Bulletstorm: Full Clip Edition – Reseña

En los últimos años, los shooters en primera persona recibieron sacudidas por todos lados. Debates como “guerras futuristas o históricas” “entornos lineales o abiertos” “enfoques en la historia o el multijugador” Son algunos claros ejemplos de la relevancia y fragilidad que tiene el género de FPS en la actualidad.

Tal es así, que videojuegos como Wolfenstein: The New Order o DOOM, encendieron un capricho que parecía haberse apagado hace varias generaciones atrás: querer jugar un shooter puro. No importa si hay un buen sistema de coberturas, una progresión rolera o entornos abiertos con disponibilidad de contenido adicional. Solo queremos pegar tiros a todo lo que se mueva.

Y funcionó, hoy en día son franquicias que se ganaron un gran afecto por aportar juegos divertidos y sin demasiadas complicaciones. A la vieja escuela, como aquél clásico Duke Nukem, Doom, Quake o Wolfenstein con el que muchos de nosotros nos introducimos en el pequeño gran mundo de los shooters.

Si te sentís identificado con el grupo de jugadores fieles a los “old-shooters” y sobre todas las cosas, sentís un fuerte cariño por las nuevas versiones de DOOM o Wolfenstein, te vengo a presentar un excelente videojuego que, lamentablemente, pasó desapercibido por muchísimas personas: Bulletstorm (edición full clip edition)

La historia de Bulletstorm es irritante, pero por suerte es lo que menos nos interesa.

Creado por el estudio People Can Fly, Bulletstorm es un shooter en primera persona lanzado en el año 2011 y con el claro objetivo de ofrecer una experiencia relajada en exigencias comunes que tenemos los jugadores para cualquier videojuego promedio y potenciada en aspectos jugables lo suficiente como para divertirnos.

Bulletstorm nos introduce en una historia de ira, venganza e insultos cada dos líneas. En ocasiones, el contenido violento verbal es tan continuo, que opaca los diálogos importantes para meternos de lleno en la historia. Y probablemente ese sea el objetivo.

Un argumento en el que somos un tipo cargado de testosterona, con una escopeta pesada y con muchas ganas de aniquilar al antagonista rebalsado en ego, ya lo vimos, demasiadas veces. Porque si bien la narrativa cumple para mantenernos enganchados las horas que dure la aventura, los tiros van para otro lado.

El combate es rápido y dinámico, una experiencia fresca aunque no lo parezca

La jugabilidad de Bulletstorm nos entrega en la mano un arma cualquiera, ya sea fusil de asalto, escopeta, pistola o fusil de francotirador y nos introduce en un escenario repleto de enemigos con una locura que los empujará a querer matarnos sin piedad. La solución es empezar a disparar, y en eso, Bulletstorm funciona a la perfección.

Los enfrentamientos son constantes y rápidos, en ningún momento te frenarás para pensar una estrategia o abordar la escena con otras opciones menos agresivas. No, acá se dispara a todo lo que se mueva y cuando no haya balas, un lazo que sale de nuestra muñeca nos traerá a los enemigos para que podamos catapultarlos con una patada, o una trompada, da igual.

Los escenarios son fabulosos y en sus recovecos esconden trampas mortales

El entorno contribuye a esta visceral aventura. En ocasiones, algunos objetos servirán como armas, las paredes ayudan a estampar a nuestros enemigos, al igual que las plantas, como un cactus, o un barril explosivo para reventar una base. Cada muerte, sea con un arma de fuego o con objetos del entorno, lanzará en la pantalla un puntaje, un sistema arcade que indirectamente nos empuja a ser más creativos con las muertes a medida que avanza la historia.

El enfrentamiento es directo, a distancias cortas, medianas o largas. Nunca se detiene. Los enemigos crecerán en volumen y con el paso de los capítulos en agresividad, al igual que nosotros y los escenarios. Es un juego que te lleva de la mano y te señala que todo está ahí por algo… para que lo destroces a tiros.

El sonido es otro componente que ayuda a que la aventura se desenvuelva con cada vez más agresividad. El acompañamiento musical se acelera en los tiroteos y más aún cuando la presencia de un jefe final es inmediata.

Si el sistema de puntajes era divertido en single player, con amigos lo será aún más

Lo que se echa en falta es la adición de un modo cooperativo para la campaña, algo que definitivamente no veremos nunca, a no ser que llegue una secuela. La única forma de disfrutar junto a nuestro grupo de amigos la locura que supone Bulletstorm es en un modo el cual se presenta como una suerte de “modo hordas” para unirnos con hasta tres jugadores y reventar enemigos hasta la muerte. El objetivo es recopilar la mayor cantidad de puntos y con estos, adquirir mejoras para nuestro equipamiento y así sobrevivir el mayor número de rondas posibles. La disponibilidad de desafíos en medio de la partida logra que cada ronda sea distinta a la anterior y más aún cuando piden la cooperación entre dos o más jugadores: atraer un enemigo con el lazo, pegarle una patada y que el compañero le dispare en el aire, por ejemplo.

Valoración
4/5

Bulletstorm es un shooter que tacha las exigencias más comunes hoy en día. Lo importante es disparar al enemigo, avanzar en la aventura, hacer la mayor cantidad de puntos posibles y divertirse, sobre todo lo demás. Ese es el mensaje de Bulletstorm y lo transmite con creces. Un juego oculto desde que salió a la venta pero altamente recomendable para aquellos amantes de los FPS.

Algo positivo a destacar: la creatividad dispuesta para cada combate.

Algo negativo a destacar: se echa en falta una modalidad coop en la campaña.

Modo en Línea: Sí, cooperativo.
Duración: 7 horas.
¿Debo jugar los anteriores? No, es único.
Disponibilidad: Playstation 3, Playstation 4, XBOX One, XBOX 360 y PC.
Plataforma de reseña: Playstation 4

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.