuatro jugadores se ponen en el rol de soldados de élite. Uno es cazador, y los otros… también.

Al principio, la propuesta del videojuego era divertida. Como soldados, debíamos mantenernos unidos con nuestros compañeros a medida que íbamos cumpliendo un hilo de objetivos en una densa jungla. Hay que destacar un logro en la inmersión, escuchando pasos, salpicaduras de barro, hojas chocando por el viento y lo que más nos pone en tensión: los quejidos de Predator, sus movimientos apresurados en las ramas de los árboles o sus fuertes pisadas a la distancia.

Cazador vs Cazadores

Objetivo A, completado; Objetivo B, completado; Objetivo C, completado. Es hora de finalizar la misión con una extracción en helicóptero. A medida que avanzábamos, la IA de los soldados enemigos fue exponiendo su falencia. Son enemigos que no te hacen daño, no saben apuntar, no saben caminar, correr o cubrirse. Son simples estorbos en nuestro camino.

La partida debería encontrar su mejor momento en los combates con Predator, en ese cruce asimétrico Villano/Soldados. Debería.

Cuando jugamos como soldados, estamos atentos a la llegada del temido alienígena, a sabiendas de que cuenta con un arsenal de otro mundo que podría liquidarnos enseguida. Pero la realidad es otra: salvo que el jugador haya mejorado las habilidades de Predator, no supone un real peligro en la misión. Si se planta cuerpo a cuerpo, se lo derrota rápidamente, mientras que el uso de su armamento inicial apenas logra dañar a los jugadores.

Sí, puede suceder que uno de nuestros compañeros caiga, pero hasta el momento, nunca he perdido siendo soldado (nunca jugué en cooperativo con amigos, lo que indica que en compañía sería extremadamente fácil). ¿Será que ninguno supo manejar a Predator?

El diseño de Predator es magnífico, pudiendo modificar su apariencia como cualquiera de las versiones que se presentaron en el cine. Su control es ágil, intuitivo: hay un botón para correr, que también nos permite trepar por los árboles a gran velocidad. También hay otro para saltar enormes distancias. Pero lo más interesante son las armas que posee: cuerpo a cuerpo con sus garras o a distancia con un láser explosivo, potenciando la precisión gracias a la visión térmica.

Predator es conocido por su violento arsenal, excepto en este videojuego

Jugar como Predator es un festín para los fanáticos de las películas. La ambientación se adecua a una experiencia que replica las acciones de los personajes de las cintas: soldados que se cubrían con barro para que la visión térmica no los detectara, y el Depredador que esperaba, camuflado desde las copas de los árboles, el momento preciso para arrancar la columna vertebral de sus presas.

Sin embargo, nada es suficiente en Predator: Hunting Grounds. Cuando Predator podría convertirse en un enemigo difícil de derrotar, sus desarrolladores modificaron las habilidades de la criatura para que no esté desproporcionada ante los fusiles de asalto de los soldados. Como resultado: es imposible acercarse a la victoria.

Hay 100 niveles para subir con los personajes disponibles. Cada uno cuenta con algunas clases que pretenden cambiar el ritmo de juego: un soldado óptimo en acciones de sigilo, otro que se maneja mejor con la acción, uno que es experto en la estrategia, etcétera. Pero el sistema de progreso se derrumba cuando el videojuego no logra ni siquiera dar una buena base de entretenimiento.

¿Para qué buscar mejores armas para los soldados? El fusil de asalto inicial es suficiente para derrotar a los enemigos mal programados o tirar abajo a Predator en el caso de que decida plantar batalla.

Es más recomendable aumentar el nivel del Depredador, aunque a día de hoy, hay un serio inconveniente: Podes estar más de 15 minutos esperando (captura) para encontrar una partida disponible. El problema técnico no pudo resolverse pasada la semana de lanzamiento, desconociendo si es un problema regional (Sudamérica) o mundial. Tampoco es algo relacionado con nuestro proveedor de internet (1000M bajada/+50M subida).

De a poco, descubrimos que Predator: Hunting Grounds no llega a nada

Predator: Hunting Grounds tiene potencial como cualquier multijugador asimétrico, pero en este caso no se encontró el equilibrio entre el poder que se le atribuye a los bandos. Ser soldado se vuelve aburrido a la tercera partida, cuando sabemos los objetivos de memoria o ya recorrimos los únicos tres mapas disponibles (apenas tienen cambios visuales).

Si nos vamos al caso de Predator, con una sola partida alcanza para sentirse engañado, tomando el rol de un alienígena que se muestra enojado, pero no tiene la capacidad de reventar con un arsenal de otro mundo a un grupo de humanos.

El videojuego de Illfonic está lejos de ofrecer partidas de acción rápida, con estrategia y tensión como las que surgían en los servidores de Alien vs Predator 2. También está lejos de proponer el terror omnipresente que se siente al controlar a los adolescentes indefensos en Friday 13th o Day by Daylight.

Predator: Hunting Grounds pudo haber marcado un antes y un después en los multijugadores asimétricos, por ejemplo, aprovechando la extensión de sus mapas para ofrecer múltiples objetivos, teniendo que separar al equipo de soldados ante la búsqueda de una gran recompensa. También podría haber agregado mini-jefes para que debiliten a los jugadores en el rol de soldados, además de aumentar el poder de Predator. No se hizo nada de esto.

La experiencia se convirtió en una agonía pasadas las 10 horas de juego. Si queres jugar con Predator, tenes que preparar más de una hora de espera en el menú principal. Si elegís jugar como soldado de élite, podes encontrarte una sala con mala conexión o peor aún, partidas repetitivas hasta el cansancio: Objetivo A, completado; Objetivo B, completado; Objetivo C, completado. ¿Hay soldados enemigos? Los vencemos sin problemas. ¿Dónde está Predator? Corriendo en los árboles con miedo a que lo liquidemos. Extracción. Vuelta al menú principal.

Valoración
2/5

Predator: Hunting Grounds es un multijugador asimétrico bajo el género de acción en primera persona.

  • Algo positivo a destacar: jugando como soldados experimentamos una gran inmersión a través del sonido; Predator cuenta con un abanico de apariencias relacionado con todas sus películas.
  • Algo negativo a destacar: mucho tiempo de espera; los soldados enemigos no suponen un problema; Predator es indefenso; no se aprovecha la enorme extensión del mapa; jugar como soldado es repetitivo a partir de la tercera partida; el sistema de progreso es absurdo desde el primer minuto; todo lo que ofrece cuesta 40 dólares.
  • Duración: -.
  • Rendimiento: Correcto.
  • Idioma: español (voces y textos).
  • Accesibilidad: sin opciones.
  • Desarrolladora: Illfonic.
  • Distribuidora: Sony PlayStation Entertainment.
  • Plataformas: PlayStation 4, PC.
  • Plataforma de reseña: PlayStation 4 (slim).

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.