Devil May Cry 5 – Reseña

Pensar en un Hack and Slash es recordar el pasado. En la actualidad, con suerte encontramos algún que otro exponente del género. ¿Hay lugar para un Hack and Slash lineal en la actualidad? Las opciones para comprobarlo no son muchas, pero Capcom decidió jugar todas sus fichas a una de las franquicias más relevantes de la historia del género desarrollando Devil May Cry V, el videojuego que muchos estábamos esperando. Si queres saber que tal es la quinta entrega de esta fabulosa saga, estás en el lugar indicado. ¡Análisis sin spoilers de Devil May Cry 5!

La narrativa gira en torno a Nero, Dante y V

No se puede cargar información del blog en este momento.

Dejando de lado el espectacular DmC, el cual, nada tiene que ver con la numeración que acompaña el título de esta obra, estamos hablando de una continuación a toda regla.

La campaña, modo principal en Devil May Cry 5, arranca con Nero avistando una serie de demonios los cuales atacan nuestras tierras. Con total confianza en sí mismo, comienza a arrasar todo enemigo hasta llegar al pez gordo del asunto: Urizen. El que sería nuestro primer jefe consigue derrotarnos en un instante, prosiguiendo con una serie de cinemáticas que nos van encasillando en la narrativa.

En el argumento de Devil May Cry 5 hay varias cuestiones que abrirán cuestionantes en el jugador. La primera salta a la vista desde el menú principal: Nero cuenta con un brazo mecánico, bautizado “Devil Breaker” el cual sustituye al brazo demoníaco del último Devil May Cry numerado (Devil May Cry 4) Asimismo, se introducen varios personajes nuevos como Nico o el misterioso V, entre otros.

La narrativa atrapa y se desenvuelve utilizando como combustible la incógnita. Todo se mantendrá con intriga y los cuestionantes se irán resolviendo de a poco, acompañados con una serie de hechos espectaculares los cuales llaman al fan service, pero al mismo tiempo, les dan una mano a los jugadores completamente nuevos en la franquicia. De hecho, antes de iniciar la campaña, el juego dispone de una cinemática introductoria para ponernos al día con acontecimientos del pasado, en su correcto orden cronológico, completamente útil para refrescar ideas o para incluir un nuevo imaginario en los principiantes de Devil May Cry.

Devil May Cry 5 propone una de las mejores historias de la saga, con situaciones importantes para el Lore y un desarrollo de personajes muy bien plasmado. Aparte de Nero, las riendas de la historia las llevará V y Dante. Los tres personajes presentan una personalidad distinta, la cual será importante en su trama personal y relevante como aporte al núcleo de la narrativa principal.

Jugablemente, es un Devil May Cry sobresaliente

Teniendo en cuenta que en anteriores entregas la narrativa era uno de los apartados más descuidados, en este videojuego nos quedaremos más que satisfechos. No obstante, lo que define a un Devil May Cry es la jugabilidad. En Devil May Cry 5, tenemos a Nero, V y Dante para descuartizar demonios a diestra y siniestra, cada uno, con sus estilos radicalmente distintos entre sí.

El primero que controlaremos será Nero. Como mencioné algunos párrafos atrás, en esta entrega cuenta con un brazo mecánico (Devil Breaker) Este puede tener varios usos, como ser un cohete, un arma electrizante o una pseudo máquina del tiempo. Sus usos son limitados en dos aspectos: si el enemigo nos golpea mientras se encuentra activo, perdemos el brazo, mientras que, hasta que no perdamos el brazo, no podemos cambiar de estilo. Por ejemplo, si equipamos un brazo cohete y un electrificante, no podemos usar el segundo hasta gastar el primero, teniendo un solo uso con cada uno. Las posibilidades del Devil Breaker son extensas, dinámicas, violentas y divertidas. Cada jugador puede tener sus preferencias y utilizarlo de manera completamente distinta, todas son válidas.

El segundo personaje que tendremos disponible es el misterioso V, con uno de los conceptos más originales de la obra. Su combate se limita al uso de tres seres: un felino, un ave y un golem. A través de los botones determinados, V le dará ordenes a estos seres para que ataquen al enemigo. Mientras tanto, V se limita a dar el golpe final para eliminar al demonio de manera definitiva, ya que, de lo contrario, seguirá en pie.

Por un lado, es un personaje con un gran trasfondo táctico. Pensar como golpear, con quien, y en que momento hacerlo, es un juego siniestro ya que nuestros “compañeros” cuentan con una barra de vida la cual no podemos ignorar. Al mismo tiempo, V deberá resguardarse hasta encontrar el momento de ataque, o sea, asestar el golpe final. Si uno de estos seres muere, quedaremos desnudos frente al enemigo, teniendo como única opción contar el tiempo con una ansiedad eterna hasta que revivan.

Con V, el frenetismo se mantiene, los combates son iguales e incluso, más desquiciados que los vistos con Nero. La diferencia está en que se piensa más el cómo afrontarlos, generando un concierto de movimientos muy pocas veces visto en la saga, concluyendo en varias ocasiones con el mítico “SSS” si logramos adaptarnos a sus mecánicas.

Por último, Dante. El que fue protagonista principal durante gran parte de la saga (y lo sigue siendo de cierto modo) vuelve con una apariencia mucho más longeva, pero con el espíritu intacto. Sus armas son un mimo al alma del jugador que lo viene acompañando hace un largo tiempo mientras que sus mecánicas son el regalo perfecto para el amante del Hack and Slash.

Dante tiene variedad, sutileza, diversión, rapidez y la típica estupidez que tanto amamos. Su versión, por más años que hayan pasado tanto en nuestra temporalidad como en la ficción, es la mejor que podríamos haber recibido. Su introducción en la narrativa no se da hasta que pasan algunas horas, por lo cual, prefiero resguardar las descripciones jugables para el disfrute del jugador, asegurando más de una sonrisa.

Los jefes siguen teniendo una gran importancia

Las mecánicas de cualquiera de los tres personajes pueden potenciarse con la compra de objetos y habilidades en la tienda de Nico. Esta se encuentra al principio, mitad y final de cada capítulo, pudiendo intercambiar gemas rojas por cualquier elemento que consideremos necesario. Las gemas rojas, moneda en Devil May Cry 5, tienen una gran importancia. La utilizamos para comprar objetos, mejorar habilidades y si caemos en combate, nos permiten revivir intercambiando el número dispuesto en pantalla. Al mencionar esto, parece complicado mantener un equilibrio entre gasto y ahorro, teniendo en cuenta que son tres personajes. Por suerte, Capcom creó un videojuego tremendamente generoso en este aspecto, recibiendo miles de gemas como recompensa por eliminar a un enemigo o superar un capítulo.

La dificultad también es algo que siempre hizo ruido en Devil May Cry. Las entregas anteriores tenían su dificultad, marcada por forzar a que el jugador supere el capítulo de un tirón o que disponga de suficientes gemas doradas por si un jefe le complica demasiado las cosas. Ni hablar del egoísmo en cuanto las gemas para el intercambio por habilidades o las estrellas de vida.

En Devil May Cry 5, la dificultad disminuyó considerablemente. El cambio más notable se da por el autoguardado y los puntos de control a lo largo de cada nivel. Los objetos de vitalidad fueron sustituidos por gemas verdes que aparecen eliminando enemigos, mientras que las gemas doradas (utilizadas para revivir instantáneamente) se pueden obtener a través de un inicio de sesión diario o buscándolas en recovecos del escenario. Lo que se debe destacar como advertencia, es que en Devil May Cry 5 hay dos modos de dificultad iniciales: Humano (normal) y Cazademonios (difícil) Lo que debo decir al respecto es que esta ultima es la idónea, encontrando un equilibrio entre daño realizado y recibido. La dificultad Humano debería ser relegada a un nicho de jugadores los cuales prefieren suprimir completamente cualquier rastro de dificultad, debido a que realmente, es exageradamente fácil.

Si pausamos cada frame notaremos un rebalse de detalles

Un añadido curioso en Devil May Cry 5 es el multijugador. No estamos hablando de un “Team Deathmatch” y mucho menos, un “Hordas” En los capítulos donde se mezclan las tramas de Nero, V y Dante, puede darse la casualidad de que cada uno de esos personajes sean controlados por un jugador aleatorio. No podremos interactuar con ellos en el momento, pero sí al final de cada nivel, dándole un puntaje al jugador que consideramos ágil y regalándole de esta forma, una gema dorada.

Con más de diez capítulos, Devil May Cry 5 nos pondrá en entornos completamente lineales, ofreciendo una mínima libertad para poder explorar en busca de zonas secretas, donde se pone a prueba la capacidad del jugador para luchar con los demonios. El progreso se lleva bien, con enemigos que van mejorando sus habilidades y aumentan su dificultad al tiempo que nosotros, tendríamos que contar con ciertas capacidades para plantarles cara. Lo mejor de esto es que no sentimos que haya un arma o habilidad que supera a todas las demás. El juego permite que cada jugador se adapte a su estilo y pueda aplicar las mecánicas de la manera que considere correcta.

En cuanto el diseño artístico, podemos mencionar que bebe mucho del arte visto en DmC, donde los colores tienen un gran protagonismo en la construcción del escenario. Asimismo, vuelven los entornos tétricos que tanto caracterizaron a las entregas numeradas.

Los enemigos muestran una apariencia violenta y los protagonistas fueron diseñados con un fotorrealismo el cual eleva la catarsis de las cinemáticas. El motor gráfico de Resident Evil es el maravilloso culpable del espléndido poderío gráfico de esta obra, con detalles increíbles en los demonios, protagonistas y escenarios. Es, por motivos obvios, el Devil May Cry más vistoso hasta la fecha. En consolas el videojuego corre perfectamente, sin bajones de frames ni en los momentos donde el multijugador se activa.

El sonido es impecable. Los gruñidos de demonios, el filo de una espada o el crujido del entorno deteriorado, sumergen al jugador en un océano de emociones. Al mismo tiempo, la música es otro apartado más que importante en Devil May Cry 5, donde cada personaje tiene una banda sonora que lo destaca y se engancha con su estilo jugable. En las escenas de Nero predomina una música electrónica, con V se acomoda una melodía más clásica mientras que con Dante regresan las composiciones metaleras que tanto marcaron el ritmo de la franquicia. El trabajo en cuanto sonido es magnífico, no hay ningún reproche al respecto.

Al completar el juego, podemos volver a comenzar la campaña en una dificultad superior, desbloqueando nuevas habilidades o armas. La rejugabilidad es uno de los puntos flojos del juego debido a que no ofrece ningún incentivo para volver a completar la campaña. De todas formas, dispone de una duración que oscila las 15 horas de juego y puede expandirse aún más si se procede a encontrar todos los secretos que esconde cada escenario.

Valoración
4.5/5

Devil May Cry 5 es la mejor entrega de su saga en años. Toma lo mejor de DmC y pone un punto y aparte a lo que recordábamos de videojuegos anteriores. Un Hack and Slash puro, destacando su jugabilidad y narrativa, lista para que disfruten los fanáticos y se introduzcan de la mejor manera posible los principiantes. Sí, los Hack and Slash lineales siguen teniendo lugar en la actualidad y Devil May Cry 5 es la evidencia perfecta de ello.

  • Algo positivo a destacar: la disposición de tres personajes evita que se torne una experiencia monótona.
  • Algo negativo a destacar: la dificultad “normal” es ridículamente fácil. Además de la campaña, no hay un fuerte componente rejugable.
  • Modo en línea: sí.
  • Duración: entre 15 y 20 horas como mínimo.
  • ¿Es necesario jugar los anteriores? Es posible introducirse a partir de esta entrega, pero es un videojuego inundado de referencias y hechos de entregas anteriores.
  • Rendimiento: sin problemas, muy bien optimizado.
  • Disponibilidad: Playstation 4, Xbox One y PC.
  • Plataforma de reseña: Playstation 4.
  • Ayuda a que Solo Jugadores pueda seguir creando contenido, con Patreon.
  • Seguí al autor en Twitter.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.